Aragón
Suscríbete

La pandemia golpea a las cuatro rutas del vino y desploma el número de visitas un 72,1% en 2020

Con 131.342 enoturistas, Aragón se situó entre las comunidades con mejores cifras.

Las cuatro rutas enoturísticas de Aragón
Las cuatro rutas enoturísticas de Aragón
Heraldo

"El 2020 ha sido un año muy complicado para los establecimientos que forman parte de las Rutas del Vino en España". Con este contundente afirmación presenta su informe el Observatorio Turístico Rutas del Vino de España, en el que se analiza el fuerte golpe que la pandemia ha asestado a las principales propuestas enoturísticas del país, entre las que se encuentran las cuatro aragonesas.

Las cifras corroboran dicha afirmación. La rutas del vino de Aragón -Cariñena, Campo de Borja, Somontano y Calatayud-, recibieron el pasado año un total de 131.342 visitantes, lo que supuso un descenso del 72,1% respecto al ejercicio anterior. Aunque muy elevada, la cifra es ligeramente inferior al conjunto nacional, que se desplomó hasta el 73,5%, (con apenas 814.323 visitantes, lo que supone una pérdida de más de dos millones de viajeros), y sitúa a la Comunidad entre las tres regiones con mayor número de visitas en 2020 y menor descenso respecto al ejercicio anterior. Se rompe, eso sí, la tendencia ascendente que se venía manteniendo en los últimos años.

El confinamiento y las estrictas restricciones que impuso durante el pasado año la necesidad de frenar el avance imparable del coronavirus han impactado en las cuatro rutas aragonesas, pero no en todas con la misma intensidad. De hecho, Cariñena, Campo de Borja, Somontano y Calatayud no aparecen entre las tres más visitadas de las 32 que componen las Rutas del Vinos de España, pero la última encabeza el grupo siguiente, es decir, aquel formado por las propuestas enoturísticas que recibieron más de 50.000 visitas. Las otras tres, mucho más rezagadas, no alcanzaron los 30.000 visitantes e incluso Cariñena apenas recibió, según el informe, algo más de 5.500 turistas.

El recorrido por las bodegas que forman parte de cada ruta despertó mayor interés que la visita a los museos, pero su descenso fue también histórico. En Somontano, que se situó entre las rutas con mayor número de visitas a las instalaciones en las que se elaboran los caldos, el descenso fue del 69,6% (con 28.294 visitantes). Pero en Cariñena (con 3.150 visitantes y Campo de Borja (638), la caída supero el 81%.

Sin embargo, la presencia de visitantes en los museos del vino de las rutas aragonesas muestra una realidad distinta. El del Vino de las Piedras-Campo de Cariñena atrajo menos de un 90% de visitas de que las que registraron en 2019, mientras que Campo de Borja logró frenar este descenso en el 55,3% y Calatayud se anotó una disminución del 75,5%, aunque fue la ruta con mayor afluencia de enoturistas (72.226).

Y aunque los precios medios por visita mantienen niveles similares en las cuatro rutas, el gasto realizado por los turistas en las adquisición de productos en bodega oscila desde los 26 euros de Calatayud a los 19 de Cariñena, y, muy por encima de estos valores, los más de 40 euros que desembolsaron los visitantes que disfrutaron de la ruta de Somontano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión