Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

educación superior

La DGA ya costeará en 2022 el 96,4% del gasto básico de la Universidad e incluye en el acuerdo la financiación de los institutos de investigación

La inversión total para el próximo año ascenderá a 194 millones, de los cuales uno irá destinado a políticas verdes y sociales.

La consejera de Ciencia, Maru Díaz, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, junto a sus equipos durante la última reunión mixta.
La consejera de Ciencia, Maru Díaz, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, junto a sus equipos durante la última reunión mixta.
Guillermo Mestre

La Universidad de Zaragoza y le Gobierno de Aragón han cerrado este jueves el acuerdo global de financiación, que marcará las relaciones entre ambas instituciones durante los próximos cinco años. El objetivo, ha recordado la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, era asumir el 100% del gasto ordinario que le cuesta el campus mantener sus puertas abiertas. Se logrará en 2026 y se hará de manera paulatina. De momento, para 2022 se destinarán 194 millones -179,4 para transferencia básica- con los que se costeará el 96,4% del total frente al 95% actual. "Era una deuda histórica que tenía el Gobierno con la Universidad", ha declarado.

Como novedad, este acuerdo marco incluirá también la financiación de los institutos de investigación, con 10 millones para los cinco años. Esta apuesta da "certidumbres" al campus público. "Hasta ahora, al depender cada año de una decisión no se podía planificar", ha recordado el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral. Por ello ha celebrado contar con una cuantía ascendente para los próximos años. "Aunque no sea la cantidad óptima, es suficiente y con una senda incremental. Con ella se pueden hacer planificaciones de futuro", ha argumentado.

El acuerdo para los cinco años incluye una partida total de 1.082 millones, que se divide en: 194,05 para 2022, en 2023 se amplía a 210,2, en 2024 son 217,58, mientras que en 2024 le corresponden 225,94 y finalmente, el último año, contará con una cuantía de 235,05. Este incremento paulatino se percibe en las partidas de transferencia básica -los gastos necesarios para que el campus esté abierto-, que pasan de los 179,4 millones de 2022 a los 210,81 de 2026, cuando se logrará financiar el 100%. También evoluciona la inversión de los institutos de investigación, que va de 1,9 millones para este primer año hasta los 2,14 en el quinto.  

A grandes infraestructuras se destinarán 50,6 millones, a tenor de 12 al año. Durante 2022 la cuantía es menor (2,65 millones), puesto que ya había más de 9 millones consignados a la reforma de la Facultad de Filosofía y Letras, que estará terminada para el curso 2022-2023. Respeto a las futuras obras, Mayoral ha apuntado que se deberán decidir en otra comisión, aunque ha reconocido que a nivel docente, la Facultad de Medicina es la que está "en peores condiciones". No obstante, también ha recordado la delicada de situación de dos institutos de investigación, el CEQMA -que estaba proyectado en el campus Río Ebro- y la antigua clínica de Veterinaria. Ambas construcciones permitirían "esponjar" la Facultad de Ciencias y la de Veterinaria, respectivamente. 

Otros 45 millones, a tenor de 9 por año, irán a los complementos autonómicos para el personal docente e investigador.  "El acuerdo contempla el rejuvenecimiento de las plantillas", ha recordado el rector, quien ha insistido en que la ampliación corresponde al Ministerio de Universidades, a través de la ley de Presupuestos Generales del Estado. En estos momentos, la tasa de reposición es de un 100%, aunque el proyecto de los presupuestos sí que contempla un incremento. En este sentido, la consejera ha destacado que el "mayor esfuerzo", además del rejuvenecimiento, se ha centrado en la mejora de los empleos que están precarizados, tanto  a través de "mejoras salariales como de estabilización de plantillas". 

Las políticas verdes y sociales contarán con un millón de euros anuales para hacer de la Universidad un entorno más "abierto, sostenible y amable". Entre otras cuestiones, la consejera Díaz ha señalado la formación del profesorado en materias de respeto a la diversidad, la posible puesta en marcha de un gabinete psicosocial para atender la salud mental de los estudiantes y la implantación de puntos violetas para atender las cuestiones de género. Una mayor presencia por la transformación verde y la peatonalización son otras de las propuestas. Además, 94.000 euros anuales irán destinados a la relación de la Universidad con la sociedad. 

Ambos han reconocido que han sido meses "duros" de negociación, que se han saldado con un resultado "satisfactorio" para las partes. "Ha merecido la pena", ha apuntado Díaz, mientras que el rector ha destacado que tanto desde el Gobierno de Aragón como desde la cartera que dirige Díaz se han creído "de verdad" que la Universidad es un "eje tractor" del territorio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión