Aragón
Suscríbete

política 

Los críticos del PAR se preparan para luchar por la estructura territorial

Allué y una treintena de cargos del partido se reúnen para fijar la estrategia, que les llevará a recorrer la Comunidad.

Alejandro Poy y Elena Allué saludan, este jueves, al alcalde de Montalbán, Carlos Sánchez.
Alejandro Poy y Elena Allué saludan, este jueves, al alcalde de Montalbán, Carlos Sánchez.
Guillermo Mestre

El sector crítico del PAR está muy lejos de tirar la toalla tras perder por la mínima el congreso que revalidó al vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga, al frente del partido el pasado fin de semana. Su líder, Elena Allué, ha reunido este jueves al grueso de su candidatura en Zaragoza para analizar la situación y preparar la estrategia con el fin de disputar el poder orgánico al equipo del líder aragonesista.

El equilibrio de fuerzas se volverá a medir dentro de tres meses, el plazo estipulado para la renovación de toda la estructura territorial, desde los comités locales, pasando por las comarcas y llegar a los provinciales (que denominan intercomarcales).

A la reunión, celebrada finalmente en la Ciudad Escolar Pignatelli tras denegarles la petición de reunirse en la sede del partido, han acudido dos de los pilares para la lucha orgánica, la presidenta intercomarcal de Zaragoza, Carmen Herrero, y el que fuera de Teruel hasta su dimisión junto a toda su ejecutiva, Julio Esteban. En total, han asistido una treintena de militantes y cargos públicos, como el alcalde de Montalbán, Carlos Sánchez, la portavoz en la Diputación Provincial de Teruel (DPT), Berta Zapater, o la exsenadora oscense Belén Ibarz. El encuentro se alargado dos horas y media.

Para visibilizar que el equipo de renovadores es coral, Elena Allué ha cedido la palabra ante los periodistas al presidente del Rolde Choben, Alejandro Poy, integrado en su candidatura como vicepresidente. "Estamos comprometidos con el cambio y otra forma de hacer política y tenemos bastante ilusión en este proyecto que empieza a andar", ha señalado.

Poy ha asegurado que acudían al encuentro "con las pilas cargadas" tras recibir el "aliento de cientos de aragonesistas de ahora y siempre" para preparar una hoja de ruta que les llevará a recorrer toda la Comunidad.

Del mismo modo, ha insistido en que otra de las principales inquietudes de los críticos es rebajar la tensión tras el bronco congreso, en el que Aliaga fue reelegido entre acusaciones de pucherazo. «Cada uno es esclavo de sus palabras y responsable de sus actos, pero debemos rebajar la crispación porque los partidos deben resolver problemas y no ser foco de ellos», ha dicho.

Alejandro Poy ha trasladado que no se trata de una confrontación, sino de un proyecto renovador frente a otro que representa la nueva dirección de Arturo Aliaga porque los partidos, ha apostillado, no son monolíticos, caben distintas corrientes e ideas, sin olvidar que están "solos centrados en el PAR". Y ha añadido: "En este debate no cabe ni el odio ni la venganza personal ni los vetos. No es nuestro estilo ni nuestras formas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión