Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

La primera promoción del doble grado 10: "El único secreto es tener claro que hay que trabajar a tope desde el primer día"

La carrera de Física y Matemáticas es el título con la mayor nota de acceso de la Universidad de Zaragoza. Atrae a los alumnos más brillantes y exige esfuerzo y constancia.

Mario Pérez, Pablo Pérez y Andrés Laín en la puerta de la Facultad de Ciencias del campus San Francisco
Mario Pérez, Pablo Pérez y Andrés Laín en la puerta de la Facultad de Ciencias del campus San Francisco
Toni Galán

Andrés Laín quería ser ingeniero aeronáutico y con su nivel de alemán tenía la oportunidad de irse a estudiar a Suiza. Su interés por "saber de verdad los fundamentos que hay detrás " de su pasión por los aviones le llevó a ser de los primeros alumnos del programa conjunto en Matemáticas y Física de la Universidad de Zaragoza. También lo cursa Pablo Pérez, que no se decidía por una carrera de ciencias concreta y al final se atrevió "a probar " con este doble grado.

Acaban de empezar el quinto curso y si nada se les cruza en el camino formarán parte de la primera promoción. Su oferta limitada de 10 plazas atrae a los estudiantes más brillantes y con mejores expedientes, lo que provoca que la nota de corte se dispare. Es el rey indiscutible que lidera desde su implantación en 2017 la media que se exige a los estudiantes, que para este 2021-22 se quedó finalmente en un estratosférico 13,675 sobre 14.

"Van a ser muy demandados por las empresas porque controlan una doble vertiente. Algunos se decantarán por la investigación y eso retiene el talento en Aragón"

Lo que es indudable es que el interés por estas ciencias en los últimos años se ha incrementado notablemente. En buena parte porque aseguran un empleo al concluir la carrera en campos como la productividad en la industria, la robótica, la ciberseguridad o la inteligencia artificial.

"Estamos expectantes porque esperamos que estarán muy demandados en el mercado laboral. Con la era del big data y las necesidades cada vez mayores de almacenar datos, las empresas buscan perfiles de personas con una formación científica elevada y estos estudiantes controlan esa doble vertiente que necesitan ", sostiene Mario Pérez, coordinador de Matemáticos del programa conjunto. Algunos también optarán por la investigación y "es una forma de retener talento en el campus y en la Comunidad ", asegura este matemático.

Es el caso de Andrés y Pablo que, de momento, planean seguir formándose y conseguir alguna beca, aunque también valorarían ir a la empresa privada si se trata de "una buena oferta ". De hecho, ya tienen algún compañero que compatibiliza los estudios con el trabajo. Andrés piensa en un máster en Matemáticas y un doctorado en Análisis Matemático, Mecánica de Fluidos o Física Fundamental. "Me gusta explicar cosas y la investigación. Pero también me llama la empresa privada. Ya se verá ". Pablo se descanta más por la modelización y la estadística.

"Sobre todo exige trabajar desde el primer día y organizarse, porque los horarios son muy exigentes. Pero todos sabíamos dónde nos metíamos y es gratificante"

¿Ha cumplido este doble título sus expectativas? "En cuanto a contenidos y dificultad sí, ya sabíamos dónde nos metíamos. Difícil ha sido y, como cualquier grado, tiene algunas carencias ", responde Pablo. Andrés cuenta que se estrelló contra "un muro " en un primer curso de todo Física, pero "sobre todo es muy gratificante ver lo que llegas a aprender de lo que realmente te gusta ".

En total son 400 créditos los que componen la carrera (por separado, son 240 en cada grado), que pueden reducirse hasta 370 si escogen asignaturas optativas que son reconocidas simultáneamente en ambos títulos. Compaginar los horarios exigentes con el estudio requiere esforzarse, organizarse bien y ser constante cada día. "Un curso tuve un horario de 8.00 a 15.00 por las mañanas y prácticas de Física por la tarde. Aún así, intento hacer deporte y salir con los amigos, para tener una vida normal y equilibrada como cualquier estudiante ", dice Pablo. "El único secreto es tener claro que hay que trabajar a tope desde el primer día ", asiente Andrés, que ha tenido que dejar el judo.

"Quería ser ingeniero aeronáutico, pero me pudo el saber los verdaderos fundamentos que hay detrás. Ahora sé que estoy donde debo estar porque me fascina"

A ninguno se le ha pasado tirar la toalla pese a las exigencias. "Como mucho, alguna vez me he planteado hacerla en seis años porque el estrés no es bueno para la salud ", admite Pablo. Los problemas administrativos, como que pagan las asignaturas de Matemáticas más caras que sus compañeros de grado, intentan resolverlos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión