Aragón
Suscríbete

Becton coloca la primera piedra de una fábrica que producirá 400 millones de jeringuillas al año y que estará operativa en 2023

Cumple su cronograma, invertirá 66 millones en la primera fase y creará 150 empleados, que cuadruplicará para 2030 cuando complete la planta de Empresarium.

Colocación de la primera piedra en Becton Dickinson Zaragoza.
Colocación de la primera piedra en Becton Dickinson Zaragoza.
Oliver Duch

La multinacional norteamericana de material sanitario Becton Dickinson (BD) ha puesto este martes la primera de su planta de fabricación de jeringuillas de última generación en el polígono Empresarium de Zaragoza, cuya primera fase estará lista en 2023 y dará empleo inicialmente a 150 trabajadores tras un desembolso de 66 millones de euros. Para entonces, estará lista la planta y las primeras líneas de producción de componentes para jeringas precargables y sistemas de seguridad para prevenir lesiones por pinchazos de aguja,  destinados tanto a los sanitarios como a los pacientes. La planificación pasa por ir ampliando la capacidad hasta llegar a fabricar 400 millones de jeringuillas al año y 1.500 millones de componentes en 2030.

El movimiento de tierras comenzó el pasado verano en las ocho parcelas adjudicadas en mayo por el Ayuntamiento de Zaragoza por 3,1 millones más IVA, que ocupan una superficie de 102.421 metros cuadrados junto al eje de la carretera de Castellón.

El cronograma se está cumpliendo a rajatabla y la previsión es iniciar la construcción del complejo antes de fin de año, que se desarrollará en cuatro fases con un montante total de 206 millones. Las instalaciones, que ocuparán 30.000 metros cuadrados, se completará en 2030 con una inversión adicional de 140 millones y para entonces contará con una plantilla de 600 personas, especializada en fabricar jeringuillas precargables de vidrio para la industria farmacéutica europea.

El vicepresidente ejecutivo y presidente de BD Medical, Alberto Mas, ha explicado en el acto que la elección de Zaragoza se ha debido "a las condiciones óptima que ofrece la ciudad, a las sinergias con las instalaciones de Fraga y a los resultados y excelente comportamiento de las plantas que existen actualmente en España".

El vicepresidente ejecutivo de Integrated Supply Chain de BD, Alex Conroy, ha indicado que la unidad de negocio de jeringuillas supone una facturación de 1.800 millones "en pleno crecimiento" y que la inversión en curso para expandir su capacidad de fabricación en cinco plantas repartidas por Estados Unidos, México, Japón, Hungría y Francia ronda los 1.200 millones.   

Conroy ha asegurado que la fábrica de Zaragoza cumplirá los máximos estándares de seguridad, alta tecnología y ecoeficiencia. Las jeringuillas se venderán a la industria farmacéutica, que las cargará con vacunas contra la covid, la gripe o pediátricas. "También servirán para tratamientos de enfermedades crónicas como la diabetes, la artritis reumatoide o cáncer", ha añadido. 

Al acto han acudido los máximos responsables de las dos instituciones que han facilitado la instalación de Becton en la capital, tanto el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, como el presidente aragonés, Javier Lambán, acompañados por el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, el vicepresidente de la DGA, Arturo Aliaga, y la consejera de Economía, Marta Gastón

El alcalde, que ha intervenido en español e inglés, ha agradecido la labor del presidente de CEOE-Aragón, Ricardo Mur, quien le dio la "primera noticia" de que BD buscaba ampliar su presencia en Aragón hace poco más de un año. Azcón ha recordado los contactos y negociaciones con la empresa que desembocaron en un acuerdo a principios de 2021 y ha destacado el "esfuerzo de colaboración y la agilidad administrativa" para hacer hoy posible la primera piedra. "Es la visualización de una ciudad abierta a la inversión y a la creación de empleo", ha remarcado.

Por su parte, el presidente aragonés se ha encargado de cerrar el acto con una intervención en la que ha recordado que también se pusieron a disposición de Becton, cuya planta en Zaragoza declaró de interés autonómico para facilitar su implantación. Javier Lambán ha defendido la necesidad de una "reindustrialización real y efectiva de Europa" y que esta planta va en la línea de la recuperación de la soberanía económica.

Igualmente, ha incidido en la importancia de la industria médica-farmacéutica en Aragón, un sector estratégico que cuenta ya con 4.000 empleos  y al que se quiere respaldar con la apuesta por la FP para dotarla de mano de obra cualificada. Lambán ha aludido al parque tecnológico que se pretende crear en San Mateo de Gallégo, en el polígono Río Gállego II, aprovechando el tirón de contar ya con Certest Biotec en sus instalaciones 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión