Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Candanchú anuncia que no abrirá la próxima temporada y los alcaldes del valle se movilizan

La estación alega pérdidas millonarias, la incertidumbre por la pandemia y la falta de ayudas del Gobierno aragonés. Los municipios urgen una reunión con la DGA, la DPH y la propiedad.

Un grupo de esquiadores, en la estación de Candanchú, a principios de 2020
Un grupo de esquiadores, en la estación de Candanchú, a principios de 2020
Rafael Gobantes

El consejo de administración de la estación de Candanchú acordó este viernes por la mañana no abrir la próxima temporada de esquí, lo que provocó que por la tarde se movilizaran ya los alcaldes del valle del Aragón para intentar revertir la decisión ante el impacto económico que supondría un segundo año sin este motor económico. En todo caso, la propiedad subrayó que su objetivo es garantizar la viabilidad futura del primer complejo de esquí que abrió en la Comunidad.

Los socios adoptaron la medida por la coyuntura generada por la pandemia y la falta de respuesta institucional. En un comunicado, la estación alegó que las pérdidas millonarias del ejercicio que se acaba de cerrar harían "insostenible" la viabilidad a medio plazo del proyecto si estas se volviesen a producir, "con el potencial perjuicio para los empleados y agentes de la zona". Y eso lo unen con la propia "incertidumbre" que sigue provocando la pandemia a la hora de planificar su actividad, lo que les ha llevado a suspender las tareas que todos los veranos se acometen para la puesta a punto de las instalaciones.

El consejo de administración también incide en que su decisión ha influido la "falta de un plan de ayudas al sector" para paliar el impacto de la covid. En este sentido, se recrimina que las estaciones están "igual o más afectadas" que otros sectores y, sin embargo, "hasta la fecha no ha tenido apoyo desde las administraciones públicas".

Igualmente, echan en cara que no haya un proyecto integral de la nieve en la Comunidad "que no agravie al valle del Aragón". Y recuerdan a renglón seguido que el sector de la nieve es "fundamental en el desarrollo económico y social" en el Alto Aragón. "Por todo ello, con gran dolor, pero desde la responsabilidad de pensar en un futuro viable y sostenible de Candanchú, nos vemos obligados a tomar esta medida", subraya el comunicado.

Al mismo tiempo, el consejo de administración quiso trasladar un "mensaje de tranquilidad" a sus clientes y proveedores y garantizó que cumplirá con sus compromisos. Igualmente, hizo un reconocimiento a todos los trabajadores, de los que una treintena están en plantilla y en plena temporada de esquí llega a contar con 120 profesionales para atender a los esquiadores.

La decisión se comunicó al comité de empresa y provocó que los concejales del valle del Aragón, Aísa, Canfranc, Villanúa, Borau, Castiello de Jaca y Jaca se reunieran de urgencia con la Mancomunidad Forestal del Valle de Aísa para valorar la decisión. En otro comunicado, trasladaron su "preocupación" porque no abrir la estación "perjudicaría gravemente" la economía local y expresaron su solidaridad con los trabajadores y empresarios afectados.

Un sector estratégico

Recordaron que el sector de la nieve es estratégico y llevó a la DGA constituir Aragón, donde se mantiene con un 50% de participación, por lo que reclamaron que se busque una solución, "como en otras ocasiones", al cierre de una estación de esquí. "No vamos a dejar de trabajar en aras de buscar la apertura de Candanchú para este año", añadieron.

Con este fin, urgieron una reunión con la consejera de Economía y presidenta de Aramón, Marta Gastón, el consejero de Industria, Arturo Aliaga, y el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, además de con la empresa. "Queremos dejar clara nuestra unión como valle en estos momentos tan complicados y el convencimiento de que encontraremos una solución", concluye su escrito.

La DGA niega cualquier responsabilidad y se abre a una solución

El Gobierno de Aragón negó este viernes por la noche tener cualquier tipo de responsabilidad en la situación de atraviesa la estación de Candachú, de la que, recordó, está en manos privadas. De la misma forma, descartó que se le pueda achacar a Aramón, la sociedad participada al 50% por la DGA que ostenta la titularidad de los complejos de Formigal, Panticosa, Cerler, Javalambre y Valdelinares. Es más, apuntó que en el último consejo de administración del grupo aragonés de la nieve abordó el tema y, añadió, "en un gesto de responsabilidad, se acordó colaborar en todo cuanto estuviera en manos de Aramón para que pueda abrir la próxima campaña", la 2021-2022.

En el Ejecutivo autonómico mostraron su sorpresa por el anuncio, porque garantizaron que la voluntad del Gobierno de Aragón es buscar una solución, aunque apostillaron que será "en la parte que le corresponde", sin aclarar su alcance. J. A.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión