Aragón
Suscríbete

Covid-19

El fin de las restricciones permite a bares y ocio nocturno volver a niveles de 2019

Los ingresos han repuntado hasta un 30% respecto a los fines de semana previos.

La vuelta del consumo en barra y las pistas de baile animó el ocio nocturno este fin de semana
La vuelta del consumo en barra y las pistas de baile animó el ocio nocturno este fin de semana
Francisco Jiménez

El fin de las restricciones ha elevado hasta un 30% la facturación de cafés, bares, restaurantes y locales de ocio nocturno. El primer fin de semana sin límites de horario y aforo deja sensaciones "más que positivas", con negocios que han vuelto a niveles anteriores a la pandemia.

Pubs y discotecas han trabajado al 100%, con unos ingresos muy similares al fin de semana anterior, que coincidió con la semana cultural del Pilar. "Estamos otra vez en niveles de 2019.Han sido unos días de total normalidad. Solo ha habido casos puntuales de personas a las que se les ha invitado a salir de los locales por no llevar mascarilla", resumió el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza, Alberto Campuzano.

En el Tubo, el balance es "muy positivo". "Las barras han estado todo el rato con gente. Los clientes estaban felices de poder tocarlas y consumir en ellas. Hemos estado a tope", reconoció Miguel Ángel Almau, de Bodegas Almau. Para muchos, añadió Ángel Díez, de El Meli del Tubo, apoyarse en una era "prácticamente un reto". "Por la falta de costumbre, no sabían si estar de pie o sentados o si tenían que llevar mascarilla", explicó. Destacó, pese a todo, la cara de felicidad de propietarios, clientes y camareros. "Ha sido toda una sorpresa. La gente tenía hasta carne de gallina al volver a tapear", dijo.

También se ha notado más afluencia en negocios como El Plata. "Incrementar aforos y horarios se ha traducido en un mayor consumo. La facturación ha aumentado en torno a un 20% o un 30%", comentó su responsable, Guillermo Sanjuan.

Más ocio que consumo

Para el pequeño comercio, en cambio, el salto al nivel 1 modulado ha sido "un punto y seguido". "Se notará más de cara al Black Friday y la campaña de Navidad. Este fin de semana, la sensación es que la gente ha gastado más en ocio que en consumo", afirmó el presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia, Antonio Tornos. Al ser locales más pequeños, la necesidad de guardar un metro y medio de distancia sigue siendo un hándicap. "A nivel de empleo, el comercio tradicional ha resistido, salvo en aquellos casos en los que se ha tenido que cerrar, pero si se reactiva la economía, las grandes empresas empezarán a sacar trabajadores de los ERTE e irán incrementando plantilla. Todo lo que se avance será positivo", agregó.

Tanto hosteleros como comerciantes esperan que, tras meses de restricciones, este sea "el final definitivo" de esta "pesadilla". Sus problemas, sin embargo, parecen lejos de resolverse, ya que, una vez terminados los peores meses de la pandemia, se están encontrando otros contratiempos. Ocurre, por ejemplo, con la factura de la luz. "Estamos recibiendo quejas por parte de los comercios. Los hay que están pagando 70 euros más al mes", señaló Tornos.

También siguen las dificultades para encontrar personal. A las detectadas por los empresarios de cafés, bares y restaurantes se unen las del ocio nocturno, que prevé un incremento de la actividad ahora que se permite el consumo en barra y el uso de las pistas de baile. "Hay escasez. Está entrando mucho universitario y estudiante, pero quienes buscan personal más cualificado lo están teniendo más complicado", sintetizó Campuzano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión