Aragón
Suscríbete por 1€

reacciones al fin de las restricciones

Los bares: "La gente ya daba por hecho que se podía estar en la barra y les hemos dicho que aún no"

Recuperan el 100% del aforo en el interior, el uso de las barras y se elimina el límite de comensales por mesa. 

Álvaro Gracia en su establecimiento de Huesca.
Álvaro Gracia en su establecimiento de Huesca.
Rafael Gobantes

Los bares, como el resto de la hostelería, volverán a servir en barra. Una cuestión "vital" para que muchos pequeños establecimientos regresen a la senda de la viabilidad, puesto que en algunos del Tubo este servicio puede representar más de un 50% de la facturación. Aunque contaron con ellas tras el salto a la fase 1, la alegría apenas duró una semana durante el pasado verano, dado que el fuerte repunte de contagios provocado por los viajes de estudios y la irrupción de la variante delta obligó a dar marcha atrás. "Esperemos que este sea el punto de inflexión y que, con responsabilidad, podamos hablar en positivo y volver a posicionar nuestro sector, estratégico para nuestra economía, en materia de generación de empleo y aportación al producto interior bruto", confió José María Marteles, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia.

Las ganas de retornar a la casi normalidad son palpables tanto entre los empresarios como por parte de los clientes. De hecho, este martes, poco después de que el Departamento de Sanidad anunciara la relajación de las medidas, los parroquianos del bar restaurante Álvaro, en Huesca, ya acudían directamente a la barra. "Daban por hecho que se podía estar y les hemos tenido que decir que todavía no", apuntó el propietario, Álvaro Gracia, quien esperaba esta medida desde hacía días tras la baja incidencia de la covid en la localidad. Además, señaló lo oportuno de liberalizar aforos en esta época del año, ya que muy pronto empezarán a bajar las temperaturas y "las terrazas no estarán tan frecuentadas".

Aunque el sector recuperó sus horarios a mitad de septiembre –dejando atrás los peores meses de la pandemia, en los que tuvieron que cerrar antes de las 23.00 por el toque de queda e incluso a las 18.00 por la elevada incidencia–, sus interiores seguían limitados al 50%, una restricción que se ha notado, especialmente, en esta semana cultural del Pilar.

Según los datos de una reciente encuesta llevada a cabo por Cafés y Bares, el 82% de los establecimientos asociados asegura haber facturado menos en comparación con las últimas Fiestas del Pilar celebradas antes de la pandemia. El 16% ha ingresado entre un 0 y un 25% menos; el 30%, entre un 50 y un 75% menos y, el 8%, entre un 75 y un 100% menos. Tan solo el 4% manifiesta haber facturado lo mismo y, el 14%, entre un 0 y un 25% más.

A la relajación de las restricciones se unirá, en próximas semanas, el cobro de las ayudas del último plan de rescate autonómico, presupuestado inicialmente en 50 millones de euros. También están a la espera de recibir las estatales, que llegarán antes de final de año. "Hemos vivido meses muy duros y de total incertidumbre. Además, hemos visto como muchos negocios quebraban, mientras se señalizaba y criminalizaba a nuestras empresas sin justificación aparente", lamentó Marteles.

El sector cierra así unos meses más que complicados marcados por los continuos cambios de aforos y horarios. Por delante, no obstante, tiene ahora otros retos, como solventar la falta de camareros, que se ha agravado por las consecuencias de la pandemia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión