Aragón
Suscríbete

El primer avión para evacuar españoles y colaboradores sale de la Base de Zaragoza

Defensa activa el dispositivo de repatriación de Kabul, que prevé la salida este martes por la mañana de otro A400M desde la capital aragonesa.

El primero de los dos aviones que ha dispuesto el Gobierno de España para evacuar de Afganistán al personal de la embajada y a los colaboradores de los últimos años partió este lunes por la noche desde la Base aérea de Zaragoza rumbo a la zona de conflicto. Según informó el Ministerio de Defensa, un A400M despegó a las 23.45 rumbo a Dubái, donde tenía previsto hacer escala, y este martes tenía previsto hacerlo otra aeronave a las 9.00.

El país árabe servirá como base de operaciones para dar el salto a Kabul cuando se reciba luz verde de las autoridades estadounidenses, responsables de la seguridad del aeropuerto. Desde Exteriores aseguraron que esto se produciría a lo largo de esta madrugada, aunque por motivos de seguridad ocultaron el resto de detalles.

En sus instalaciones aguardaban desde el domingo, preparados para el embarque, el personal diplomático y de la seguridad que los acompaña (una docena de agentes GEO de la Policía Nacional). En total 25 personas que fueron trasladadas «de urgencia» hace dos días desde la Embajada en helicóptero al aeropuerto y horas después, ante el avance talibán, se les reubicó en una «zona de seguridad». También se fueron acercando al recinto, a duras penas debido al colapso del tráfico, varios de los ciudadanos afganos que habían servido como traductores o colaboradores del Ejército español durante su misión en Afganistán (entre 2002 y mayo de 2021).

Defensa activa el dispositivo de repatriación de Kabul, que prevé la salida este martes por la mañana de otro A400M desde la capital aragonesa.

Se trata de la «primera fase de repatriación» del personal de la embajada, de los españoles que quedan en ese país, así como de «todos aquellos afganos y sus familias que durante años han colaborado con España», explicaron fuentes ministeriales. Lo que no se detalló fue el número previsto de evacuados, por lo que no se descarta que los aviones desplazados, con una capacidad de 116 asientos, tengan que hacer más de un vuelo de repatriación.

España inicia el rescate

Ni siquiera los servicios de Inteligencia estadounidense habían previsto que el Ejército talibán se hiciera con el control de Kabul tan rápido. El Ministerio de Asuntos Exteriores había fiado el plan de evacuación de su delegación diplomática en Afganistán a estos informes, que resultaron ser demasiado optimistas (daban un plazo de 30 a 90 días para el colapso del país). Además, el caos producido por el pánico a las represalias inutilizó ayer varias pistas del aeropuerto internacional de la capital, plagado de cientos de personas que intentaban huir incluso aferrándose al tren de aterrizaje de algunos aviones. La situación se volvió tan desesperada que varios países occidentales, entre ellos España, aceleraron el operativo de rescate.

Según indicó el Gobierno español, la evacuación se producirá «en cuanto las circunstancias lo permitan», teniendo en cuenta en todo momento la seguridad de las personas a las que se prevé repatriar y con la premisa, expresada por Albares, de «no dejar a nadie atrás». La previsión es poder sacar de Afganistán a los seis españoles que se tiene constancia que aún permanecían en el país, junto al personal de la Embajada (el embajador saliente, Gabriel Ferrán, su segundo y a los policías que la custodian).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión