Aragón
Suscríbete

zaragoza

Eva Cerdán: " Unas fiestas no se conciben sin peñas, Ofrenda y vaquillas"

La presidenta de Interpeñas hubiera deseado menos restricciones para los peñistas esta semana del Pilar y  demostrar que el colectivo puede celebrar "cumpliendo las normas".

Eva Cerdán, presidenta de Interpeñas Zaragoza.
Eva Cerdán, presidenta de Interpeñas Zaragoza.
José Miguel Marco

Eva Cerdán (Zaragoza, 1972) lleva dos años al frente de Interpeñas, organización formada por 13 agrupaciones, que desde el inicio de la pandemia no han podido reunirse debido a las restricciones por la pandemia de covid-19. Esta semana del Pilar los locales han seguido cerrados.

¿De dónde le viene a usted el espíritu peñista?

No vengo de familia peñista. Entré por unos amigos, que siempre me estaban diciendo que me tenía que hacer de una peña. Al tener a mi hija vi el ambiente que había y me gustó.

¿Qué aporta una peña?

La gente. El calor de una peña hay que vivirlo para saberlo. Para nosotros la peña es nuestra segunda casa. Tienes un mal día y te vas a tu peña porque sabes que va a estar uno u otro, te olvidas de los problemas y pasas un buen rato. Las personas mayores van y echan sus recuerdos y los jóvenes tienen su espacio. La mayoría nada más nacer o antes ya tienen el carnet de peñista.

"Tengo sentimientos contradictorios. Está la alegría de que se ha podido hacer algo, pero también son días tristes para nosotros"

Es socia de El Jaleo, en el Actur. Perdone la broma, pero este año en el Pilar poco jaleo tienen las peñas, cerradas por las restricciones de la pandemia de covid. ¿Qué balance hace de esta semana cultural o ‘no fiestas’?

Tengo sentimientos contradictorios. Está la alegría de que se ha podido hacer algo, pero también son días tristes para nosotros. Jaleo, ninguno. Nuestros peñistas están participando de todo lo que ha organizado el Ayuntamiento, están acudiendo a los conciertos de la Noria Siria, porque hizo el esfuerzo de apartar unas entradas, están los juegos de los niños y las vaquillas en Casetas, en colaboración con el ayuntamiento de allí, porque este año es el 40 aniversario de las mañanas vaquilleras y no hay feria en La Misericordia.

Las vaquillas son el festejo taurino más popular y el primer punto de reunión de los peñistas. Lo habrán echado de menos.

Unas Fiestas del Pilar no se conciben sin peñas, sin Ofrenda y sin vaquillas. Son tres actos fundamentales en unas fiestas en Zaragoza. Se echa de menos todo, sobre todo, nuestros puntos de reunión porque todos tenemos amigos en todas las peñas.

Imagino que nunca pensó que le iba a tocar ser presidenta de Interpeñas en medio de una pandemia.

No. Este es mi segundo año. Soy presidenta covid (bromea). Llevábamos muchas ideas en la cabeza, cambios por hacer en lo que es Interpeñas, aún nos falta un pabellón, y lo único que pudimos hacer en 2020 fue Jueves Lardero, Carnaval, Cincomarzada y luego ya nos encerraron.

"Nuestros peñistas han sido responsables y han mantenido todas las normas. Hubiéramos deseado estar más presentes estos días y demostrar que los peñistas podemos celebrar cumpliendo las normas"

Nunca antes se habían cerrado las peñas.

Jamás. Yo creo que Interpeñas ha demostrado que se puede adaptar a cualquier situación y cuanto más difícil nos lo ponen, más luchamos, como dice nuestro himno, ‘con rasmia y con pasión’. Nuestros peñistas han sido responsables y han mantenido todas las normas. Hubiéramos deseado estar más presentes estos días y demostrar que los peñistas podemos celebrar cumpliendo las normas, pero la DGA decidió que abrir una peña era un llamamiento a la celebración, que podía atraer a gente y hacer esto un poco más complicado. Ya dijimos entonces que los peñistas no habíamos sido un problema al principio de la pandemia y no lo íbamos a ser al final, que cerraríamos los locales y daríamos buena muestra de lo que es la casta peñista.

¿Pueden terminar cerrando definitivamente algunas tras este paréntesis, en principio hasta el día 31, si no han podido seguir manteniendo los gastos?

Lamentablemente hemos perdido socios, pero no de forma drástica. Somos 6.000 peñistas, de todas las edades. Veníamos de dos años sin pabellón y ya no teníamos a los socios ‘pilaristas’, solo a gente peñista que lo siente y lo vive desde el 1 de enero al 31 de diciembre. La gente ha colaborado durante el año con voluntariado.

Cuando pase, ¿la pandemia cambiará la forma de relacionarnos?

No. Esta pandemia no nos va a cambiar. Creo que todos necesitamos besos, abrazos, carantoñas y eso no nos lo va a quitar el covid. Los peñistas seguiremos estando. Nos han puesto muchas trabas y hemos seguido. El covid tampoco va a poder con nosotros. Zaragoza es peñista. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión