Aragón
Suscríbete

aragón

La bajada de contagios se traduce en una lenta caída de los ingresos hospitalarios en Aragón

La preocupación ahora se centra en la ocupación de las ucis, que se mantiene en riesgo alto y tardará más tiempo en notar la evolución de la ola.

Entrada a la unidad de cuidados intermedios del servicio de Neumología del Hospital Miguel Servet.
Entrada a la unidad de cuidados intermedios del servicio de Neumología del Hospital Miguel Servet.
Toni Galán

La sexta ola comienza a dar un respiro en Aragón al descender la incidencia acumulada y la velocidad de transmisión del virus y, aunque lenta y progresiva, la bajada de contagios se traduce ya en una caída en los ingresos hospitalarios. Sin embargo, la incertidumbre no se relaja en cuanto a la evolución de las unidades de cuidados intensivos, uno de los indicadores que más preocupan a las autoridades sanitarias a la hora de adoptar medidas para tratar de frenar la propagación.

En una semana se ha reducido casi en un 30% la incidencia acumulada a siete días en la Comunidad, que se sitúa en estos momentos por debajo de los 200 casos por cada 100.000 habitantes. La curva muestra esa tendencia a la baja de una forma paulatina, tras el crecimiento «explosivo» de positivos que se produjo en julio, que se originó entre la población joven, entonces sin vacunar, derivada en parte de los brotes relacionados con celebraciones de fin de curso y el aumento de la movilidad, y se extendió después al resto de grupos de edad. Se detectó así una «segunda generación» de contagios de covid.

La presión asistencial mantiene también una tendencia descendente en planta, aunque van subiendo ligeramente los ingresados en cuidados intensivos, las unidades que más tardan en reflejar la evolución de la oleada. En estos momentos, según el portal de Transparencia del Gobierno de Aragón, hay 299 pacientes hospitalizados (frente a los 360 de la pasada semana), de los que 50 están en la uci, una cifra que se ha triplicado en el último mes. El balance del Ministerio de Sanidad evidencia que la ocupación de camas de críticos con pacientes covid supera el 22,5%, por lo que se mantiene en riesgo alto, según las limitaciones del semáforo epidemiológico. Hay, sin embargo, margen de maniobra ya que, según informa el Ejecutivo autonómico, están libres el 45% de las camas uci y el 40% de las plazas en hospitalización convencional. Como referencia y gracias al efecto de la vacunación –añaden desde la Consejería–, en la anterior oleada se registró un pico de ingresos de 399 personas, con una incidencia casi tres veces menor a la que se ha registrado en la actualidad, dado que no se superaron los 165 casos por 100.000 habitantes.

Un decalaje de dos semanas

A pesar de que el número de contagios diarios baje, los expertos y los profesionales sanitarios recuerdan que el efecto de la pandemia se aprecia en el sistema de salud con un decalaje de dos semanas, algo más, incluso, para los casos más graves. Es una de las principales enseñanzas que deja tras de sí una pandemia que ha mantenido una pauta similar en cuanto a la tensión asistencial. Trasladan su «preocupación» e «incertidumbre» y hacen un llamamiento a la responsabilidad: la vacunación, por sí sola, no basta y hay que mantener las distancias sociales, un correcto uso de la mascarilla y ventilación. Para el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, en estos momentos de la ola de covid «no preocupan tanto los contagios como los pacientes que requieren hospitalización». «Empieza a bajar ya la presión en planta, pero muy despacio, como suele pasar en todas las ondas. La hospitalización hasta finales de septiembre o primera semana de octubre no la veremos en valores aceptables». El que una de cada cinco camas de uci esté ocupada por enfermos con coronavirus hay que ponerlo en relación con que hay un alto porcentaje de camas libres:«Tenemos margen de reacción para poder ocupar esos espacios en caso de una subida de positivos».

Desciende también la cifra de contactos en seguimiento desde Atención Primaria. Los equipos de los centros de salud controlan a 7.834 personas que están en aislamiento en sus domicilios por ser positivo confirmado o contacto estrecho de un contagiado. Hace una semana eran 12.731. El 22 de julio, incluso, llegó a haber 18.423 aragoneses en cuarentena.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión