Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ECONOMÍA

Los empresarios aragoneses, preocupados por el retraso y el criterio de reparto de los fondos europeos

CEOE Aragón lamenta la demora en la publicación de las convocatorias de subvenciones. Pide que la distribución sea territorial para evitar agravios entre unas y otras comunidades.

Pedro Sánchez, en la presentación del Perte de automoción el pasado 12 de julio.
Pedro Sánchez, en la presentación del Perte de automoción el pasado 12 de julio.
EFE

Aunque el Ecofin ha dado el visto bueno para que España reciba antes de que finalice este mes de julio los primeros 9.000 millones de euros del total de 140.000 millones asignados al país de los fondos europeos de los que se nutre el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, los empresarios aragoneses no ocultan su «preocupación». Les inquieta el «retraso» que está sufriendo el proceso. «Esperábamos que el tema fuera mucho más ágil, que por estas fechas estuvieran ya publicadas las convocatorias para presentar los proyectos, pero lo que vemos es que está todavía muy verde», explica Jesús Arnau, director general de CEOE Aragón, para quien no basta con disponer de esos 9.000 millones, sino que «ahora hay que ponerlos en marcha».

Porque como recuerda Arnau, estas líneas de ayudas exigen la publicación de convocatorias que previsiblemente no saldrán ya hasta el próximo mes de septiembre, con lo cual ya no se cumplirá esa expectativa de que el procedimiento tome impulso en el segundo semestre del año, sino que se va retrasar hasta el ultimo trimestre. «Se están demorando mucho los plazos y hay que tener en cuenta que estamos hablando de una pequeña parte del importe total asignado a España», lamenta.

A CEOE Aragón le preocupa también que los criterios de reparto de dichos fondos respondan «a una decisión política y no técnica». Por eso, como señala Arnau, la organización empresarial defiende que su distribución sea territorial. Primero porque consideran que la capacidad de gestión, justificación y tramitación de las ayudas es mucho mayor y más rápida si la realizan las autonomías que si esta labor recae en los ministerios. Pero también, destaca Arnau, porque son las comunidades las que conocen la realidad de su tejido empresarial y de las necesidades de sus sectores, como evidencian, señala el director general de la patronal aragonesa, los más de 150 proyectos empresariales que ha gestionado y trasladado al Gobierno de Aragón. «Con una distribución territorial la gestión de estas líneas de actuación sería mucho más ágil, dinámica y, además, mucho más diversificada, tanto por el territorio como por los sectores de actividad», añade.

Su desconfianza tiene mucho que ver con lo que, en opinión del director general, está sucediendo con distintas líneas de ayudas. «Viendo cómo se está haciendo, por ejemplo, con los 141 millones destinados a pequeñas y medianas empresas, la preocupación es mayor porque la gestión va a ser muy complicada y si seguimos en esa línea el procedimiento se va a dilatar muchísimo», insiste Arnau. Y augura que en estas circunstancias la labor de incentivación para la que están diseñados los fondos de recuperación europeos «se va a ver muy frenada, con lo cual ese objetivo de conseguir una reactivación de la economía no se va a perder, pero sí se va a ralentizar».

Distribución por tamaño

Dado que las subvenciones se repartirán en concurrencia competitiva, teme además CEOE Aragón que se polaricen en «grandísimas empresas» de sectores «importantísimos», como el de telecomunicaciones, de automoción o energético, «y quede muy poco o nada» para aquellos proyectos de menores dimensiones pero ligados al territorio.

«Creemos que lo que buscan los fondos europeos es una agilización y un salto hacia adelante en la competitividad de la empresa europea, pero en general, sea del tamaño que sea», destaca Arnau, que insiste en que para conseguir este objetivo «es fundamental que dichas convocatorias tengan muy en cuenta no solo el reparto territorial sino también la dimensión de las empresas».

No concretan desde CEOE qué proyectos aragoneses podrían estar situados en primera línea para aprovechar el adelanto de 9.000 millones que dará el pistoletazo de salida a proyectos empresariales con los que impulsar la transición hacia una economía post-covid.

Pero desde la organización empresarial se insiste en que la Comunidad cuenta con iniciativas «muy potentes». De hecho, según los últimos datos avanzados por el Gobierno autónomo, el plan ‘Aragón Puede’, puesto en marcha para ordenar las iniciativas que optan a la obtención de fondos europeos en la región, ha recibido ya 280 propuestas, valoradas en 16.200 millones, distribuidas en seis áreas estratégicas (renovables y electromovilidad, logística, agroalimentación y economía circular, transformación digital y formación, nuevos modelos asistenciales y rehabilitación de viviendas) y que generarían unos 7.000 puestos de trabajo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión