Aragón
Suscríbete por 1€

turismo

Los países vuelven a elevar sus exigencias a los viajeros ante el aumento de contagios

La nueva ola del coronavirus hace que en destinos como Reino Unido no baste con un certificado de vacunación sino que se exija también una reserva de una prueba diagnóstica que se hará a los dos días de estar en el país.

Pasajeros de vuelos internacionales llegan hoy lunes al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) en Nueva York.
Pasajeros de vuelos internacionales, en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York.
EFE

Cuando parecía que con la vacunación iban a ir desapareciendo las restricciones en los viajes, una nuevo aumento de contagios, sobre todo en Europa, hace que las exigencias de entrada a los países vuelvan a elevarse y que regrese también la siempre incómoda sombra de las cuarentenas. Los países han ido poco a poco endureciendo sus requisitos y, si el pasado verano bastaba con el pasaporte covid como certificado de vacunación para moverse por Europa, ahora a esta exigencia se suman incluso pruebas diagnósticas.

En Francia, de momento, cuando se entra por aeropuerto hay que acompañar al certificado covid de una declaración jurada en la que se confirma la vacunación y la ausencia de síntomas en los últimos días. En Italia el sistema es parecido al que exige Asuntos Exteriores en España y consiste en descargarse un formulario de internet, que el viajero debe ir rellenando hasta que se le genera un código QR. Este se deberá adjuntar al ‘green pass’ a la hora de entrar al país y en él se incluye un formulario digital de localización del pasajero, en caso de que las autoridades se tengan que poner en contacto con el viajero. 

Alemania pone muchas trabas para entrar al país a aquellos territorios que considera de riesgo (tienen su lista roja), pero España dada su baja incidencia por la vacunación masiva no forma parte de ellos. Hay que rellenar un registro de entrada electrónico y en algunos ‘lander’ sí se solicita una prueba PCR añadida al certificado de vacunación.

Mucho más farragoso es, sin duda, el caso de Reino Unido, en donde -además- afloran continuas dudas porque los requisitos cambian de una semana para otra y los turistas se quejan de que así no manera de planificar el viaje. Para visitar, por ejemplo, Londres en las próximas semanas las autoridades británicas exigen que se cuente con la doble pauta de vacunación y, también, reservar una prueba covid para el segundo día de su llegada a las islas británicas. Es lo que han dado en llamar ‘prueba lamp’ (de flujo lateral) y viene a ser un tipo de test de antígenos, que hay que reservar vía página web antes de emprender el viaje: entonces se descarga un código de reserva y solo así se puede acceder al país. También hay que desembolsar unas 20 libras para hacerse la prueba, independientemente del tiempo que se vaya a pasar en Reino Unido: así sea una visita exprés de 24 horas. La cosa se complica si el viaje se prolonga durante más de una semana porque a aquellos que no están vacunados al completo se les exige también una prueba más a los ocho días. Los resultados de estos análisis son casi inmediatos y, por descontado, a la hora de comprar la prueba hay que rellenar un formulario de localización de pasajeros por si se diera un positivo y las autoridades tuvieran que comunicar a la persona que debe permanecer en cuarentena, al menos, doce días.

Casi todos los medios informan estos días de que Estados Unidos también ha levantado sus restricciones de viaje a los extranjeros, y sí, así es, pero aún se mantienen ciertas reservas y pautas que hay que cumplir tanto si se va a San Francisco en la costa oeste o a Nueva York, en el este. Según informa la Embajada, ya no es necesario lo que venían a llamar NIE, que era “una excepción por interés nacional” que sí permitía entrar al país incluso en los momentos más crudos de la covid. A partir de esta semana (8 de noviembre) se precisan tres cosas: el consabido ESTA (la autorización de viaje, que se solicita por internet para viajes de turismo), la pauta completa de la vacuna y una prueba negativa de la enfermedad, tanto PCR como test de antígenos, con un máximo de tres días antes del viaje. En este sentido, se da la circunstancia de que quienes han pasado la covid-19 y solo han recibido una dosis de la vacuna no pueden viajar porque no les han administrado la pauta completa, y hay casos en que lo están reclamando para poder viajar.  

Turistas alemanes a su llegada al aeropuerto de Palma este lunes en el primer vuelo de prueba tras la covid.
Turistas alemanes haciendo las comprobaciones de documentos a su llegada al aeropuerto de Palma.
EFE

Por citar otro ejemplo al otro lado del Atlántico, en Argentina también este mismo mes acaban de cambiar algunos detalles en sus requisitos. El Consulado informa de que es preciso contar con esquema de vacunación completo -al menos- catorce días antes del ingreso, un test PCR “72 horas previas al arribo”, completar en internet una declaración jurada electrónica e incluir en el viaje un ‘seguro covid’ que cubra todo el plazo de permanencia en el país.

Lo que todavía no se exige pero sí parece estar ya en la mente de muchos mandatarios es la tercera dosis de la vacuna en la población más vulnerable al virus. Parece que Francia está tomando la avanzadilla en este sentido y, de hecho, el presidente Macron anunció ayer que las personas de más de 65 años necesitarán la tercera dosis de la vacuna para mantener el certificado covid, que en el país vecino les permite viajar y acceder a bares, restaurantes, teatros y cines. La medida entrará en vigor a partir del 15 de diciembre y es previsible que muchos estados europeos copien el ejemplo y piden un pinchazo de refuerzo, al menos, a los mayores de 50, dado que fueron los primeros en vacunarse hace casi un año y su inmunidad puede estar de nuevo comprometida.

De hecho, de cara a Navidad e incluso al próximo puente de la Constitución son muchos los españoles con aspiraciones de viajar y, a pesar de la incertidumbre, empiezan ahora hacer sus preparativos. Según un estudio lanzado por la agencia de viajes 'online' Buscounchollo.com, un 69% de los españoles planea una escapada de fin de semana antes de que acabe el año. Eso sí, el viaje nacional se impone entre un 72% de quienes les han consultado, mientras que el 28% apostará por un destino internacional para el que sí habrá que estar bien atentos de los cambios en los protocolos anticovid.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión