Aragón
Suscríbete

Los trabajadores de las residencias que no se vacunen tendrán que pagarse las PCR

Los afectados pueden usar un antígeno adquirido en una farmacia si es validado por personal sanitario. Los brotes en los geriátricos de Aragón siguen al alza y llegan a 44.

Un total de 82 residentes y 49 trabajadores de la residencia Ciudad de Huesca, dependiente del IASS, han recibido este martes la segunda dosis de la vacuna.
Un total de 82 residentes y 49 trabajadores de la residencia Ciudad de Huesca, dependiente del IASS, han recibido este martes la segunda dosis de la vacuna.
Veronica Lacasa

Los trabajadores de los centros residenciales aragoneses que opten por no vacunarse contra la covid tendrán que pagar de su bolsillo la prueba diagnóstica a la que deben someterse cada 72 horas para probar que son negativos y evitar la propagación. Tras la confusión generada por esta medida adoptada por el Gobierno aragonés para frenar que la sexta ola entre los geriátricos, el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales les ha remitido la orden que regula esta situación y en la que se deja claro que los profesionales están «obligados» a asumir el coste de la PCR cuando el hecho de no estar inmunizados obedezca a una decisión propia.

La norma se publicará este viernes en el Boletín Oficial de Aragón (BOA). Este protocolo aclara también que las empresas deberán abonar las pruebas cuando el empleado no haya podido completar todavía por algún motivo la pauta de inmunización o cuando regresan de permisos y vacaciones que superan los 15 días. Se exceptúa de la obligación de hacerse la prueba a las personas que hayan pasado la infección por covid en los últimos 180 días. Transcurrido este tiempo, y hasta completar la vacunación, sí deberán demostrar que son negativos.

En los últimos días, sindicatos como UGT y Comisiones Obreras han mostrado su rechazo a que el desembolso económico recaiga en los profesionales, al entender que debería ser una responsabilidad de las empresas o del Gobierno de Aragón, en caso de que se trate de un establecimiento de titularidad pública. Desde los sindicatos también expresaron sus dudas de que el marco legal obligue al empleado a afrontar este coste adicional.

Acerca del tipo de prueba diagnóstica que se requiere, podrán hacerse PCR en exudado nasofaríngeo, prueba rápida de detección de antígeno o test de autodiagnóstico de antígenos. En el caso de que se utilice el producto que se puede adquirir sin receta en las farmacias, el resultado tendrá que ser validado por personal sanitario, que podría ser el del propio lugar de trabajo.

En cualquier caso, está pendiente que los farmacéuticos puedan llevar a cabo las pruebas de antígenos. Una posibilidad que Sanidad está negociando con los colegios farmacéuticos de la Comunidad pero sobre la que todavía no hay un acuerdo concreto.

La orden también especifica que cuando el trabajador no vacunado se haga la prueba fuera del sitio de trabajo deberá presentar, cada tres días, un informe o certificado acreditativo ante la persona responsable del centro de que no está infectado.

148 personas contagiadas

Las cifras de contagios en las residencias siguen al alza. En estos momentos, según los datos dados a conocer este viernes por el Gobierno aragonés, hay 44 brotes abiertos, que afectan a 148 personas, 100 residentes y 48 trabajadores, todos ellos positivos por coronavirus. En 26 de estos centros solo hay trabajadores contagiados, en 12 únicamente hay internos infectados y en seis, tanto miembros de la plantilla como usuarios. Además, 19 personas se encuentran hospitalizadas. Desde que comenzó el segundo periodo de brotes en Aragón han fallecido 778 personas en residencias de mayores de la Comunidad.

Los 44 brotes activos son siete más que hace una semana. Aunque son cifras que nada tienen que ver con otras olas sorprenden, sobre todo teniendo en cuenta que la práctica totalidad de los residentes están inmunizados y cerca de un 90% de los empleados también. Desde el inicio de la pandemia ha habido 587 brotes en centros residenciales.

Uno de los últimos se ha registrado en la residencia de Benabarre, que ha vivido una situación delicada. Ha afectado al menos a 26 internos y ha obligado a suspender vacaciones y permisos del personal. Mientras, otros geriátricos, como el de Grañén, que estaban libres de covid hasta ahora, han registrado algún caso, dos positivos en este centro de los Monegros. No se contemplan, por el momento, nuevas restricciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión