Aragón
Suscríbete

aragón 

Fin a los exámenes de recuperación de la ESO: "Pueden desaparecer bastantes academias"

Los cambios legislativos "desconciertan" al sector en Aragón, que ya arrastraba dificultades a raíz de la pandemia. "Es muy difícil generar en nueve meses el volumen de negocio de un año", advierten.

Isabel Benito (con mascarilla rosa), directora de Operaciones del grupo Enseñalia, junto a otros compañeros de la compañía, este lunes en Zaragoza.
Isabel Benito (con mascarilla rosa), directora de Operaciones del grupo Enseñalia, junto a otros compañeros de la compañía, este lunes en Zaragoza.
Enseñalia

Las repescas que se realizaban en junio o septiembre -según los territorios y las decisiones tomadas por las distintas consejerías educativas- en la Educación Secundaria Obligatoria ya son historia. Desde este curso escolar ya no habrá pruebas de recuperación para los estudiantes que suspendan alguna asignatura en los exámenes finales de cualquiera de los cuatro años que componen la ESO. 

El Gobierno central tiene previsto llevar este martes al Consejo de Ministros el proyecto de real decreto por el que se regula la evaluación, promoción y titulación en la Educación Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, documento que elimina las pruebas de carácter extraordinario en la ESO desde este curso 2021-2022, según han informado este lunes a Europa Press fuentes del Ministerio de Educación y FP. A partir de ahora, serán los profesores que dan clase al estudiante de ESO, reunidos de manera conjunta, quienes decidan si el alumno pasa o no pasa de curso, sin tener como baremo determinante para ello el número concreto de suspensos, como sí ocurría hasta ahora (solo se podía pasar con un máximo de tres). 

En Aragón los exámenes de recuperación eran en el curso 2020-2021 a finales de junio, apenas unas semanas después de la evaluación final. La convocatoria se adelantó por la decisión de algunas comunidades de anticipar a julio la EVAU extraordinaria.

La decisión del Ministerio -tomada después de que el dictamen del Consejo de Estado a la norma considere que dejar a cada comunidad tomar la decisión generaría desigualdades- afecta directamente a los centros y academias de enseñanza que viven del apoyo escolar adicional al alumnado en España

En la Comunidad aragonesa, David Ariño, subdirector general de Grupo Piquer, destaca que lo que más "desconcierta" al sector son los cambios legislativos. "Lo que más nos afecta es que están rebajando mucho los niveles de exigencia. Si realmente hubiese una cultura del esfuerzo y el trabajo continuado no habría problema; pero el hecho de que el aprobado se obtenga con mucho menos esfuerzo afecta a todo el sector de la enseñanza no reglada", apunta el directivo, que habla de un problema "mucho más global".

David Ariño, subdirector general de Grupo Piquer, imparte una charla del programa Escuela Activa en Maluenda, antes de la pandemia.
David Ariño, subdirector general de Grupo Piquer, imparte una charla del programa Escuela Activa en Maluenda, antes de la pandemia.
Grupo Piquer

Cuando Grupo Piquer empezó en Aragón allá por 1984 su única actividad era esa, las clases de apoyo. Sin embargo, la compañía  -con una plantilla de 80 personas entre todas sus empresas- lleva tiempo diversificando y, además de la enseñanza no reglada (en Primaria, Secundaria, Bachillerato y universitarios), cuenta con un área de formación ocupacional y otra de apoyo a las compañías (con formación de equipos directivos y servicios más específicos). "Si esto (la supresión de los exámenes de la ESO) nos hubiese ocurrido ese año hubiese sido un grave problema. Desde hace muchos años diversificamos y también llevamos año y pico trabajando mucho en todo lo que es la formación 'online' con alcance nacional: hemos hecho casi 2.000 vídeos", resalta. 

Ariño habla de un sector "tocado" por muchos factores, en el que el cambio introducido por el Ministerio que dirige la aragonesa Pilar Alegría puede ser la puntilla para algunas academias. "La situación de pandemia ha dejado a muchas empresas con bastantes dificultades y si luego el mercado te lo cambian legislativamente y te van haciendo modificaciones sí que pueden desaparecer bastantes academias en Aragón", pronostica el subdirector general de Grupo Piquer, quien apunta a que las compañías tendrán que reconfigurar su actividad (no es su caso al trabajar en tantos campos). "Por ejemplo, se tendrán que reenfocar haciendo extraescolares. Cada una tiene que ver hacia dónde puede dirigir su negocio", añade.

Un trabajo más estacional

También Rosa Estaún, una de las socias de Ah!cademia abierta en Zaragoza en 2008, se refiere a los graves prejuicios económicos que puede ocasionar en el sector el fin de los éxamenes de septiembre. "Para muchos supondrá la quiebra. Es muy difícil generar en nueve meses el volumen de negocio de un año; supone trabajar muchísimo menos en verano", afirma, al tiempo que hace hincapié en que esta actividad no es un negocio. "Nosotros (son cuatro profesores) tenemos claro que esto es vocacional, no es para ganar dinero", dice.

Rosa Estaún, una de las socias de Ah!cademia, este lunes en Zaragoza.
Rosa Estaún, una de las socias de Ah!cademia, este lunes en Zaragoza.
Ah!cademia

Estaún espera que a ellos no les afecte mucho porque trabajan "muy bien" durante todo el año (además de apoyo escolar en Primaria, Secundaria y Bachillerato preparan las pruebas a la Universidad y cuentan con ciclos formativos). "Será más estacional y, seguramente, tendremos que cambiar el periodo de vacaciones", avanza.

"Los alumnos se han incorporado este curso mucho antes a la academia. Los padres han pensado que los chicos tienen que empezar a aprobar desde el principio"

Lo que sí ya han notado en Ah!cademia es mayor carga de trabajo desde el inicio del curso escolar, ya en septiembre. "Los alumnos se han incorporado mucho antes a la academia, cuando lo normal es esperar a los primeros exámenes -cuando llegan los primeros suspensos- para acudir a clases de refuerzo. Como se sabe que no va a haber recuperaciones en septiembre, creo que los padres han pensado que los chicos tienen que empezar a aprobar desde el principio. El curso pasado fue un auténtico caos. Terminaron los exámenes a finales de mayo y principios de junio, y en casi ningún centro (trabajamos con muchos de Zaragoza) se ofrecieron durante esas clases de junio refuerzo para que los chavales pudiesen superar en tres semanas las materias que no habían aprobado por evaluaciones", sostiene.

Por su parte, Isabel Benito, directora de Operaciones del grupo Enseñalia en Zaragoza, resalta que lo que más les preocupa es el "problema de base" académico de los alumnos. "Sobre todo en matemáticas, lengua e inglés, que son las materias que más dependen de lo que han estudiado en años anteriores. Si pasan con lagunas llegará un momento en que tendrán tantas que será insostenible el curso que hagan en ese momento. Si han ido suspendiendo todo el año y en el último momento pasa de curso, el padre debe ser consciente de que no ha adquirido todos los conocimientos necesarios", indica.

En este punto, Benito cree a la larga los alumnos que no reciban ese apoyo escolar lo tendrán que tener al año siguiente. "Igual hay mayor demanda en invierno, aunque es demasiado pronto para verlo", aventura.

"Si han ido suspendiendo todo el año y en el último momento pasan de curso, el padre debe ser consciente de que no ha adquirido todos los conocimientos necesarios"

Este curso escolar, la demanda es igual a la de otros años en grupo Enseñalia. Sin embargo, los meses de estío bajó al no haber ya recuperaciones en septiembre en Secundaria en la Comunidad y tuvieron que cambiar el formato de la Escuela de Verano. "No hicimos grupos diferenciados de asignaturas y cursos, y trabajamos en el aula de estudios en lo que cada escolar necesitaba reforzar. El perfil genérico en Secundaria es el alumno que no estudia y en el Bachillerato, el del alumno que necesita mayor nota en alguna de las asignaturas", apunta Isabel Benito.

Esa situación les ha afectado lógicamente a la facturación, pero al tener otras ofertas educativas (viajes al extranjero, idiomas, oposiciones, programación e informática, entre otras) la medida de Educación no les perjudica tanto como en el caso de academias que solo están especializadas en apoyo escolar.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión