Aragón
Suscríbete

Coronavirus

La incidencia de covid en menores de 14 años repunta con 330 casos en un mes en Aragón

Desde principios de curso se han cerrado 63 aulas, con 10 afectadas en la actualidad

El recreo del colegio el Buen Pastor de Zaragoza. Covid. Mascarillas. Cole. gsc
Recreo de uno de los colegios de la Comunidad
Toni Galán

Más de 330 menores de 14 años se han contagiado de coronavirus en el último mes. Su incidencia, especialmente en las últimas semanas, va al alza y representan ya el 16,9% de los casos. Solo en las últimas horas se han notificado 38 positivos en este tramo de edad, para el que no se ha aprobado la vacuna, a excepción de los que tienen entre 12 y 14 años. Aunque desde los centros de salud se asegura que no existe una gran incidencia, los expertos instan a "estar alerta", ya que los niños podrían ser "los que marquen el inicio de una nueva onda", como en su día ocurrió con los jóvenes.

Según datos de Sanidad, desde principios de octubre se han infectado nueve bebés de entre 0 y 1 año y 322 niños de 1 a 14, siendo 1.957 los positivos confirmados en el último mes. Tanto es así que la franja que va de los 5 a los 9 años registra actualmente los peores datos de incidencia, con 76,2 casos por cada 100.000 habitantes, seguida de los 74,5 que marcan los que van de 30 a 34. Todo esto ha tenido una repercusión en los colegios. De acuerdo con la Consejería de Educación, desde principios de curso se han cerrado 63 aulas, siendo 10 las actualmente afectadas y 25 en el último mes. La mayoría de ellas corresponden a la etapa de infantil, donde los escolares además de no estar vacunados, no tienen obligación de llevar mascarilla.

La ampliación de la inmunidad

El incremento de casos se produce en pleno debate sobre la vacunación a los niños de 5 a 11 años. EE. UU. comenzó ayer, pero España tardará aún en tomar una decisión. El propio director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, admitió esta semana en Zaragoza que este es un tema "complicado", ya que todavía se están estudiando los efectos secundarios de las vacunas en esta franja. "El virus no lo vamos a eliminar vacunando a los menores, aunque sí podríamos controlar mucho la transmisión. Desde el punto de vista de la salud pública merece la pena, pero desde el de la salud individual hay dudas. La ponencia de vacunas se pronunciará en próximos días", avanzó.

El debate, reconoció la presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatría de Atención Primaria, Teresa Cenarro, no se encuentra tanto en los riesgos de la covid entre los niños –que generalmente presentan una sintomatología "muy leve"–, sino en conseguir el mayor volumen de población inmunizada. "La última palabra la tienen las autoridades sanitarias", apuntó. Confió, a tenor de su experiencia en la consulta, en que si finalmente se decide inmunizar a este grupo (de 5 a 11 años), las familias se involucren. "A veces vienen por otros motivos y ya preguntan por la vacuna. La percepción es que tienen ganas de inmunizarlos", subrayó. Respecto a la evolución de la pandemia en pediatría, destacó que "depende de las zonas de salud" e incidió en que es el incremento de enfermedades por virus respiratorios y gastrointestinales lo que activa los protocolos. "Salvo en procesos con mucha congestión nasal, se hace un test de antígenos. No obstante, se analiza de manera individualizada la situación de cada menor", especificó.

El auge de estas enfermedades se produce tras un año en el que este tipo de virus circuló en menor medida: "En las escuelas infantiles hay más niños susceptibles a inmunizarse: los que lo deberían haber hecho el curso pasado y los de este". Esto provoca cierto colapso en los ambulatorios, que se agrava con los problemas derivados de la convivencia de citas presenciales y telefónicas. "Hay quien coge presencial y piensa que es telefónica y no viene u otros a los que hay que llamar tres o cuatro veces hasta que se contacta con ellos", expuso.

En alerta

Para el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, el aumento de este tramo de edad es "un poco preocupante". "Tendremos que ver la evolución para comprobar si se debe a un retraso en la notificación de contagios por el puente. Ahora podrían ser ellos los que marquen el inicio de una nueva onda", dijo. Respecto a la vacunación, se mostró cauto. "Con una incidencia tan baja no creo que compensara el balance entre riesgo y beneficio. Sobre todo teniendo en cuenta que, en niños, la patología es mucho más leve a pesar incluso de que la delta es más agresiva que las variantes anteriores. Preferiría ver antes qué ocurre en otros países", apuntó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión