Aragón
Suscríbete

aragón es extraordinario

Deporte, arte y naturaleza en una misma senda

La senda de Izarbe, en Caldearenas, es un recorrido sorprendente que no dejará a nadie indiferente y que permite disfrutar del paisaje, del arte y evadirse por unas horas rodeado de naturaleza.

Pinturas murales, tótems, figuras extrañas, móviles, collages… podríamos estar hablando de una exposición, pero nada más lejos de la realidad. Todo esto se puede encontrar en plena naturaleza, en un entorno privilegiado, donde se combina ese movimiento llamado ‘arte y naturaleza’. Una actuación artística que nació con el espíritu de ofrecer algo diferente, que llamara la atención. El objetivo está más que cumplido; la senda de Izarbe se ha convertido en el principal reclamo turístico de Caldearenas, pueblo ubicado al sur de la Comarca Alto Gállego. Es una iniciativa que nació en 1999 de la mano de la artista local Maribel Rey y que ahora se ha renovado, ofreciendo un nuevo enfoque que no deja indiferente a nadie.

Un vecino de Caldearenas, Pedro Lacasta, enseñó a Maribel un camino donde antiguamente había huertos y una fuente; sin embargo, estaba intransitable. "En 1998 contacté con amigos de una asociación de Zaragoza y limpiamos gran parte del camino", recuerda Maribel. Fue entonces cuando comenzó a pensar qué podía hacer ahí para que tuviera interés, fuera original y sirviera para potenciar la zona. Por aquel entonces se estaba trabajando en la rehabilitación de la harinera La Dolores, también en Caldearenas, y el museo de pintura Leoncio Mairal, en Javierrelatre (que pertenece al ayuntamiento de Caldearenas), de manera que fuera «una oferta conjunta y sirviera de revulsivo para la zona».

En 1999, "tras un año de trabajo", nació la primera senda de Izarbe; se centraba en la pintura, en las grandes piedras del camino y en el centro de interpretación de los pastores. Al tratarse de una actuación artística en el medio natural, el tiempo la había deteriorado; Maribel, con el apoyo de su marido Joaquín Sanz y varios amigos, le dio un lavado de cara el año pasado, incluyendo nuevos elementos que hacen de esta senda un lugar todavía más singular.

"La idea era hacer algo que quedara bien, en contraste entre lo natural y lo artificial", señala Maribel. Tras esta importante remodelación está teniendo muy buena acogida, ya que el público está respondiendo. "Ha habido fines de semana que hemos contado entre 50 y 60 coches en Caldearenas", asegura la artista. Un empujón muy positivo para esta zona, ya que además todas estas visitas repercuten en la economía de la zona.

La senda de Izarbe transcurre por una antigua cabañera, que comunicaba Caldearenas con Anzánigo. Se aprovecha el sendero que circula a lo largo del río Gállego y las vías del tren. El recorrido permite disfrutar del paisaje (las vistas son únicas), del arte y evadirse por unas horas. La dificultad es mínima, y son muchas las familias con niños que la realizan. Además de todas las sorpresas y el colorido que ofrece el sendero, cuenta también con un pequeño merendero, y se ha incluido un recorrido ‘alternativo’ que conviene recorrer. Parte de Caldearenas y se puede realizar en unas dos horas (ida y vuelta son unos 7 kilómetros), o existe la posibilidad de llegar hasta Javierrelatre.

La senda de Izarbe, en Caldearenas.
Puentecito sobre el Gállego.
Laura Zamboraín

Otro de los atractivos que tiene la senda de Izarbe es que forma parte del recorrido de la Traschinepro Trail, carrera de montaña que nació hace cuatro años y que se celebrará el próximo 3 de octubre. Cuenta con dos recorridos, uno de 10 kilómetros y 119 metros de desnivel positivo, y otro de 21, más exigente, con 1051 metros de desnivel positivo.

Caminando por caldearenas

El esfuerzo de Maribel Rey, su esposo y varios amigos han hecho de un recorrido sencillo por los alrededores del pueblo una senda llena de sorpresas y alicientes visuales. Se trata de un paseo muy familiar, que también sirve como base para una prueba deportiva anual, la Traschinepro, que se prolonga luego por zonas más exigentes. Además, hay premio culinario al acabar el paseo.

Dónde comer

Gastronomía en Caldearenas.
Gastronomía en Caldearenas.
Laura Zamboraín

Un vino tinto de Somontano. Caldearenas cuenta con un restaurante; tiene comedor interior, exterior y terraza, ofrece comida casera y, con reserva, chuletones, paellas y arroz con bogavante. A tan sólo cuatro kilómetros, en Javierrelatre, se encuentra la panadería regentada por la familia Castán, de larguísima trayectoria. Todo se elabora en horno de leña, y destacan el pan de moños y las tortas con anís, aunque son muchos los productos artesanos que se elaboran, tanto de repostería como pizzas y postres. En Javierrelatre también se encuentra el bar Casa Campo.

Parecidos razonables

Otra trail en el Alto Gállego.
Otra trail en el Alto Gállego.
Laura Zamboraín

Otra trail en el Alto Gállego. La comarca se caracteriza por su amplio entorno de montaña, que permite desarrollar multitud de pruebas deportivas. Además de la Traschinepro Trail de Caldearenas, en Panticosa se celebra el último fin de semana de agosto el Trail Valle de Tena, que incluye cuatro pruebas. La 8K, de 77 kilómetros y 6.800 metros de desnivel positivo, se ha convertido tras cinco ediciones en uno de los grandes desafíos de las carreras por montaña de larga distancia. Con salida y meta en Panticosa, gran parte de su trazado discurre por encima de los 2.500 m de altitud.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión