Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los sanitarios del Ernest Lluch detallan que falta personal en un total de diez especialidades

El Defensor del Paciente pide a la Fiscalía de Aragón que investigue el déficit de trabajadores en el centro hospitalario.

Hospital Ernest Lluch de Calatayud
Hospital Ernest Lluch de Calatayud
JMACIPE

El Hospital Ernest Lluch de Calatayud, que presta servicio a más de 44.000 personas de la comarca bilbilitana y de poblaciones de otras demarcaciones y provincias limítrofes, adolece de personal en al menos 10 especialidades. Este es el cálculo que ha realizado el sindicato Cemsatse tras un estudio de las cerca de 30 áreas en las que ha podido recopilar datos. En el mismo documento, explican que este déficit de recursos humanos "es un problema que viene de lejos" y que la temporada de verano únicamente "lo agrava, provocando el cierre de consultas, la pérdida de libranzas y la acumulación de guardias".

Además de la falta de profesionales en medicina interna –que a mediados de agosto supuso que dos facultativos tuvieran bajo su responsabilidad a más de 40 pacientes y que médicos de siete especialidades remitiesen un escrito de queja– también se señala la carestía de trabajadores en otras áreas. Entre ellas citan las de Admisión y documentación clínica, Digestivo, Cirugía general y Aparato digestivo, Cirugía ortopédica y Traumatología, Dermatología médico-quirúrgica y Veneorología, Hematología y Hemoterapia, Oftalmología, Otorrinolaringología y Pediatría.

Como consecuencia, añaden, se produce entre los sanitarios "cansancio" y el "síndrome del trabajador quemado" que, según ellos, desemboca en un "efecto huida" del propio hospital o incluso de la comunidad autónoma "buscando otros puntos con mejores condiciones de trabajo". Por todo ello, cargan contra el gerente del sector sanitario y recuerdan que ya pidieron su dimisión. Desde Sanidad recuerdan que el gerente del Salud, José María Arnal, reconoció que valoran "si se pueden reforzar especialidades que en estos momentos pueden tener algún déficit".

En este contexto, la asociación del Defensor del Paciente, con sede en Madrid, envió el pasado viernes un escrito a la fiscal superior de Aragón en el que pide "investigación e intervención" ante la situación denunciada a mediados de agosto. En el mismo texto, recomiendan que dichas pesquisas se extiendan "a todo el ámbito sanitario de Aragón".

Petición "novedosa"

Argumentan que este déficit "pone en riesgo la salud y la vida de los ciudadanos que necesitan asistencia" y lo califican como "dejación de funciones de la administración". "La situación es grave como presunto delito contra las personas y le pedimos que tenga a bien intervenir para evitar daños", apuntan. Desde Sanidad descartaron valorar la queja pero ayer el presidente de la DGA, Javier Lambán, aseguró que desconocía la petición, y la tachó de "novedosa".

Por su parte, el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, marcó distancias con la petición de la asociación. "Hay límites que nunca rebasaremos: una cosa es denunciar políticamente y otra llevarlo a la Fiscalía".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión