Aragón
Suscríbete por 1€

Broto reconoce una "preocupación máxima" por los brotes en las residencias e insta a los trabajadores a vacunarse

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales asegura que no se van a implar más restricciones ante el aumento de contagios porque la "incidencia" y la "gravedad" son menores.

María Victoria de Broto durante la rueda de prensa celebrada este lunes en el IAJ
María Victoria de Broto durante la rueda de prensa celebrada este lunes en el IAJ
Oliver Duch

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de la DGA, María Victoria Broto, ha reconocido este lunes que existe una "preocupación máxima" por el aumento de brotes en las residencias de mayores, actualmente hay 44 activos, por lo que ha instado a los trabajadores a vacunarse por "responsabilidad" y por "compromiso social". Por ahora el Gobierno aragonés no se plantea aumentar las restricciones en estos centros asistenciales, ya que aunque la sexta ola ha entrado en algunos geriátricos no tiene "la incidencia y la gravedad" que en otros picos gracias a la vacunación.

Broto ha hecho estas declaraciones durante la visita que ha llevado a cabo a la asesoría emocional del Instituto Aragonés de la Juventud. Broto ha recordado que en esta última semana se han registrado 44 brotes en residencias con 148 personas positivas, entre usuarios e internos, mientras a finales de diciembre, cuando se inició la campaña de inmonización, los brotes ascendían a 43 pero con más de 1.500 infectados. Aunque no se van a establecer más limitaciones en el día a día de estas instalaciones, sí ha hecho un llamamiento a la "cautela y prudencia, porque lo que sucede en la sociedad se transfiere a las residencias y sus usuarios son los más vulnerables".

Actualmente son menos de un 10% los trabajadores que han rechazado las vacuna. A ellos, Broto les ha recomendado que se inoculen "porque la libertad individual choca en este momento con la seguridad de la residencia en la que trabajan". "No podemos obligarles, cada uno debe decidir, pero hay que actuar con responsabilidad para lograr la inmunidad de todos y más en un colectivo como las residencias", ha recalcado. En estos momentos los empleados que no están inmunizados deben someterse cada 72 horas a una prueba diagnóstica para confirmar que son negativos.

La presidenta de la patronal de residencias CEAPs, Cinta Pascual, ha solicitado este lunes que se haga un estudio de inmunidad para ver cómo están los centros y se valore si es necesario administrar la tercera dosis de Pfizer como está haciendo Israel. Ante esta petición, Broto ha recordado que ella no es "experta en salud" y que en todas las decisiones y pasos que se han ido dando durante esta pandemia se ha guiado "por los expertos y por el Ministerio de Sanidad". "Todos opinamos y podemos hablar de estas cosas, comentarlas, pero nos tenemos que dejar llevar por los expertos", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión