Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales 

El sospechoso del timo del pariente volverá a juicio al ser identificado por varias víctimas

El hombre pide dinero a personas mayores con la excusa de que está visitando a alguien hospitalizado

El sospehoso, en un juicio por el mismo delito que se celebró en 2010.
El sospehoso, en un juicio por el mismo timo en 2010, será juzgado en los próximos días.
Pedro Etura

Juan Ramón R. S., un timador con numerosos antecedentes en Zaragoza, ha sido citado para un juicio en los próximos días después de haber sido identificado por varias víctimas que han sufrido en las últimas semanas el conocido como timo del pariente, cerca de los hospitales Clínico y Miguel Servet de la capital aragonesa. Fuentes policiales señalaron ayer que este hombre acumula quince denuncias por engaños que habría cometido desde 2018, de las que cinco de ellas se han presentado solo en lo que va de año.

El sospechoso ha llamado recientemente a la comisaría de la Policía Nacional en Delicias para negar que haya cometido esos robos. Pero varias víctimas lo han reconocido y sus juicios rápidos se van a celebrar próximamente en la Ciudad de la Justicia.

Especializado en este engaño 

Una de las víctimas, engañada en el entorno del Clínico, acudió hace unos días a la Policía para presentar la denuncia y pudo identificar al sospechoso, sin lugar a dudas, entre un grupo de una docena de delincuentes. Entre otros motivos, porque tiene unas características físicas muy determinadas, como una nariz aguileña.

El timador le engañó al asegurarle que un pariente suyo estaba ingresado en el hospital, que se habían desplazado desde el pueblo en coche y que se habían quedado sin dinero para volver, por lo que le solicitó a la víctima una cantidad de dinero.

Los agentes de la comisaría de Delicias detallaron a la persona denunciante que Juan Ramón R. S. es uno de los pocos timadores profesionales que quedan en Zaragoza, y que según fuentes policiales reclama hasta 400 euros a cada víctima, que son personas mayores, para evitar no caer en delito. Esta práctica delictiva ya le llevó a la cárcel en 2009 por causas similares, después de ser detenido ese año por ocho estafas denunciadas. Fue condenado a tres años.

Ahora volverá a juicio y, según fuentes de la Fiscalía, en la próxima vista oral se podría solicitar la prohibición de que este histórico delincuente se acerque a cualquier centro hospitalario. Es allí donde suele abordar a sus víctimas, haciéndoles creer que se encuentra de visita a un familiar enfermo.

En un juicio celebrado hace diez años, el mismo acusado engañó a una mujer de 85 años y se hizo pasar por su sobrino. En aquella ocasión, Juan Ramón R. S. consiguió que la víctima sacara 600 euros de una caja de ahorros, aunque llegó a intentar que le diera hasta 3.000.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión