Aragón
Suscríbete

Cinco sindicatos exigen al Gobierno vincular el reparto de los fondos europeos a que no haya despidos en automoción

Stopel, LAB, CUT, TU y STM, con representación en las factorías de coches de PSA en Zaragoza, Volkswagen Navarra, Citroën Vigo, Renault España y  Ford Almussafes se unen para reclamar que las ayudas del PERTE se condicionen a la asignación de nuevos modelos. Temen que la electrificación y la crisis de suministro de semiconductores se traduzca en pérdida de empleo

Los sindicalistas Raúl Portillo, del sindicato LAB en la factoría de Volkswagen Navarra; Daniel Montejo, de Stopel en la planta de Figueruelas; y Paco González, de la central STM en Ford Almussafes (Valencia).
Los sindicalistas Raúl Portillo, del sindicato LAB en la factoría de Volkswagen Navarra; Daniel Montejo, de Stopel en la planta de Figueruelas; y Paco González, de la central STM en Ford Almussafes (Valencia).
S. E.

Sumar fuerzas para defender un sector estratégico para la economía aragonesa y española como es la automoción es el objetivo de las I Jornadas sindicales del sector que se celebran hoy y mañana en el Centro de Historias con la  participación de delegados y trabajadores de cinco sindicatos con representación en las factorías de PSA en Zaragoza, Volkswagen Navarra, Citroën Vigo, Renault España y Ford Almussafes

Movidos por el miedo a lo que pueda pasar con los puestos de trabajo en una industria clave en España como es la fabricación de coches, que atraviesa un mal momento por la falta de semiconductores que está dejando paradas las fábricas y  lo que puede suponer el cambio hacia el vehículo eléctrico, los cinco sindicatos han decidido unirse para reivindicar que cualquier ayuda que venga de Europa se condicione a que no haya despidos en las plantas

Daniel Montejo, de Stopel (sindicato con 3 delegados de 33 en la planta de PSA en Figueruelas) ha denunciado la pérdida de empleo desde 1997 hasta ahora en la planta de Figueruelas : "Éramos 10.000 y ahora somos poco más de 5.400 en plantilla con las condiciones laborales y salarios muy recortados desde que se firmó el último convenio en 2018 y se habla de que el eléctrico supondrá una pérdida del 25% del empleo". El temor ahora, ha dicho, es que el único vehículo eléctrico que tenemos asignado es el Corsa y de los otros dos, el Crossland X y el Citroën C3, que van por la línea 2, aún no sabemos si habrá relevo, con lo que de aquí a 2023 podemos encontrarnos sin carga de trabajo". La situación de Opel, ha dicho, es comparable a la que viven Ford Almussafes que solo tiene asegurado el Kuga. "Es el modelo que por ahora nos salva porque el Mondeo y S-Max están en su fase final y la vida del Galaxy y la furgoneta que hacemos acaba en 2023. Si no vienen inversiones, no tendremos carga de trabajo", ha señalado Paco González, sindicalista de STM que cuenta con 9 delegados de 35 en el comité de empresa de Ford Almussafes (Valencia). Raúl Portillo, del sindicato LAB en Volkswagen Navarra (con tres delegados de un comité de 29) critica que en su fábrica tampoco sepan todavía si les va a venir algún modelo eléctrico ante la incertidumbre que vive el sector. 

 Paco González, del sindicato STM de Valencia, ha pedido que el Gobierno no permita a los fabricantes, cuando hay ayudas de por medio y están por llegar los fondos europeos, que "esto se convierta en una subasta de modelos y una guerra entre plantas a ver cuál se rebaja más las costes salariales". Ha reclamado sobre todo que se vinculen las ayudas del PERTE en automoción al mantenimiento del empleo y un mayor control del dinero público para mantener un sector industrial puntero. Asimismo, ha pedido a los sindicatos mayoritarios que "se unan y no permitan este juego" porque hay en peligro muchos puestos de trabajo. 

"Todas las empresa que opten a un PERTE en automoción se tienen que comprometer a no despedir ni a recortar las condiciones de sus trabajadores", ha insistido Raúl Portillo, del sinndicato LAB. Solo así se podrá sujetar el empleo en "este momento convulso" que vive el sector en el que "por falta de suministro nos cierran las fábricas de un día para otro". Asimismo, ha reclamado el mantenimiento del contrato de relevo para rejuvenecer la plantilla de Volkswagen Navarra. "Hay que mantener las condiciones marcasas por el Real Decreto 20/2018 del 7 de diciembre apra que 2.000 trabajadores, a razón de 200 por año puedan prejubilarse y otra persona joven entre a hacer su trabajo", ha dicho.  

Los sindicatos participantes en estas I Jornadas sindicales del sector de la automoción en Zaragoza representan a los empleados de más del 90% de las marcas del automóvil con factoría en España y que dan empleo directo a más de 60.000 trabajadores del sector. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión