Aragón
Suscríbete

salud

Comer en el campus de la universidad: del táper al bocadillo

Desde el punto de vista de la nutrición, señalan que lo importante es el contenido de la fiambrera.

Desde el punto de vista de la nutrición, señalan que lo importante es el contenido de la fiambrera.

El reloj pasa unos minutos de las 14.00 y decenas de jóvenes rodean el estanque del campus de San Francisco de la Universidad de Zaragoza. Son universitarios que aprovechan los últimos rayos de sol de octubre para comer al aire libre. Dicen que las cafeterías de sus facultades, donde solían comer, están todavía cerradas o por la pandemia o porque están a la espera de concurso, como cuentan en el vídeo.

Mientras tanto, buscan un lugar en el césped o en los bancos que hay alrededor, ya sea con táper que traen de casa o con un bocadillo. ¿Qué implica comer de esta forma? “Lo importante del táper es el contenido y un plato único puede ser saludable”, aclara la nutricionista Alejandra Bastarós. Explica que debe contener algo de hortalizas, proteínas e hidratos de carbono. Bastarós pone como ejemplo un arroz con pollo y verduras.

Este jueves junto al estanque del campus de San Francisco de la Universidad de Zaragoza había una estudiante comiendo en fiambrera que, pese a hacerlo “con lo que le quedaba en la nevera”, dio en el clavo: "Un 'mézclum' de pasta, verduras y pescado". Lo que puede suponer algo más de 230 Kcal. Alubias, ensaladas, sándwiches son otras de las comidas que se ven y que pueden calentar en los microondas de los que disponen algunas facultades.

En este enclave universitario también había bastantes jóvenes con ensaladas compradas en el supermercado. Sobre esta costumbre, que también se observa en las oficinas, Alejandra Bastarós sostiene que son saludables si no se les aplican las salsas que incluyen.

"Salgo a las 14.00 de clase y a las 14.30 tengo inglés en el edificio de Interfacultades. Para comer en una cafetería yo sola, que tardan y gastar dinero, prefiero comer así, de bocadillo", comentaba una estudiante de la Facultad de Educación. Su menú iba a ser un bocadillo de calamares. Sobre esta comida, Bastarós es más crítica: "Para todos los días no es lo más adecuado porque la ración de pan es bastante grande y después… ¿qué le metes? Porque si es embutido lleva mucha grasa".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión