Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

seguridad vial

Veto al móvil al volante: "Si miras un mensaje, recorres más de 100 metros a ciegas"

El uso del teléfono supone ya la mitad de las distracciones de los conductores aragoneses. Para atajar el problema, las multas van a aumentar.

El móvil, un peligro al volante
El móvil, un peligro al volante
Aránzazu Navarro

Un conductor lleva su coche a unos 100 kilómetros por hora por carretera. Está pendiente de recibir un whatsapp, por lo que deja cerca el teléfono móvil. El dispositivo suena y simplemente echa un vistazo a ver si es el mensaje que esperaba. En esos dos o tres segundos que fija la atención en el terminal, el vehículo avanza más de 100 metros sin que el conductor haya prestado atención a la carretera.

“Si miras un mensaje, recorres a ciegas el equivalente al largo de un campo de fútbol. Y si te pones a contestar, ni te cuento”, señala José Antonio Mérida, jefe provincial de Tráfico de Zaragoza. Hace un par de semanas la Dirección General de Tráfico (DGT) hizo un estudio a nivel nacional sobre distracciones al volante. En Aragón, el uso del móvil copó más de la mitad de las infracciones detectadas. Por este motivo se impusieron más multas que las que sumaron el uso de GPS, de tablets, el llevar auriculares, el fumar o cualquier otra distracción. Solamente en la provincia de Zaragoza se cursaron 43 denuncias en siete días por usar el teléfono, del total de 79 que se tramitaron por cualquier tipo de distracción.

Estos despistes al volante cada vez están más presentes en los accidentes mortales. Ya son el factor concurrente más habitual, por delante incluso del alcohol y de la velocidad. La importancia del uso del cinturón de seguridad parece que va calando entre los conductores, pero parece que al riesgo que entraña manipular el teléfono no se le tiene tanto respeto. “Están presentes en el 28% de los choques con alguna víctima mortal, por lo que es una de las causas que más nos preocupa. Distracción y velocidad forman un binomio muy peligroso”, apunta Mérida. Para la DGT, se ha convertido “en uno de los caballos de batalla”, ya que “multiplica por cuatro el riesgo de accidente”.

Mérida admite que el móvil es “una herramienta muy positiva” también en el vehículo, porque llevarlo “te da seguridad y protección” pero está claro que “no se puede usar mientras se conduce”. Según apunta, hasta hablar con el manos libres aumenta el riesgo de accidente: “Tras un minuto y medio hablando por el móvil, aunque sea con el manos libres, el conductor pierde la percepción del 40% de las señales, baja la velocidad en un 12% y aumenta su ritmo cardíaco”.

El delegado de Stop Accidentes en Aragón, Miguel Ángel Bernal, apunta que el uso del móvil al volante “es una tragedia”. “Los 100 metros que recorremos sin mirar a la carretera cuando echamos un vistazo al teléfono son los que nos separan de la vida o la muerte”, afirma. En esa distancia, alerta de que puede darse “un choque por alcance, una salida de la carretera, un ciclista...”. “Para cuando nos damos cuenta, tenemos el obstáculo delante y no podemos reaccionar”, advierte.

Por eso, la DGT va a incrementar las multas por el uso del móvil al volante. El Congreso ratificó la semana pasada la nueva Ley de Tráfico, que prevé que el simple hecho de tener el móvil entre las manos se sancione con 600 euros y 6 puntos menos en el carné de conducir. Hasta ahora eran tres puntos. “Me parece una medida extraordinaria”, apunta Bernal. El delegado de Stop Accidentes en Aragón cree, no obstante, que hay que aumentar “las campañas y la concienciación” para incidir en la importancia de acabar con esta práctica habitual de muchos conductores: “En el fondo, solo se trata de que la gente tenga un poco más de conciencia para salvar su propia vida”, sentencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión