Aragón
Suscríbete

tribunales 

Juzgan si hubo abusos sexuales a una chica de 16 años en una casa de Cadrete

El fiscal pide seis años de cárcel al acusado y una indemnización de 6.000 euros. Mientas el acusado dice que no hubo penetración, la denunciante asegura que le dio una bebida para dormirla y abusar de ella. 

El acusado de los abusos sexuales frente al tribunal de la Audiencia de Zaragoza esta mañana.
El acusado de los abusos sexuales frente al tribunal de la Audiencia de Zaragoza esta mañana.
Guillermo Mestre

La Audiencia de Zaragoza ha juzgado este miércoles a Jesús G. C. por presuntos abusos sexuales a una adolescente de 16 años en la madrugada del 1 de diciembre de 2018 en una vivienda del acusado en Cadretedonde la supuesta víctima aceptó ir a dormir una noche que la había pasado con unas amigas en varios bares de la localidad.

El acusado ha recordado que recogió en un coche a la chica y a un compañero por Cadrete sobre las seis de la madrugada para ir a buscar a una amiga, pero al no encontrarla, les ofreció a ambos llevarlos a su casa donde reside con su madre y un hermano para ir a dormir. Ella aceptó ir a pernoctar a esa vivienda, aunque no conocía antes al joven.

Aunque el acusado ha declarado que le ofreció a la chica una habitación para dormir, ella quiso estar con él después de haber bebido un vaso de agua. “Se me echó en la cama. Se desnudó y se quedó con un body. Tuvimos tocamientos, un manoseo, pero no hubo relación sexual. La besé, pero manoseo nada más. No la penetré”, ha declarado el acusado. Ha reconocido con le besó los pechos y la vagina, pero ha insistido en que no llegaron a mayores, “al acto sexual”.

La adolescente ha declarado detrás de un biombo y ha roto a llorar nada más empezar su testimonio. El magistrado Miguel Ángel López Hierro le ha dado un tiempo para que se tranquilizara y unos minutos después ha manifestado que ella iba detrás del acusado, cuando entró en su casa, y él le dijo que durmiera con él. Ha agregado que se quedó dormida tras la bebida que le pidió y al despertarse descubrió que él estaba encima suyo.Me había penetrado. No le había consentido. Me levanté y me lo quité de encima”, ha denunciado la víctima, quien notó “la presión” que sufrió al despertarse.

Además, la joven le dijo a Jesús que lo llevara a Zaragoza después de ponerse los pantalones, pero él la acercó hasta coger el autobús entre Cadrete y la capital porque no tenía más gasolina. En ese lugar, la chica acudió a un supemercado para llamar a sus padres, que la esperaron en el Hospital Miguel Servet para hacerle unas pruebas médicas y luego poner una denuncia por los abusos sexuales de su hija.

La chica ha detallado que, después del suceso, tuvo que recibir tratamiento médico de Todamax, sufrió una lesión en el antebrazo que no tenía antes y estuvo tres meses metida en su casa sin salir dejando los estudios. Ha agredido que tomó dos tragos de una bebida y no consumió cocaína.

El ministerio fiscal ha solicitado seis años de prisión y una indemnización por responsabilidad civil de 6.000 euros por los daños morales, mientras que el abogado de la acusación particular, Antonio Muñoz González, solicita siete años de prisión para el acusado y el letrado de la defensa, Javier Alcober, pidió la libre absolución.

Este jueves continuará el juicio con varios informes periciales respecto a la sumisión química de la adolescente para manipular su voluntad, otro psicológico sobre la chica y un tercero respecto si ella había consumido cocaína.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión