Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Críticas de los balnearios ante la demora del inicio del programa para mayores del Imserso

Los planes pasaban por que se iniciase en octubre y la asociación nacional del sector del termalismo carga contra la entidad pública por "abandonar a su suerte a los 60.000 pensionistas que este año iban a disfrutar del programa y a 12.000 trabajadores".

El balneario Sicilia, en Jaraba, ha vuelto a abrir sus puertas.
El balneario Sicilia, en Jaraba
Macipe

Tras año y medio de suspensión del Programa de Termalismo para mayores, los balnearios de toda España siguen sin ver la luz al final del túnel. Así, la asociación nacional que agrupa al sector (Anbal) critica que el Imserso "ha abandonado a su suerte a los a casi 60.000 pensionistas que este año iban a poder disfrutarlo y a 12.000 trabajadores". Lo califican de "situación sin precedentes". En Aragón hay distribuidos un total de 10 centros: seis en la provincia de Zaragoza, dos en la de Huesca y otros dos en Teruel.

Desde la asociación, mediante un comunicado, han explicado que pretenden ofrecer "alternativas a los pensionistas al no anunciarse el inicio del programa" con el objetivo de "dar respuesta quienes durante este tiempo han seguido interesados en poder disfrutar de los tratamientos termales y ante la no respuesta del Imserso". Por ello aseguran que "los que permanezcan abiertos ofrecerán a los mayores alternativas a precios similares a los del Programa, realizando un gran esfuerzo por su parte para atender las necesidades de sus clientes".

Según explican fuentes del sector, los planes pasaban porque el programa para la tercera edad estuviera en marcha en octubre. Así, en el comunicado detallan los centros habían reservado las plazas para el programa por lo que "no han podido comercializarlas por otras vías". De esta forma, subrayan que ante la "indefinición" de la entidad estatal para facilitar dicha ocupación por la vía tradicional anterior a la pandemia "un 40% de los establecimientos termales podrían verse avocados al cierre o a la no apertura.

Apuntan también a las "consecuencias laborales para los trabajadores y económicas tanto para las propias empresas como para las comarcas donde están ubicados", la mayoría en zonas rurales afectadas por la despoblación, en lo que ahora se llama España Vaciada. "Los Balnearios son los auténticos tractores económicos y de ellos dependen 12.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos en toda España", calculan.

Recuerdan que el Programa de Termalismo se inició en 1989 y había funcionado ininterrumpidamente hasta el año pasado, cuando fue suspendido ante la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19 y el confinamiento decretado por el Gobierno. Así argumentan que en ese tiempo "millones de personas han disfrutado de tratamientos termales de salud a precios económicos y bajo supervisión médica con los beneficios en prevención que ha supuesto para la sociedad española".

Los propios balnearios, explican desde Anbal, reclamaron al Imserso a mediados de septiembre que pusiera fecha al inicio de programa. Sí que reconocen que "parece que en los últimos días ha acelerado el proceso de contratación, aunque siguen sin poner una fecha de comienzo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión