Aragón
Suscríbete

reacciones al fin de las restricciones

El ocio nocturno: "Las pistas de baile son fundamentales para nosotros y animarán a las personas a salir"

Recuperan las pistas de baile, el uso de la barra y su horario habitual por licencia, además se eliminan los aforos.

El gerente del grupo Canterbury, Miguel Ángel Salinas, en una imagen de archivo.
El gerente del grupo Canterbury, Miguel Ángel Salinas, en una imagen de archivo.
Guillermo Mestre

Las mesas en la pista de baile de pubs y discotecas pasarán desde este fin de semana a la historia al restituirse todas las actividades habituales de estos establecimientos, que también recuperan sus aforos. "Una vez más el Gobierno de Aragón llega tarde. Somos la última comunidad en levantar las restricciones", criticó Alberto Campuzano, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza, quien recalcó que ahora "solo queda mirar para adelante y trabajar para que nuestros locales sean seguros". No obstante, adelantó que hasta que el Tribunal Superior de Justicia no se pronuncie, no se pedirá el certificado covid amparándose en el derecho de admisión, tal y como les pidió la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

Con todas las limitaciones eliminadas, la perspectiva es que los aragoneses salgan y se diviertan. "Ahora estábamos al 50%, pero no tenía sentido porque con la gente sentada y la distancia interpersonal se quedaba un aforo de un tercio", apuntó Miguel Ángel Salinas, gerente del grupo Canterbury. Recordó que para este sector, tanto la pista de baile como las barras son "fundamentales". De hecho, fue uno de los puntos críticos cuando pudieron volver a abrir sus instalaciones. Le dieron ‘una vuelta’ a sus negocios e instalaron dispensadores de gel hidroalcohólico, mamparas o mobiliario para ocupar con mesas el espacio tradicionalmente reservado a la pista de baile.

Pubs y discotecas padecieron más de 400 días de ‘travesía por el desierto’ antes de recuperar, parcialmente, su actividad, un periodo en el que se produjeron decenas de traspasos y cierres temporales. En los últimos meses se han visto obligados a cerrar a las 0.30 y servir únicamente en mesa, y aunque posteriormente se amplió su horario hasta las 4.00, para muchos –especialmente en el caso de las discotecas– seguía siendo insuficiente.

Estos vaivenes complicaron todo lo relacionado con el personal y el aprovisionamiento de refrescos y bebidas alcohólicas, ocasionando cuantiosas pérdidas a los afectados. "Todo lo que hemos dejado de ganar, no lo vamos a recuperar de ninguna forma", reconoció Salinas. Todavía están pendientes de la resolución de varias subvenciones, entre ellas, una ligada al pago de prestamos ICO, con los que se endeudaron. "El ocio nocturno ha sido el gran damnificado y sufridor de esta pandemia dentro de la hostelería. Alrededor del 30% de los establecimientos habrán desaparecido", lamentó, el tiempo que explicó que durante meses han intentado reunirse con el Departamento de Sanidad para buscar "soluciones" y "alternativas" a su situación. Nunca recibieron una llamada para ello.

La mejora de la situación no evitó que Salinas se mostrara prudente: "Hemos tenido muchas sorpresas en negativo a lo largo de estos meses". En este sentido, apuntó que la franja de 25 a 35 años –con menor cobertura de vacunación– puede "dar sustos". "Son gente que sociabiliza mucho y no solo en nuestros establecimientos. Esperemos que más pronto que tarde se vacunen", insistió.

La vuelta a la normalidad no será total, ya que, como adelantó recientemente la ministra de Sanidad, Carolina Darias, las mascarillas seguirán siendo obligatorias en interiores al menos hasta primavera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión