Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

infraestructuras

Soro explica el plan de actuación para reparar el puente de Quinto en la A-221

Se invertirán 2 millones de euros en unas estructuras junto a las siete pilas que sostienen el puente y la intervención en el conjunto de la plataforma.

Reunión de Soro en la Comarca Ribera Baja
Reunión de Soro en la Comarca Ribera Baja
DGA

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha trasladado a los representantes institucionales de la Comarca de Ribera Baja, los detalles de la obra de emergencia que se llevará a cabo en el puente de Quinto sobre la línea de ferrocarril, en la A-221, para la que hay previsto un plazo de ejecución de cinco meses.

Los trabajos se llevarán a cabo a través de una obra de emergencia, que se tramitará en los próximos días, con un importe cercano a los 2 millones de euros, según se ha informado desde el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

El consejero Soro ha manifestado que esos cinco meses "es el plazo más realista siendo conscientes de la necesidad de abrir lo antes posible el puente al tráfico, pero sabiendo también que pueden surgir problemas tanto con el suministro de materiales como con la aparición de nuevas patologías ocultas".

Soro ha recordado que a finales de julio aparecieron unas grietas en el puente, que derivaron el cierre del mismo al tráfico desde el pasado 11 de agosto, ya que la infraestructura presentaba riesgo de colapso y derrumbe.

En estas semanas, ha apuntado el consejero, se ha trabajado para dar una solución técnica. El proyecto determina cuatro fases de actuación: la primera para el refuerzo de las pilas, la segunda para la reparación del capitel, la tercera para la sustitución de los elementos de apoyo de la plataforma sobre la que se circula y la cuarta para los acabados de la plataforma, es decir, sustitución de las barreras, juntas y pavimento de toda la superficie.

Cuatro puntales

José Luis Soro ha explicado que se "colocarán cuatro puntales de apoyo, unidos por tirantes, junto a las pilas y se apoyarán en la cimentación existente". Esta intervención se llevará a cabo desde la segunda a la séptima pila y servirán para apuntalar la plataforma del puente y repartir el peso del mismo entre todos los puntos.

El consejero ha puntualizado que "la pila cuatro es la que presenta más problemas, pero vamos a actuar en el conjunto del puente para garantizar mayor durabilidad". En la pila uno se adoptará una solución similar adaptada al espacio existente. Cuando la plataforma se encuentre apuntalada se procederá a la reparación del capitel, con el inyectado de grietas y fisuras, reparación de la superficie y pintado.

Posteriormente, se saneará la base de apoyo del tablero y se terminará con la instalación de nuevas barreras de seguridad, juntas y pavimento. Desde el Departamento de Vertebración del Territorio y Movilidad, se ha especificado que una de las principales complicaciones en el trabajo es la falta de espacio para el acceso al puente y el proceso de suministro de acero para llevar a cabo los trabajos.

Este puente ya fue objeto de una reparación, en este caso por las consecuencias de un deslizamiento, en 2005. Los trabajos que se realizan ahora no incluyen la estructura de esa zona reparada pero sí el conjunto del tablero por el que circula el tráfico rodado.

El consejero Soro ha asegurado que la intención es que los plazos se acorten lo máximo posible y ha justificado que "hemos trabajado de una manera muy ágil para dar una solución porque somos conscientes del problema de movilidad que supone para la comarca el corte de este puente".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión