Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

universidad

La Universidad de Zaragoza y la San Jorge apuestan por unir sus fuerzas para "sacar el máximo provecho al talento aragonés"

La pública y la USJ abogan por que la DGA diseñe un mapa de titulaciones y ya colaboran en proyectos de investigació. Apuestan por la "prudencia" a la hora de recuperar la presencialidad y estudian primar a los vacunados en algún servicio.

La rectora de la Universidad San Jorge, Berta Sáez;_la consejera de Ciencia y Universidad, Maru Díaz, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral.
La rectora de la Universidad San Jorge, Berta Sáez;_la consejera de Ciencia y Universidad, Maru Díaz, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral.
Toni Galán

Aparcadas las discrepancias que durante años las separaron, instan a la DGA a que diseñe un mapa de titulaciones que garantice un uso eficiente de los recursos y que la oferta sea complementaria. Los rectores José Antonio Mayoral (Universidad de Zaragoza) y Berta Sáez (USJ), protagonistas junto a la consejera de Universidad Maru Díaz de un foro HERALDO sobre educación superior, abogan por la "prudencia" y se comprometen a retomar la presencialidad total cuando la evolución epidemiológica lo permita.

Para acercar a la sociedad su trabajo, confían en el proyecto autonómico Digital Innovation Hub, que funcionará como una ventanilla única a la que se dirigirán ciudadanos y pymes para conocer qué grupos de investigación pueden aportar una solución a sus problemas. Ajustarán, mientras tanto, su oferta a las necesidades manifestadas por proyectos estratégicos en marcha, como Amazon y Bon Àrea, que ya están llamando a su puerta.

Covid-19

Objetivo: presencialidad total a lo largo de este curso

La pandemia obligó que de un día para otro los alumnos recibieran las clases a distancia. El curso pasado se recuperó una parte de la presencialidad y para este, el objetivo es que sea total. Aunque, como pronto, llegará después de las ‘no fiestas’ del Pilar, que hace un año ya dieron algún que otro "susto" a las universidades aragonesas. "Conforme se vaya bajando de fase, se aumentarán los aforos y se reducirá la distancia, pero a las puertas de los pilares era arriesgada cualquier otra apuesta", apuntó la consejera. En este sentido, recordó Mayoral, tanto Sanidad como Universidad y los dos campus toman las decisiones de manera "consensuada". Recordó, además, que una clase universitaria puede estar compuesta por más de un centenar de estudiantes, no como los "grupos burbuja de veintitantos" de los colegios. Todo ello, unido a la tasa de vacunación de esta franja de edad –por debajo del 80%– y su "mayor interacción social", hace que se regrese al aula como se terminó el curso pasado.

Con esta premisa, explicó Sáez, la idea es "incentivar" a los jóvenes que todavía no se han vacunado, puesto que pueden ser "vectores de transmisión". Para ello, se valora primar el acceso a determinados servicios a los inmunizados, por ejemplo, a las instalaciones deportivas.

Este año se volverá a cerrar pronto el campus de San Francisco durante las jornadas en las que tendrían lugar las Fiestas del Pilar para evitar los botellones. "La mayoría no eran de universitarios", recalcó el rector. También la consejera rompió una lanza a favor de ellos y quiso recordar que durante esta crisis sanitaria se ha visto "la cara amable" del alumnado, como es el caso de aquellos que "estaban en los últimos cursos de Enfermería o Medicina y se pusieron a disposición" del Departamento de Sanidad.

Financiación

A la espera de los fondos que llegan de Europa

Otro efecto colateral de la pandemia ha sido el incremento sustancial del gasto de las universidades aragonesas para adaptarse a esta nueva situación: cámaras, dispositivos, conexiones informáticas... e incluso ampliaciones de contratos. "Y además hubo un descenso de los ingresos", recordó Mayoral, en referencia a que el primer año no corrió convocatoria y, por lo tanto, no se pagaron las segundas o terceras matrículas que se produjeron por la covid.

En este sentido, recordó la consejera, se han distribuido fondos, entre ellos, los europeos. Aunque, por definición, solo llegarán a la pública. "Ya sabemos que a la Universidad de Zaragoza le corresponden 2,3 millones del apartado digital para dos años y otros 10,5 millones en tres años para recualificación", señaló el rector. La USJ no tiene acceso a este tipo de ayuda, pero eso no ha impedido que, con fondos internos, se hayan mantenido las convocatorias de contratos predoctorales y postdoctorales: "Los mismos que el año pasado y dos más que los anteriores". Asimismo, recordó que acceden a "todas las convocatorias de concurrencia competitiva, tanto públicas como privadas". Entre ellas, a las de los proyectos europeos, a los que se han sumado en consorcios empresariales.

En el acceso a esta financiación, apuntó la consejera, se está "compitiendo mirando a la cara a comunidades históricas como Navarra o País Vasco": "Estamos consiguiendo estar entre ellos y eso es una buenísima noticia".

Investigación

Cooperación y trabajo con grupos conjuntos

Ambas universidades, en la medida en que la legislación se lo permite, trabajan de manera conjunta en los proyectos de investigación. "Existen grupos de investigación reconocidos por el Gobierno de Aragón, subvencionados por la consejería, en los que hay personal investigador de la Universidad de Zaragoza y de la de San Jorge", puntualizó Sáez. Por su parte, Mayoral aseveró que si no se aprovecha "todo el talento que tenemos porque no nos miramos, estamos equivocándonos". No obstante, reconoció que existen trabas administrativas, como la Ley de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión