Aragón
Suscríbete

Los empresarios del Alto Gállego apoyan al valle del Aragón para evitar el cierre de Candanchú

Aseguran que las estaciones son "motores imprescindibles en las zonas de montaña" y piden una pronta solución.

Esquiadores en la estación de Candanchú a comienzos de la temporada 2019/2020.
Esquiadores en la estación de Candanchú a comienzos de la temporada 2019/2020.
Rafael Gobantes

Los empresarios, vecinos y alcaldes del valle del Aragón siguen recabando apoyos en su lucha para evitar el cierre de la estación de Candanchú este próximo invierno. Una decisión anunciada la semana pasada ante las pérdidas económicas, la incertidumbre generada por la pandemia de la covid y la falta de ayudas públicas.

La última entidad en mostrar su respaldo a las reivindicaciones procede de la comarca vecina, ya que la Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego (Aepag) ha expresado su "apoyo total" al comunicado emitido el lunes tras la reunión de los afectados en la propia estación. En ella estuvieron representadas también la Asociación Turística del Valle del Aragón, la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja) y la Asociación de Consumidores y Usuarios de Candanchú (ACUC).

En este comunicado destacaron que es uno de los principales motores económicos del valle y de la comarca y que de su funcionamiento depende la atracción de un porcentaje muy elevado de su turismo de montaña y nieve. "La no apertura de sus instalaciones supondría la caída de gran parte de la economía de la zona , de los ingresos de miles de familias, y situaría a nuestros pueblos en grave riesgo de despoblación. Y no se puede permitir", decían.

Por ello, pedían la implicación del Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca y la empresa explotadora para frenar esta decisión. Por su parte, están dispuestos a "construir" para asegurar a largo plazo el futuro de la estación y de las miles de familias que dependen directa e indirectamente. Asimismo, solicitaban tener en cuenta a los trabajadores y garantizar el inicio de los trabajos de puesta a punto para llegar a tiempo al invierno.

Desde la Aepag se suman a estas reivindicaciones "porque las estaciones de esquí son motores económicos imprescindibles en las zonas de montaña, siendo el principal dinamizador e impulsor de la hostelería, restauración, comercio, actividades deportivas y turismo". Por ello, espera que se encuentre una pronta solución "a este nuevo golpe para las empresas de montaña".

Recogida de firmas

Paralelamente, se ha creado una plataforma en internet bajo el nombre de ‘Candanchú no se cierra’ que agrupa a personas de todo el valle, de la comarca, de la provincia "y por supuesto del resto de Aragón", afirman. Una de sus primeras acciones para tratar de visibilizar el problema ha sido lanzar una campaña de recogida de firmas en change.org en contra del cierre que en un solo día ya superaba las 800.

Los impulsores de esta iniciativa exigen dar marcha atrás a la decisión "porque supondría una despoblación del valle del Aragón y sus colindantes, con su posterior desastre macroeconómico, llevándolos a la ruina total". Destacan que la nieve supone alrededor del 20% del PIB aragonés y alrededor del 80% en el valle.

Estiman que la no apertura supondría una reducción de gasto de entre 26 y 30 millones de euros, lo que se traduciría en seis millones menos de recaudación para el Estado en impuestos. Y alertan de la posible pérdida de 800 puestos de trabajo entre empleados directos, monitores de esquí, hostelería y servicios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión