Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Javier Lambán: "Si no ha habido fiestas en ningún municipio no podía haberlas en Zaragoza"

El presidente "confía" en la responsabilidad de Azcón y avisa de que hablar de que habrá fiestas por la puerta de atrás es "pernicioso" y "muy perjudicial". 

Javier Lambán optará a la reelección como líder del PSOE aragonés.
Javier Lambán, presidente de Aragón.
Toni Galán

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se muestra convencido de que el Ayuntamiento de Zaragoza, "que es un ayuntamiento responsable", hará lo de los demás: evitar hablar de fiestas y limitar el programa de actividades a los actos culturales que respeten las normas establecidas por el Gobierno aragonés. "No caben privilegios y agravios, todos están sometidos a las mismas restricciones", recalca, porque "todos son iguales en materia de preservación de la salud". Y justifica la suspensión de las fiestas patronales en Aragón hasta el 31 de octubre, Pilar incluido, en que "si no ha habido fiestas en ningún municipio, no podía haberlas en Zaragoza".

Resalta el barón socialista aragonés que no es "de dar consejos ni mucho menos órdenes" a ningún ayuntamiento. "No es mi vocación y no tengo la potestad", advierte. Lo que puede hacer el Ayuntamiento de Zaragoza es "exactamente" lo mismo en cuanto a las actividades culturales. En su opinión, "cuanto menos se hable de fiestas del Pilar mejor", porque se podría producir una consciencia entre la sociedad de que no pasa nada, producir un "efecto llamada" sobre el resto de vecinos de la Comunidad e "ir por ese camino sería muy peligroso". 

Como ya dijo días atrás, "no pasa nada por no hacer fiestas en 2021". Y asegura Lambán que "confía en la responsabilidad del alcalde Jorge Azcón". 

El Consejo Local ampliado de Aragón acordó este jueves prorrogar hasta el 31 de octubre el veto a las fiestas patronales en la Comunidad, pero permitirá, como ha hecho durante toda la pandemia, la celebración de actos que cumplan con la normativa sanitaria vigente en ese momento. Con esta premisa, el Ayuntamiento de Zaragoza aspira a mantener toda la programación que había diseñado -incluida la Ofrenda de Flores y el recinto ferial-, salvo el pregón, que ya ha sido suspendido.

"La situación sanitaria es lo único que marca estas decisiones", señaló la consejera de Presidencia de la DGA, Mayte Pérez, tras el encuentro telemático con los municipios y las diputaciones. Pese a reconocer el "esfuerzo y éxito colectivo" de la campaña de vacunación, recordó que en el contexto general -en referencia a la incidencia acumulada y a la situación de las ucis-, dar cobertura institucional a las fiestas patronales "no es lo más prudente ni recomendable". De ahí la decisión final de prohibirlas, al menos, hasta el 31 de octubre, cuando se volverá a evaluar la situación sanitaria de la Comunidad.

De momento, y como se ha venido haciendo durante todo el verano, las localidades afectadas -entre ellas Zaragoza capital- podrán programar "actividades culturales" siguiendo las medidas establecidas por Sanidad en relación a los aforos y distancias de seguridad. En la situación actual, estarían determinadas por el nivel de alerta 2 modulado, pero se desconoce cuáles serán las normas que estarán vigentes a inicios de octubre y que, por ende, serán las que determinen los actos a organizar. "Estas son las reglas de juego hasta que esta pesadilla nos abandone", puntualizó la consejera.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión