Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Ocho de cada diez pacientes de Atención Primaria de Aragón eligen las consultas presenciales

El presidente de Fasamet estima que entre un 80 y un 85% de los enfermos opta por acudir al centro de salud, aunque cada profesional organiza sus agendas

Servicio de Atención Primaria
Servicio de Atención Primaria
DGA

El Salud planteó al inicio de verano un plan para mejorar la accesibilidad a los equipos de Atención Primaria, con el objetivo de ir recuperando la plena accesibilidad a las consultas, con la opción de que el paciente pudiera elegir si quería una consulta en persona o telefónica. Más de tres meses después, ocho de cada diez usuarios opta por la cita presencial, tal y como estima Leandro Catalán, presidente del sindicato de médicos de Atención Primaria (Fasamet) y facultativo en Parque Roma, que indica que en torno al 80 u 85% de la agenda se reservan a consultas presenciales, y el resto, telefónicas. Un porcentaje, sin embargo, que varía, porque la realidad asistencial de cada sector sanitario en Aragón es muy diferente.

En el caso del Sector de Alcañiz, según valoró Antonio Pablo Martínez, médico de Familia en Híjar y presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria en Aragón (Semergen), más de la mitad de las consultas son presenciales, aunque algunas de las telefónicas requieren luego atención en persona.

"Las no presenciales -dijo Catalán- se realizan para solicitud de analíticas, control, informes médicos... no para actividad asistencial". En su centro, tal y como resumió, reservan la primera hora para actividades de planificación, luego acuden a domicilios, atienden consultas presenciales y después, telefónicas: "Se dan casos que tienen que venir a la consulta y no acuden porque esperan que les llamemos". 

Desde el sindicato Satse, la responsable de Atención Primaria, Pilar Martínez, reconoció que en Enfermería "no ha variado mucho, porque nuestro trabajo requiere fundamentalmente la presencialidad, salvo cuestiones muy puntuales". En su opinión, la bajada de la curva de casos de covid conlleva a su vez un descenso de la presión asistencial en Atención Primaria, porque se ha reducido el número de pruebas PCR o el seguimiento de contactos tras un intenso verano con un alto ritmo de vacunación contra el coronavirus.

"¿Está el usuario informado para decidir qué atención precisa?"

La pandemia del coronavirus forzó las consultas telemáticas y ahora es el paciente quien concreta qué atención requiere. Pero "¿hasta qué punto está suficientemente informado para decidir si la consulta debe ser presencial o telefónica?". Para el presidente del Comité de Bioética de Aragón, la telemedicina "está en el centro del debate ético y genera muchas dudas", que ayer se expusieron durante la mesa principal del VIII Simposio Aragonés de Comités de Ética.

Una de las ponentes, Nuria Val, médica de Familia y coordinadora del centro de salud Actur Sur, explicó que "ahora el paciente decide los síntomas por los que consulta y nos preguntamos si en algunos casos no puede haber información clínica relevante oculta a la que no le dé importancia y sea crucial". Además, "a veces se duplican las consultas".

Según dijo, hay que valorar la accesibilidad y "puede darse la ley de cuidados inversos de Tudor Hart, por la que quien más solicita la atención es quien menos la necesita, y viceversa". "Y aún más importante -añadió- es la privacidad y confidencialidad: puede ser que llamemos al paciente y esté en el trabajo, por ejemplo, donde no nos contará que sufre estrés laboral o que cree que está embarazada".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión