Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

teruel

El paraje aragonés con uno de los cinco mejores cielos de España

La localidad turolense de Villar del Salz acaba de ser certificada como paraje Starlight de España, el único de Aragón. Con la distinción que comparte con otros cuatro enclaves en Andalucía y Galicia quiere entrar en la emergente ruta del astroturismo y rendir homenaje a la tradición de admirar las estrellas.

Cielo estrellado, en Villar del Salz.
Cielo estrellado, en Villar del Salz.
Merche Urquiza

Érase una vez un pueblo turolense que admiraba a las estrellas desde hacía generaciones e, incluso, habían sido faro para algunos de sus vecinos. "Tenemos un cielo precioso", le decía una y otra vez una abuela a su nieta. Esa pequeña localidad es Villar del Salz, donde la tradición estelar que han transmitido durante décadas ahora se ha afianzado con su reconocimiento como paraje Starlight. Desde este mes de agosto es el único de Aragón y el quinto de España, una distinción que comparte con tres pueblos andaluces y uno gallego. La certificación garantiza su calidad del cielo. Así, ha pasado a formar parte del resto de enclaves turolenses que ya son destinos turísticos sostenibles, idóneos para la práctica del astroturismo.

"La calidad responde a diferentes parámetros, que son los mismos que se contemplan para cualquier otra reserva o destino turístico Stalight, lo que cambian son los niveles que se exigen", explica Antonia Varela Pérez, directora de la Fundación Starlight — la entidad que otorga los certificados—. En el caso de Villar del Salz, tenía que cumplir el requisito de baja contaminación lumínica, algo que consiguió porque se encuentra alejado de grandes núcleos y el alumbrado del pueblo no es muy potente al no haber muchas calles. Otro de los criterios era conseguir más del 50% de noches útiles al año para la observación y otros parámetros relativos a la nitidez, enumera Varela. "También era importante la transparencia, que está muy ligada a la calidad del aire, es decir, que no sea una atmósfera muy contaminada. A estas características se suman recursos de protección natural o biodiversidad, como ocurre con Villar", añade la directora de la institución, vinculada al Instituto de Astrofísica de Canarias.

La medición del cielo nocturno de Villar se realizó mediante el uso de un fotómetro, que permite evaluar la calidad del cielo mediante la medición en arcseg2 (magnitud/arcosegundo al cuadrado). "Esta medida nos da el valor estimado del brillo de una estrella de esa magnitud, repartida en un área de un segundo de arco al cuadrado", detalla Merche Urquiza, hija de Villar y promotora de la catalogación, un trabajo que comenzó en agosto de 2018. Ella remitió las medidas a la Fundación Starlight y la entidad canaria lo verificó. "La atmósfera nocturna de nuestra localidad permite observar la quietud de las estrellas circumpolares y el brillo que desprende la Vía Láctea, lo que constituye una cúpula celeste idónea", lo describe Urquiza.

"El cielo en estas comarcas de la España despoblada es una alternativa"

A través de esta iniciativa, esperan un futuro basado en el turismo y en fijar población. En la década de los años 80 y 90 muchos vecinos de Villar del Salz emigraron a Teruel, Valencia o Zaragoza, tras debilitarse la actividad minera. Así, lo considera Urquiza: "El cielo en estas comarcas de la España despoblada es una alternativa, una opción de desarrollo local y cooperación entre el sector público y el científico".

Sin embargo, más allá de las razones turísticas están las emociones. "Nuestros antepasados ya alzaban la mirada al cielo. Siempre hemos gozado de un cielo nocturno precioso. Es un recuerdo vivo de quiénes fuimos y de lo que somos ahora", opina Merche. Por ese motivo, va a donar un mirador a Villar para observar las estrellas y también como homenaje a su abuela, Cristina López, esa señora que le decía a su nieta que el cielo de su pueblo era "precioso". Cristina, la vecina más longeva de la localidad, falleció hace dos meses a los 106 años.

Más imágenes de Villar del Salz en 'Aragón, pueblo a pueblo'
Estampa de una calle de Villar del Salz.
Laura Uranga

El mirador se ubicará en el entorno de la Fuente Abajo, junto a la salida hacia Villafranca del Campo. Merche incide su agradecimiento al Ayuntamiento y, en concreto, a su alcalde, Jesús Latasa, por haber cedido el espacio para el mirador que dona y que está previsto que esté terminado en otoño. Allí se instalarán dos paneles informativos con nociones básicas sobre astronomía y la historia y entorno de Villar del Salz, junto a un conjunto direccional estelar. "La elección de enclave reside en que es un manantial próximo al cementerio de la localidad, donde descansan los ausentes, otras estrellas que también brillan ya en el firmamento", expresa Merche.

"Hay que actuar urgentemente en el entorno urbano porque contamina al resto"

En Aragón — territorio «con una de las mayores extensiones con certificación del mundo», según la fundación—, hay más proyectos en marcha, como el acercamiento para que la capital turolense se convierta en ciudad Starlight, lo que consideran «uno de los proyectos más interesantes y bonitos» que han recibido. "Intentamos proteger el entorno rural, pero hay que actuar urgentemente en el entorno urbano porque contamina al resto", avisa Antonia Varela.

Más ‘territorio Starlight’ en Aragón.

Villar del Salz se suma a otros enclaves de la Comunidad que pueden alardear de tener un título Starlight, aunque en otras categorías. Unos de los últimos reconocimientos fueron para la sierra de Albarracín, en 2020: reserva y destino turístico Starlight. Dos años antes, El Jabalón se convirtió en el único parque estelar aragonés. La provincia de Teruel brilló en 2018 porque la comarca de las Cuencas Mineras consiguió las mismas categorías Starlight que la sierra de Albarracín. La pionera en Aragón en este tipo de certificaciones fue el territorio Gúdar-Javalambre, que hace ya casi un lustro recibió los primeros títulos: desde 2016 aparece en el listado de destinos turísticos Starlight y reservas también. Además, ocho alojamientos —entre casas rurales, monasterios, hoteles, mases, albergues o balnerarios de las provincias de Huesca y de Teruel— son Starlight

"Tiene un valor incalculable acercar a las generaciones venideras"

La adhesión de Villar del Salz como paraje Starlight ha congratulado a la fundación y más por la ilusión que ha gestado la propuesta: "La parte humana de esta historia la hace  más encomiable, tiene un valor incalculable acercar a las generaciones venideras". En la misma línea, Merche defiende que "el cielo forma parte del legado".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión