Aragón
Suscríbete

aragón

Voluntariado: muchas formas de ayudar

Ambiental, cultural, deportivo, educativo sociosanitario, internacional de cooperación al desarrollo, social, ocio y tiempo libre... muchos son los ámbitos de acción del voluntariado en Aragón, que atrae cada vez a más jóvenes en una región solidaria con los otros.

Aragón es una comunidad solidaria con los otros.
Aragón es una comunidad solidaria con los otros.
Laura de Luis

Todas las semanas, desde hace ya 17 años, el zaragozano Raúl Blasco, de 40 años, acude a dirigir el entrenamiento del equipo mixto de fútbol sala de la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme). Reconoce que esta labor de voluntariado deportivo le beneficia más a él que a la gente que acude dos veces a la semana a esta actividad, que por cierto siempre ha tenido una buena acogida. "Te da mucha satisfacción el sentir que estás usando tu tiempo libre para algo de utilidad, que es la integración y el eliminar el estigma de las personas con una enfermedad mental. Me atrevería a decir que te abre mucho la mente: te ayuda a priorizar muchas cosas, a relativizar tu vida, a ver otras realidades, a tener mucha empatía con todas esas personas... Al final te reporta humanidad", destaca.

Raúl es uno de los miles de aragoneses que hacen alguna labor de voluntariado, que abarca un amplio abanico de actuaciones: social, internacional de cooperación al desarrollo, ambiental, cultural, deportivo, de ocio y tiempo libre, comunitario, de protección civil y educativo sociosanitario. Así lo recoge la Ley del Voluntariado de Aragón de 2018, que vino a organizar y definir esa acción voluntaria.

"La ley ha reconocido tipos de voluntariado que ya existían; antes solo incluía el social. Es una actividad que se realiza en una entidad sin ánimo de lucro por razones de solidaridad y sin una contraprestación económica. El que haya una oenegé detrás proporciona que los voluntarios tengan cobertura legal: unos derechos y deberes totalmente garantizados. Hay que diferenciar lo que es una iniciativa ciudadana, que ante situaciones de emergencia como la pandemia hemos visto cómo han surgido para dar una respuesta rápida a una necesidad social, y lo que es voluntariado", aclara Ana Gracia, técnico de la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, que engloba a 95 entidades (sobre todo de voluntariado social).

Aragón es una comunidad solidaria en la que, tras el parón inicial provocado por la covid, las entidades que se dedican al voluntariado están viviendo un momento "muy interesante" con la incorporación de nuevas personas. Según datos de la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, la región contaría con 35.000 voluntarios. "Estamos en la media nacional: entre un 5-10% de la población. Y siguiendo un patrón de personas de unos 40 años, mujer y con una situación de vida estable, que es el perfil que se dibuja del voluntariado a nivel nacional. Las personas mayores se interesan más por programas de acompañamiento en general y las más jóvenes, por temas de ocio y tiempo libre (tanto infancia y juventud como discapacidad) y también medioambientales y de protección animal", señala Ana Gracia.

Por su parte, Charo Viela, responsable de Voluntariado del Ayuntamiento de Zaragoza, habla de un giro en el perfil. "Antes era gente mayor -jubilada y prejubilada- y ahora vemos una leve bajada de media de edad. Tenemos más universitarios y personas de mediana edad que pueden participar en muchos más abanicos de actividades y colaboraciones. Además, estamos en aumento de voluntarios: en estos momentos rondamos los 4.700", apunta Viela, que hace hincapié en que desde el Consistorio se trabaja directamente con ellos. "Les ponemos nombres y apellidos. Es un voluntariado directo: vienen a nuestra oficina y no hay ninguna entidad intermedia. Se hacen voluntarios del Ayuntamiento", explica.

"El Ayuntamiento de Zaragoza tiene un modelo de voluntariado directo y reciben formación anual"

Un plus para el voluntario

Asimismo, estos voluntarios municipales reciben una formación anual, aunque no es obligatoria. "Este año la han tenido en distintas áreas: sanitaria, intersocial, etc. Es un plus para esa persona; le sirve para todos sus perfiles", destaca Charo Viela, quien también comenta que durante la pandemia observaron que hacían falta otras posibles colaboraciones. "Más del lado asistencial, de atención a la persona mayor... Ahí es donde estamos trabajando y volcando un poco todos los esfuerzos. Estamos reabriendo las nuevas fases de proyectos que estuvieron paralizados", detalla.

A la hora de hacerse voluntario municipal, el ciudadano en cuestión elige una serie de preferencias y también depende del tiempo del que dispongan para esa actividad solidaria. "Por ejemplo, Casa Amparo, que es más asistencial, exige una rutina y constancia mayor que una acción puntual, como puede ser colaborar con la maratón", dice la responsable de Voluntariado del Consistorio zaragozano. "No hay un tipo de voluntariado que se demande más que otro", añade.

En el caso de la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, que este 2021 cumple 40 años de andadura, muchos de los ciudadanos que hasta ella se acercan desconocen el ámbito por el que decantarse. "Saben que quieren ayudar pero no conocen muy bien hacia qué dirigirse y se sorprenden al ver que el mundo del voluntariado es tan amplio y hay tantas posibilidades. Nosotros hacemos reuniones informativas y les explicamos en qué consiste ser voluntario, qué derechos y deberes van a tener, qué compromiso van a adquirir y les damos las posibilidades de voluntariado que nos hacen llegar las entidades que pertenecen a esta red de trabajo. Lo importante es que cada uno encuentre el adecuado", afirma Ana Gracia.

"El voluntariado 'online' ha surgido en pandemia y, de momento, en algunos casos se están manteniendo"

Por otro lado, a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus hay voluntariado que se puede hacer 'online'. Esta técnico pone como ejemplo a la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón (Aspanoa), que realiza actividades de ocio y tiempo libre a distancia para menores hospitalizados. O a la Fundación Rey Ardid, que en los meses más duros de confinamiento acompañó a personas mayores a través del teléfono. "Son nuevas formas de voluntariado que han surgido en pandemia y que, de momento, en algunos casos se están manteniendo. Y también hay voluntariado administrativo, que incluye ayuda directa a las oenegés en temas contables, de imagen...", explica.

Mientras Charo Viela apunta: "Ojalá hubiera más gente como los voluntarios. Dan todo su tiempo y más; tienen un corazón enorme".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión