Aragón
Suscríbete por 1€

sanidad

Los médicos piden una "reforma urgente" de Primaria, aumentar el presupuesto y un máximo de 36 pacientes al día por consulta

Alrededor de 300 facultativos asistirán en Zaragoza del 11 al 13 de noviembre al congreso, en el que se debatirá sobre la profesión con el tema 'Atención Primaria: una medicina humanista y de calidad'.

De izquierda a derecha, Antonio Gómez, Leandro Catalán, Mercedes Ortín y Pilar Borraz, en la presentación del congreso.
De izquierda a derecha, Antonio Gómez, Leandro Catalán, Mercedes Ortín y Pilar Borraz, en la presentación del congreso.
Oliver Duch

"La Atención Primaria no da más de sí". Así de contundente se ha expresado Leandro Catalán, presidente del sindicato de médicos de Atención Primaria (Fasamet) y facultativo en Parque Roma de Zaragoza, sobre la "complicada" situación que atraviesan los centros de salud, con una sobrecarga de trabajo que provoca demoras de una semana de media y que, incluso, pueden llegar a los 10 o 15 días: "Eso es intolerable y tiene que haber mecanismos para corregirlos" que podrían pasar, dijo, por replicar las iniciativas que se llevan a cabo en Especializada para evitar las listas de espera, como más asistencia de tarde o externalizar consultas. 

Esta y otras cuestiones se abordarán en el XXXIV Congreso Aragonés de Atención Primaria, que los Sindicatos Médicos de Atención primaria han organizado entre los días 11 y 13 de noviembre y que reunirá a más de 300 profesionales para debatir sobre su profesión, con el lema 'Atención Primaria: una medicina humanista y de calidad'.

El presidente del congreso, Antonio Gómez, médico de Familia en Fernando el Católico, ha recordado que esta cita se recupera tras el parón de la pandemia con el objetivo de "compartir experiencias" y el reto de debatir sobre dos ejes: el trabajo ante la covid y el humanismo como principio de la Atención Primaria. El programa de los tres días de congreso incluye tres conferencias, siete aulas formativas, cinco talleres y una sesión específica para mir. Fuera del programa científico, la inauguración incluirá un homenaje a los médicos infectados y ausentes por la pandemia.

El encuentro sirve también de foco para exponer los principales problemas de la profesión. En este sentido, los Sindicatos Médicos Fasamet y Cesm Aragón denunciaron la situación "crítica" de un sistema "obsoleto". Por esta razón, han presentado al Servicio Aragonés de Salud una batería de 34 medidas para acometer una reforma "urgente y profunda", que pasa por aumentar el presupuesto hasta el 25% del gasto sanitario (actualmente no alcanza el 13%), modificar las zonas de salud, crear una gerencia única, incrementar las plazas de Medicina en las facultades y reducir los años de especialización. También apuestan por fijar un máximo de 36 pacientes por consulta al día -32 en el caso de los pediatras- y compensar económicamente la labor en el medio rural.

Para Pilar Borraz, médico de Familia en el centro de salud de Mas de las Matas y delegada sindical del medio rural, "es necesaria una reestructuración del mapa sanitario que se adecue al Aragón del siglo XXI". "La Atención Primaria -ha dicho- es el pilar del sistema de salud" y "los pueblos necesitan contar con la misma asistencia" que el entorno urbano. En este sentido, por ejemplo, ha recordado que en verano la población de los pequeños núcleos llega a triplicarse "y no así el número de profesionales".

Por su parte, Mercedes Ortín, secretaria general de Cesm Aragón, ha incidido en el déficit de profesionales, que se agravará con la jubilación del 30% de los facultativos en los próximos años, y no está asegurada la reposición de efectivos por el volumen de plazas mir que se convocan.

Los representantes de los sindicatos médicos han opinado también sobre la Ley de Regulación de la Eutanasia, y lamentaron el caso denunciado por la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) de una mujer de 83 años que se suicidó después de reclamar en varias ocasiones su derecho a la eutanasia en el centro de salud Torre Ramona de Zaragoza. 

Catalán y Ortín han afirmado que los médicos "son una cadena del servicio sanitario" y el Salud tiene que "conjugar el derecho a la eutanasia y el de los profesionales a la objeción de conciencia" y  un desarrollo reglamentario de la ley que aseguran que no existe.

"Lo que hace falta es tener prevista la regulación cuando se aprueba la ley", ha señalado Catalán, que ha indicado que la aplicación de la ley necesita "una regulación a través de los servicios que corresponda".

Ortín considera necesario un "mecanismo" que permita coexistir el derecho del médico a la objeción de conciencia y el del paciente y un registro de profesionales acogidos a la objeción. El sindicato dispone de un documento que los profesionales remiten al Salud.

Borraz se mostró, además, partidaria de una ley de cuidados paliativos previa a la de la eutanasia. Al mismo tiempo, ha recordado el trabajo de los Equipos de Soporte de Atención Domiciliaria (Esad).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión