Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los obstetras instan a vacunarse en cualquier momento del embarazo

Alertan de que parte del colectivo se muestra reticente pese a que la covid aumenta el riesgo de complicaciones.

Una embarazada, de 16 semanas, acude a vacunarse tras la recomendación de su ginecólogo.
Una embarazada, de 16 semanas, acude a vacunarse tras la recomendación de su ginecólogo.
Toni Galán

Los obstetras ya recomiendan la vacunación a embarazadas en cualquier momento de la gestación, con el objetivo de que lleguen al final de segundo trimestre con las dos dosis puestas. "Desde marzo llevamos diciendo que este grupo debe de ser prioritario y finalmente nos han hecho caso", puntualiza Daniel Orós, especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico e investigador principal del grupo Placenta del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón).

Formó parte de un estudio internacional, con 18 países, en el que se demostró que la covid incrementa un 50% el riesgo de complicaciones durante el embarazo. Por ello, puntualiza, es tan importante su inoculación, con vacunas de ARN, es decir, Pfizer o Moderna: "Estas dosis no meten partículas del virus, por lo que no se desarrolla la enfermedad. En muchas partes del mundo se ha vacunado durante toda la gestación y no se han reportado riesgos".

El ginecólogo señala que en un principio se recomendó la inoculación a partir de la semana 20 por "prudencia" ante la falta de más datos. Ahora que se tienen -incide- es primordial vacunarse: "Lo estamos recomendado en todas las consultas, aunque vemos ciertas reticencias, especialmente entre las más jóvenes". También destaca la importancia de hacerlo cuando además se cuenta con factores de riesgo como diabetes, hipertensión o mayor edad.

Esta situación preocupa, aunque no sorprende en exceso tanto por el "instinto protector de la madre" como por que las primeras informaciones que se dieron no eran totalmente claras y pudieron general ciertas dudas. "Y eso siempre retrasa la decisión", reconoce con cierta preocupación.

Es lo que le pasó a Eva Pastor, que en un principio no tenía pensado vacunarse. "Tras las noticias en las que se hablaba de los riesgos en el embarazo, pregunté a mi ginecólogo y me recomendó, sin duda, vacunarme", detalló tras haber recibido la primera dosis a las 28 semanas de gestación. En su caso, además de protegerse a ella, también trasladará su inmunidad a las mellizas que espera. "Se ha comprobado que la madre pasa anticuerpos al neonato durante los primeros meses de vida", recuerda Orós, quien espera que cada vez sean más las futuras madres que dejen atrás sus dudas y se incorporen a la campaña.

El Departamento de Sanidad aragonés, al contrario que otras comunidades autónomas, no ha puesto en marcha ninguna campaña de concienciación, pero sí que se ha transmitido a las direcciones de enfermería la necesidad de que las matronas lleven a cabo una captación activa. "Alrededor de la semana 28 se recomienda la vacunación de la tosferina y la aceptación es casi total, a pesar de que los riesgos son bajos. Con la covid ocurre lo contrario", apunta Orós. En este sentido, recomienda que, llegado el momento, ambos pinchazos -el de la tosferina y la covid- se separen, al menos, por dos semanas para que en el caso de que den fiebre u otros efectos, "saber a cual corresponden".

Detalla que la afectación de la covid en las embarazadas no está siendo diferente en esta sexta ola: "Están teniendo más presencia porque actualmente son el grupo más vulnerable sin vacunar; una vez que las personas mayores están inmunizadas". En el Clínico, detalla, han tenido a tres embarazadas ingresadas al mismo tiempo. "En nuestra área no hemos podido disfrutar de los efectos de la vacuna. Con pauta completa solo hay algunas de 40 o treinta y muchos años", afirma.

Estudian alteraciones en la menstruación tras la inyección

Entre los efectos secundarios de las vacunas, hay mujeres que refieren también alteraciones en el ciclo menstrual que, en todo caso, parecen ser pasajeros y banales. Así se observa, hasta el momento, de experiencias compartidas por las propias mujeres, y que ahora tratan de investigar más a fondo desde la Universidad de Granada.

Esta reacción no está todavía reconocida en el informe de farmacovigilancia sobre vacunas covid-19, por lo que María José Ramón, presidenta de la Asociación Científica de Matronas de Aragón, insta a notificar los posibles casos que se produzcan para que pueda aparecer en la ficha técnica del fármaco: "No hay una relación causal que establezca ese vínculo entre la vacuna y el ciclo menstrual. Eso se vincula mediante investigación científica".

Además, al menos en el Hospital Clínico de Zaragoza, también se está haciendo un registro con todos los casos que les comunican, tanto en las consultas como de mujeres que acuden a urgencias para controlar la afección, aunque de momento no parece preocupante. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión