Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Nieve

Aragón aspira a captar 49 millones de los fondos europeos para la unión de las estaciones de esquí

Aliaga subraya que ampliar el dominio esquiable es "crucial" para competir a nivel internacional.

Esquiadores en la estación de Candanchú a comienzos de la temporada 2019/2020.
Esquiadores en la estación de Candanchú a comienzos de la temporada 2019/2020.
Rafael Gobantes

Una década después de que se lanzara la última propuesta para la unión de estaciones de esquí, Aragón está decidida a hacerla realidad con el respaldo de los fondos de recuperación de la Unión Europea. Con este fin, va a solicitar 49 millones de euros para acometer el grueso de la actuación en tan solo cuatro años, menos de la mitad del plazo previsto. En el caso de lograrlo, las administraciones tendrán garantizada el 100% de la inversión, lo que salvará el escollo que hizo encallar el proyecto pese a su declaración de interés general en 2014 por parte del Gobierno de Luisa Fernanda Rudi.

El primer paso ya lo ha dado la Mancomunidad del Valle del Aragón al solicitar el pasado lunes la financiación necesaria para la conexión de las estaciones de Astún y Candanchú a través de la convocatoria extraordinaria de desarrollo de turismo sostenible, lanzada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. La pretensión es captar 9,3 millones y se dispondrá de tres años para acometer la inversión si finalmente se concede. Su presentación está avalada por las estaciones, que firmaron sendas cartas de apoyo.

El siguiente paso lo dará la Diputación Provincial de Huesca (DPH)en la convocatoria de fondos de 2022 con la propuesta de unión de Astún y Formigal a través de Canal Roya, que requiere otros 40 millones. De la misma forma, tendrá el mismo plazo de tres años para ejecutar la obra.

En ambos casos, las administraciones tramitan planes de sostenibilidad turística para lanzar este proyecto que ampliará el dominio esquiable en el Pirineo. El respaldo del vicepresidente aragonés y consejero de Industria y Turismo, Arturo Aliaga, es absoluto, lo que resulta clave en un proceso de selección en el que su departamento tendrá mucho que decir.

Para empezar, la Dirección General de Turismo deberá ahora evaluar las propuestas presentadas con los indicadores de la estrategia de sostenibilidad turística del plan nacional. Su peso será decisivo, ya que formará parte de la comisión bilateral con el Ministerio que decidirá por concurrencia competitiva qué actuaciones reciben los fondos europeos.

Loading...

El vicepresidente aragonés aseguró que su departamento lleva meses trabajando para impulsar este proyecto largamente comprometido que conectaría los valles del Aragón y de Tena. De hecho, se han mantenido contactos con el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, quien se ha mostrado "receptivo" con la propuesta. "Lograr la unión de estaciones es clave porque solo con un extenso dominio esquiable se puede asegurar el futuro del sector y la competitividad con los grandes centros invernales, como son Andorra, los Alpes o los Dolomitas", sentenció el líder aragonesista.

Arturo Aliaga mantiene que la unión de estaciones encaja en la convocatoria de los fondos de recuperación, dado que hará al sector de la nieve más competitivo a nivel internacional y avanzará en su sostenibilidad ambiental y turística. "El motor económico de la nieve es crucial en las zonas de montaña, como se ha demostrado cuando las restricciones que impuso la pandemia impidió la apertura de las estaciones", dijo.

Apuesta global por la nieve

La decisión de invertir en el sector no se limita a la unión de estaciones, ya que las administraciones también han apostado por la ampliación de la estación de Cerler y dar un mejor servicio en Benasque. Con este objetivo, el Ayuntamiento de Montanuy ha solicitado otro plan de sostenibilidad turística valorado en 9 millones para acometer los accesos al dominio esquiable de Castanesa, en paralelo a las inversiones que está acometiendo Aramón.

Del mismo modo, el Ayuntamiento de Benasque ha presentado otro para lograr los 12,8 millones que requiere para la construcción de la telecabina de conexión con la estación de Cerler. En este caso, la justificación ambiental es más que evidente, dado que evitará que miles de vehículos suban a las pistas, con el consiguiente ahorro de emisiones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión