Aragón
Suscríbete

huesca

Comienza una nueva campaña de excavación en el yacimiento del Hospital de Santa Cristina en Aísa

El equipo dirigido por el arqueólogo José Luis Ona retoma este lunes los trabajos de 2009, en el marco del Año Jacobeo. 

Excavación arqueológica del yacimiento del Hospital de Santa Cristina en Aísa.
Excavación arqueológica del yacimiento del Hospital de Santa Cristina en Aísa en 2007.
José Luis Ona

El equipo dirigido por el arqueólogo José Luis Ona tiene previsto iniciar este lunes una nueva campaña de excavación en el yacimiento denominado 'Monasterio y Hospital de Santa Cristina de Somport', ubicado en la vertiente sur del Puerto de Somport, a orillas del río Aragón, en el término municipal de Aísa (Huesca). Junto a los también arqueólogos Mariví Pastor y Héctor Arcusa, Ona coordinará unos trabajos que ha encargado la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón y que está previsto que duren un mes, según ha informado el Ejecutivo autonómico.

Las tareas que ahora se van a llevar a cabo, y para las que se ha dotado un presupuesto de 26.993 euros, son una continuación de los que se ejecutaron en 2009 y se enmarcan en la celebración del Año Jacobeo. En esta ocasión, se centrarán en la zona contigua al muro meridional de la iglesia, para descubrir la parte correspondiente a la continuación de la necrópolis, y en las habitaciones meridionales del monasterio, han explicado desde la consejería de Educación, Cultura y Deporte.

Necrópolis hallada en 2007

La última campaña arqueológica en el Hospital tuvo lugar en 2009 y se centró en la excavación de la necrópolis localizada durante la campaña anterior (2007) en la que se recuperaron 11 enterramientos y en esta última 44 enterramientos, además de la aparición de ajuares y materiales asociados que permite datarlos en época medieval/moderna. También se pudo comprobar que la necrópolis se prolongaba hacía el norte, en dirección del muro meridional de la Iglesia de Santa Cristina.

El origen del Monasterio y Hospital de Santa Cristina se sitúa en el siglo XI. Esta institución fue creada para proporcionar refugio y asistencia a pobres, peregrinos y viajeros en su tránsito por el Camino de Santiago desde Francia. Santa Cristina era el punto de entrada en la Península Ibérica de la ruta jacobea por antonomasia, el Camino Francés. De hecho, es el único hospital que aparece mencionado en el Códice Calixtino, el famoso libro "guía"  de peregrinos escrito por Aymeric Picaud en el siglo XII, han destacado desde Patrimonio.

En concreto, en el Capítulo IV, 'De los tres hospitales del mundo', indica: “El señor instituyó en este mundo tres columnas muy necesarias para el sostenimiento de sus pobres, a saber, el hospital de Jerusalén, el de Mon-Joux y el de Santa Cristina, que está en el Somport. Estos tres hospitales están colocados en sitios necesarios; son lugares santos, casas de Dios, reparación de los santos peregrinos, descanso de los necesitados, consuelo de los enfermos, salvación de los muertos, auxilio de los vivos.

Sacristía, palacio y mesón

El complejo monástico-hospitalario de Santa Cristina constaba de una serie de edificaciones entre las que destacaban la iglesia con su sacristía y la necrópolis cercana, la ermita, la casa de los monjes, el palacio prioral, el hospital y el mesón, junto a otras muchas dependencias secundarias. Alcanzó su máxima expansión en el siglo XIII, llegando a poseer un amplio patrimonio. Su declive comenzó en el siglo XV y se agravó a finales del siglo XVI, cuando la comunidad de canónigos regulares de San Agustín que habitaba el monasterio fue sustituida por una comunidad de dominicos, relatan desde la consejería aragonesa.

Un devastador incendio provocado en 1706 arruinó completamente su fábrica, que sólo fue en parte reconstruida; padeció la guerra de Sucesión y la guerra contra la Convención. Fue, sin embargo, una represalia francesa al inicio de la guerra de la Independencia en 1808 lo que determinó su fin, según las conclusiones que arrojan las últimas investigaciones realizadas al respecto.

Actualmente se conoce gran parte del conjunto gracias a las campañas de excavación llevadas a cabo desde 1987 y a la documentación conservada, aunque "es difícil a partir de las ruinas que hoy vemos evocar el esplendor de este monasterio y hospital, que llegó a ser uno de los tres más importantes del mundo", han reconocido desde el Ejecutivo.

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de marzo de 2006 publicó el Decreto 69/2006, de 7 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que el yacimiento se declara bien de interés cultural, en la categoría de conjunto de interés cultural, zona arqueológica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión