Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

El 5% de los aragoneses entre 15 y 24 años se han contagiado oficialmente solo en el último mes

El 30% de los positivos detectados en el último año en esta franja de edad se han concentrado desde que terminó el curso escolar.

Una sanitaria, ayer realizando una PCR en el centro habilitado en un antigua guardería de Huesca.
Un joven se somete a una PCR en Huesca.
Pablo Segura

La incidencia de la sexta ola de coronavirus en Aragón comienza a remitir entre los más jóvenes. Tras alcanzar durante la primera quincena del mes de julio un nivel hasta ahora no conocido, hace dos semanas comenzó a descender levemente, en una caída que se ha ido acelerando en los últimos días. Por el camino, la denominada como ‘ola joven’ ha dejado un profundo rastro de contagios en los chavales de entre 15 y 24: en poco más de un mes, el 4,9% de todos los aragoneses de esta franja de edad ha contraído oficialmente la covid. Además, poco a poco han ido arrastrando al resto de franjas de edad.

A los contagiados oficialmente habría que sumar, como siempre, a quienes se han infectado sin enterarse, e incluso a los que no han acudido al sistema de Salud para notificarlo y se han limitado a constatarlo mediante una prueba en una clínica privada. En cualquier caso, solo con los casos que ha detectado el sistema se puede concluir que entre el 21 de junio y el 26 de julio se contagiaron 6.082 jóvenes aragoneses de entre 15 y 24 años, es decir, el 4,9% del total.

Hay que tener en cuenta que al comienzo de esta nueva ola, esta franja de edad estaba más expuesta que otras a los contagios por su bajo porcentaje de vacunación. Sin embargo, no era ni mucho menos la única, ya que a finales de junio el porcentaje era muy bajo en todos los menores de 40 años (solo el 10% tenía la pauta completa y el 12%, una dosis), y no solo en los de 15-24 años. En los aragoneses de entre 40 y 49, solo el 17% tenía la pauta completa y el 54% tenía una dosis.

Si la sexta ola hubiera alcanzado al resto de franjas de edad en ese porcentaje de contagios del 4,9%, el resultado hubiera sido que 64.943 aragoneses se hubieran contagiado en poco más de un mes. Aragón ha notificado en este periodo 18.003 casos, casi cuatro veces menos. El impacto que hubiera tenido una evolución en paralelo a los jóvenes de todas las franjas de edad hubiera sido totalmente inasumible por el sistema sanitario aragonés.

Loading...

Esta franja de edad siempre se ha mantenido entre las que tienen un punto más alto de contagios, especialmente en los momentos de pico epidémico -y no tanto en las temporadas de bajas incidencias-. De hecho, el crecimiento de los positivos en estas edades era el que solía anticipar la llegada de una nueva ola.

Sin embargo, el comportamiento que ha tenido al comienzo de este verano ha sido totalmente explosivo. En la ola de agosto del año pasado, los jóvenes de 15 a 24 años fueron los que alcanzaron un pico más alto, rebasando por poco los 400 casos por 100.0000 habitantes de incidencia acumulada (IA) semanal. En el pico de finales de octubre de 2020 volvieron a ser los primeros, rozando los 800 casos de IA. En la ola del pasado mes de enero también fueron líderes, aunque no llegaron a los 500. 

Ahora, en esta ‘ola joven’, han superado los 1.600 de IA, más del doble que la siguiente franja de edad más afectada (la de entre 25 y 34 años). E incluso más del doble que cualquier otra franja de edad en cualquier otro momento de la pandemia, al menos desde que hay datos fiables. Solo en el último mes se han concentrado el 30,4% de los casos del último año dentro de este colectivo.

El repunte comenzó a finales de junio, pocos días después de que terminara el calendario escolar. Los rastreadores aragoneses señalaron entonces a los viajes de estudios y a las celebraciones del final del curso como el motivo principal de muchos de estos contagios. La incidencia se disparó con rapidez, hasta el punto de que solo esta franja llegó a concentrar más de la mitad de los casos diarios en Aragón. Poco a poco, fue arrastrando también al resto de grupos de edad.

El 12 de julio llegó al pico y desde entonces ha iniciado un descenso que, varios días después, también han iniciado el resto de franjas. De hecho, la incidencia acumulada en Aragón lleva cuatro días de bajada, después de estar casi cuatro semanas subiendo día a día de forma ininterrumpida. Entre el pasado viernes y este martes se han notificado en Aragón 3.315 nuevos casos, cuando en los mismos días de la semana anterior fueron 4.006, un 17% menos, lo que parece confirmar que la bajada en la incidencia puede ser rápida, como ha sucedido en otros países como el Reino Unido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión