Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales 

Juzgado por agredir a un guardia civil en Ejea en plena pandemia y sin mascarilla

Estaba en la calle fuera del horario legal y lo detuvieron en noviembre de 2020. El fiscal le pide un año por el delito del atentado  

Los testigos de la agresión han empezado a prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Ejea.
Los testigos de la agresión han empezado a prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Ejea.
HA

El Juzgado Penal 5 de Zaragoza ha juzgado esta mañana a un ciudadano rumano por un delito de atentado por una agresión contra un agente de la Guardia Civil en Ejea de los Caballeros el pasado 5 de noviembre en plena pandemia y fuera del horario legal

El fiscal ha solicitado un año de prisión por el delito de atentado, mientras que la acusación, que ejerce Jorge Piedrafita, letrado de la Asociación Española de Guardia Civiles (AEGC), ha elevado la petición a tres años por la agresión al agente y tres meses de multa.    

Los hechos ocurrieron cuando la Guardia Civil detuvo un vecino de Ejea de los Caballeros, de origen rumano y que responde a las iniciales D. G. C., por circular por la vía pública durante el toque de queda sin mascarillas en la calle de Erla, 39-41.   

La patrulla, que prestaba servicio en un vehículo camuflado, vio andando a esta persona sin mascarilla y le dio el alto. Los guardias se identificaron con sus placas reglamentarias y le preguntaron qué hacía a esas horas fuera de casa, cuando las restricciones impuestas para impedir la propagación de la covid-19 impedían estar en la calle entre las 23.00 y las 6.00 sin un motivo justificado.

En el juicio, los agentes han descritro con detalle que el acusado les dijo que estaba en la calle "porque le daba la gana" y, tras identificarle para proponerle una sanción administrativa al incumplirm las medidas sanitarias, lanzó un puñetazo a un guardia civil que le llegó a alcanzar en un brazo cuando estaban abandonando el lugar. Por ello, los agentes procedieron a reducirlo y proceder a su detención.   

El hombre explicó a los guardias que «había salido a tirar la basura y estaba en la calle porque le daba la gana». Según hicieron constar después en su informe, este individuo desprendía un fuerte olor a alcohol y en ningún momento respetaban la distancia de seguridad.

Como dijo que no portaba la documentación, la patrulla acompañó a esta persona a su domicilio para que se identificara, informándole a continuación de que se le impondría una sanción por desobedecer el decreto ley del Gobierno aragonés.

Parecía que todo iba a quedar ahí. Pero cuando los funcionarios, que vestían de paisano, se retiraban, Dorin Georgian C. se encaró con ellos con actitud agresiva, gritándoles: «Ahora sí que me vais a llevar a la Policía». 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión