Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

UAGA pide no vender la uva por debajo de los costes de producción

Exige que las buenas perspectivas comerciales del vino se traduzcan en precios rentables para los viticultores.

Vendimia en la D.O.P. Cariñena de 2020
Vendimia en la D.O.P. Cariñena de 2020
MAASZOOM

Coincidiendo con el inicio de la vendimia, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) alerta a los viticultores que ofertan su uva de forma particular que "no entreguen el fruto a precios por debajo de costes de producción".

Aunque la organización agraria recuerda que en Aragón un 80% de la producción esta cooperativizada y, por lo tanto, los agricultores socios no tienen obligaciones contractuales, destaca que existe un porcentaje, aunque sea mucho más pequeño, que vende de forma individual y, por lo tanto, tiene que realizar un contrato por escrito con la bodega antes de la entrega de la uva. En dicho contrato se debe reflejar el precio, que no puede estar por debajo de los costes de producción, que debe ser abonado en el plazo máximo de un mes desde la entrega del producto.

Por eso, UAGA recuerda que en el caso de que dicho documento incluya "cláusulas abusivas que obliguen a los productores a reconocer costes de producción falsos", los viticultores tienen a su disposición los servicios jurídicos de la organización agraria para tramitar una denuncia "de forma totalmente anónima" ante la Agencia de Información y Control Alimentarios por incumplimiento de la ley de la cadena alimentaria.

"La uva es un producto muy perecedero y no se puede almacenar, pero aconsejamos a los agricultores que la prisa por vender no les lleve a aceptar precios que no son rentables ni cumplen la ley", explicó el responsable del sector del vino en UAGA, Nicolás Aldea.

Y es que la organización agraria considera que de las "buenas perspectivas comerciales" que se presenta este año para los vinos españoles también tienen que ser partícipes los viticultores, para los que reclaman unos "precios justos".

Aldea recordó que aunque las previsiones de producción de las denominaciones de origen supone una merma superior al 20% respecto al año anterior, la recuperación del consumo en bares, hoteles y restaurantes tras la fase más grave de la pandemia, la significativa pérdida de cosecha en Francia e Italia por las fuertes heladas y el incremento de las exportaciones, "abren grandes oportunidades de ventas tanto en el mercado nacional, en el comunitario y en el mundial". Buena prueba de ello, como recordó el sindicalista, es que la propia Federación Española del Vino (FEV) espera que "para mediados de 2022" se haya superado la crisis que el impacto de la covid ha provocado en el sector y se vuelva a las cifras de ventas que se registraron en 2019.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión