Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón tendrá un presupuesto de 7.444 millones que busca garantizar los servicios básicos y relanzar la recuperación

La inversión se refuerza hasta los 778 millones y supone un 10,45%. Destina 144 millones más a la creación de riqueza y empleo. 

Carlos Pérez Anadón, consejero de Hacienda entrega los presupuestos 2022 a Javier Sada, presidente de las Cortes
Carlos Pérez Anadón, consejero de Hacienda entrega los presupuestos 2022 a Javier Sada, presidente de las Cortes
José Miguel Marco

Aragón tendrá el segundo presupuesto más elevado de sus historia, 7.444 millones de euros, impulsado por los fondos Next Generation, con los que "se garantizan los  servicios básicos del Estado del bienestar y se apuesta por el nuevo desarrollo económica en Aragón". Así lo ha indicado el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, que espera que entren en vigor el 1 de enero de 2022 y ha destacado que el gasto en inversión se dispara un 10%, hasta alcanzar los 778 millones de euros. Entre las obras a desarrollar figuran los dos hospitales de Teruel, a los que se destina en total 68 millones de euros, el Hospital San Jorge, con 4,2 millones; hay 4,1 millones para el centro de salud del Barrio Jesús y se empezará a redactar el proyecto para el del Perpetuo Socorro. También hay 250.000 para el inicio de obras en el centro de salud de Barbastro y 16,6 millones para la compra de material.

Es , de hecho, Sanidad el departamento con más peso en el presupuesto, 2.242 millones, seguido por Educación, con 1.140,5 millones y Ciudadanía y Derechos Sociales, con 447, se encargan de la protección social. El proyecto de presupuestos reserva 32 millones para el colegio María Zambrano, el Parque Venecia, Valdespartera 3, Soledad Puértolas, Julio Verne, San Jorge, Rosales del Canal, Val de Atalaya y el nuevo colegio de Casetas

Pero, sin duda, el esfuerzo se va a centrar en las consejerías encargadas de pilotar la recuperación, que crecen 144 millones para impulsar la competitividad de las empresas, el crecimiento económico y el empleo.

Las cuentas de 2022 son también las segundas que se elaboran bajo los efectos directos de la pandemia de coronavirus, si descontamos la reelaboración a la que hubo que someter las cuentas de 2020 después de que estallara la crisis sanitaria, por lo que vuelven a participar de un carácter extraordinario y atípico.

La nueva realidad social que ha traído aparejada la covid, "ha multiplicado las necesidades, ha suspendido las reglas de estabilidad presupuestaria y ha generado un escenario desconocido frente al que el Gobierno de Aragón ha desarrollado el trabajo, la cohesión y la solidez necesarias, que le han proporcionado la confianza y eficacia imprescindible para hacer frente a la excepcionalidad que ha afectado a todos los órdenes de la vida", según aseguran desde el Gobierno .

Los presupuestos que regirán el año próximo, "sin descuidar la protección de la población y su acceso a los servicios básicos del bienestar", se orientarán fundamentalmente al crecimiento de la riqueza. Y lo harán, a través de una transformación económica justa, que no solo debe permitir la recuperación del músculo perdido por el tejido productivo aragonés, sino que debe orientar a la comunidad autónoma hacia un nuevo ciclo económico y hacia una nueva estrategia productiva, sin duda, social, verde y digital, pensada para dar oportunidades a la población más joven y ser más inclusiva.

Su elaboración se ha realizado en un momento de enorme incertidumbre y volatilidad de la economía mundial. El elevado precio de la energía, los problemas de suministro globales, la escasez de conductores, que han paralizado la producción de bienes y servicios, ha hecho que las perspectivas de crecimiento en buena parte del planeta hayan frenado en seco, azuzadas además por una inflación creciente. No obstante, desde la DGA se considera que todas estas amenazas "se han encontrado con una economía aragonesa con capacidad de resistencia" (por encima de la media española, tal y como afirma el Informe Económico 2020, que elaboran la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio de Zaragoza e Ibercaja) y "preparada para afrontar estos fenómenos adversos y transitorios, como definen algunos expertos, hasta que vuelva a ser posible la normalización y la expansión".

La estructura de las cuentas para 2022, las segundas cuentas más altas de la serie histórica de Aragón, combina la recuperación paulatina de las cifras ordinarias de los presupuestos previos a la pandemia, (por la retirada de los fondos extraordinarios del Gobierno de España), con la acción expansiva asociada a los fondos Next Generation (React-EU y MRR), encargados de la tarea revitalizadora de la economía.

De esta manera, las cuentas de 2022, conformadas por 6.080 millones de gasto no financiero y 1.364 millones de gasto financiero, se perfilan, dicen desde Hacienda. "en un instrumento fundamental para gestionar la salida de la crisis y apostar por un futuro más prometedor, son unos presupuestos que contemplan las necesidades de todos los sectores y por ende de todos ciudadanos"

Por lo que respecta a los gastos, destaca el crecimiento del capítulo I, el que tiene que ver con el personal directo de la Administración en 43,5 millones hasta alcanzar los 2.504 millones. En esta tendencia se refleja la evolución normativa de la subida de los salarios públicos y, todavía, las exigencias de la Covid.

Los gastos en Bienes y Servicios fueron uno de los ámbitos en los que más repercutió el trabajo de contención del gasto del Gobierno de Aragón, pese a que experimentó una fuerte subida para atender a las necesidades de la crisis sanitaria. Así, las cifras de 2022 alcanzan los 916,9 millones, por debajo de los mantenidos en 2021.

El descenso de 15 millones (8,81%) de los gastos financieros que deja la cifra total en 157,6 millones comienza a reflejar el ahorro por la bajada de los tipos de interés y los efectos de las operaciones de refinanciación realizadas en los últimos doce meses en busca de mejores condiciones financieras.

Los gastos del capítulo IV, Transferencias Corrientes muestran contención y moderación en consonancia con el espíritu del presupuesto. Incluyen transferencias a empresas públicas y otros entes, enseñanza concertada, transferencia económica a la Universidad de Zaragoza, ayudas a la dependencia, etc.

El Fondo de Contingencia, exigido por la Ley 5/2012 de Estabilidad Presupuestaria de Aragón, se ha dotado un año más de manera adecuada con 30,4 millones para hacer frente a cualquier imprevisto que se pudiera generar durante el ejercicio.

Los capítulos VI y VII contienen la previsión de gastos de capital, es decir, las inversiones y suponen un aumento de 36 millones hasta los 778, con un peso en el presupuesto del 10,45%. Destaca nuevamente en este ejercicio presupuestario la incidencia que van a tener los fondos Next-Generation sobre las inversiones, directas o indirectas, de la Comunidad.

Los presupuestos de Aragón en esta X legislatura se han caracterizado siempre por su "alto perfil solidario", de manera que han sido los departamentos vinculados de forma más directa con el estado del bienestar los que se han visto favorecidos por las aportaciones presupuestarias con más claridad.

En esta ocasión, la necesidad de defender los servicios públicos básicos se sigue garantizando, pero las políticas de gasto para estimular la riqueza, en consonancia con las aspiraciones de la Estrategia para la Recuperación Económica y Social, crecen 144 millones.

Industria, Economía, Ciencia, Agricultura, y Vertebración son los principales responsables de un conjunto de acciones que ponen énfasis en la creación de riqueza y empleo, con el consiguiente efecto arrastre que se proyecta en el tejido empresarial.

Ese esfuerzo en conjugar la protección social con el despegue económico, se observa con más detenimiento en el análisis del presupuesto por departamentos.

Los proyectos de regeneración económica son posibles gracias a la remisión de la crisis sanitaria. Y esa vuelta gradual a la normalidad lleva aparejada la retirada de parte del esfuerzo suplementario que absorbió Sanidad en 2021, dejando el presupuesto del departamento para 2022 en 2.242 millones. Esta cifra supone 170 millones más que la que se presupuestó en 2020 y demuestra la vocación de combinar la relajación de la emergencia sanitaria con los refuerzos que siguen exigiendo los efectos de la covid.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión