Aragón
Suscríbete

despoblación

Los aragoneses de las zonas rurales deben recorrer casi 30 kilómetros extra para acceder a servicios

Un informe del Banco de España revela que los turolenses son los españoles que más lejos tienen servicios como supermercados, centros de salud o bibliotecas.

Una vecina se asoma a la puerta de su casa en Allueva, donde deben recorrer 40 kilómetros para llegar a un supermercado.
Una vecina se asoma a la puerta de su casa en Allueva, donde deben recorrer 40 kilómetros para llegar a un supermercado.
Jorge Escudero

¿Cuánto tiene que recorrer un aragonés desde su casa para poder comprar una barra de pan? ¿Y para ir al médico? ¿Y para acudir a una biblioteca? La respuesta a estas preguntas dependerá, obviamente, del lugar en el que viva cada uno. Un estudio del Banco de España ahora pone cifras a las diferencias que supone residir en una zona rural o urbana, o entre hacerlo en una u otra provincia. Y la conclusión es que en Aragón los habitantes de las áreas rurales tienen que recorrer 28,3 kilómetros más de media que los de las ciudades para llegar a cualquier servicio local, como una biblioteca, una escuela infantil o un supermercado. Además, los de Teruel son los más alejados de estos servicios de media de toda España.

Según el informe, quienes viven en las zonas rurales de Aragón deben desplazarse casi 30 kilómetros de media (29,94) para acceder a su servicio más cercano, mientras que quienes residen en las áreas urbanas lo tienen a 1,64. Esa diferencia de 28,3 kilómetros entre unos y otros es la mayor de España, solo por detrás de la que sufren en Castilla-La Mancha (32,64 kilómetros). Tras Aragón se sitúan Castilla y León (24,59 kilómetros), Extremadura (19,95) y Cantabria (16,6). La menor diferencia entre las áreas rurales y urbanas se da en Murcia (2,84), Baleares (3,37%) y Madrid (9,38).

Por provincias, Teruel es la provincia que sale peor parada de España, y una de las peores de Europa. Los habitantes de esta provincia -incluyendo en este caso tanto pueblos como ciudades- tienen que recorrer 20 kilómetros de media para acceder a un servicio local básico, por los 12,7 kilómetros de los oscenses y los 4 de los zaragozanos.

Teruel es la provincia con una distancia media más grande entre sus habitantes y los servicios locales, seguida de Zamora (16,4), Cuenca (15) y Soria (14,1). Y a nivel europeo, solo la superan doce subregiones, pertenecientes a Suecia, Finlandia, Rumanía y Hungría, principalmente. Encabeza el ranquin el área de Jämtland, en Suecia, con 45 kilómetros de distancia media a los servicios locales. En el extremo contrario, los habitantes de la Comunidad de Madrid solo tienen que recorrer de media 1,5 kilómetros, por los 1,6 de los de provincia de Barcelona y los 2 de Alicante y Cádiz.

El estudio del Banco de España concluye que, de media, los españoles tienen una mejor accesibilidad a estos servicios (3,5 kilómetros) que el promedio de la Unión Europea (4 kilómetros). Sin embargo, el problema de la despoblación emerge si se pone en foco en las regiones rurales, en las que los españoles tienen que recorrer 12,4 kilómetros de media, por los 7,1 del resto del continente. Por decirlo de otra manera, el 50% de la población española tiene que recorrer menos de 2,2 kilómetros para llegar a un servicio básico, pero ese 50% vive en el 10% del total de los 8.116 municipios españoles. En definitiva, “el diferencial rural-urbano en accesibilidad a servicios locales de España es más pronunciado que en el resto de países europeos”, concluye el Banco de España.

La dificultad de acceder a estos servicios puede deberse, en parte, por cuestiones geográficas, ya que pueden ser “más costosos en zonas montañosas y de difícil acceso, y que estén alejadas de núcleos urbanos”. El informe determina que los municipios rurales españoles están emplazados, de media, a una altitud 400 metros superior a los urbanos, así como 20 kilómetros más lejos de la capital de provincia.

Además, el informe también analiza la presión fiscal y el comportamiento presupuestario de cada municipio. Y concluye que los ayuntamientos de las zonas urbanas tienen impuestos más altos y un endeudamiento dos veces superior (de media) a los de las zonas rurales. “Estas diferencias podrían guardar una relación directa con las divergencias observadas en la accesibilidad a servicios”, dice el Banco de España, al contar en las zonas rurales con menos recursos para financiarlos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión