Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

economía

Elegir gasolineras baratas conlleva un ahorro de 8 euros por depósito en Aragón

El precio de los carburantes está disparado y llenar el depósito cuesta un 20% más que hace un año. En Zaragoza las estaciones de servicio más baratas están en Garrapinillos, Bujaraloz y Utebo.

Una mujer llena el depósito de su vehículo poco antes de irse de vacaciones.
Una mujer llena el depósito de su vehículo poco antes de irse de vacaciones.
EP/Pérez Meca

“Antes de la Semana Santa ya se recuperaron los niveles precovid y ahora se han superado con creces”. Es el comentario de un trabajador de gasolinera, cansado de las continuas quejas de sus clientes por tener que rascarse más y más el bolsillo a la hora de llenar el depósito. “Que protesten al señor Brent, al de los barriles, a mí que me dejen tranquilo”, dice con sorna el empleado.

Sabido es que siempre que se acerca una operación salida el precio de los carburantes se pone por las nubes, pero este verano de 2021 están alcanzando máximos que no se veían desde el año 2014. En lo que va de año el precio medio del litro de gasolina acumula un encarecimiento del 16,7% y con respecto a 2020, cuando la pandemia limitaba aún más la movilidad, el repunte es de más del 19,5%.

Un análisis de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) compara el precio de la gasolina y del diésel de las estaciones de servicio de una docena de grandes rutas vacacionales. ¿Su conclusión? En números redondos, el informe refleja que, si se elige bien la estación de servicio, el ahorro puede alcanzar los 15 euros cada vez que se llena el depósito. En Aragón también hay diferencias considerables pero no son tan extremas como en las carreteras de la costa. Así, llenar un depósito de 50 litros en la gasolinera más cara (cerca de Calamocha) costaría 69,4 euros, mientras que hacerlo en la más barata (junto a Castellote, también en Teruel) sería de 61,6 euros, una diferencia de casi 8 euros.

En general, los precios más bajos en ruta los presentan las estaciones de servicio independientes, las de cooperativas, las de supermercados como Alcampo, E.Leclerc o BonÀrea y las de pequeñas cadenas como AN Energéticos o Petroprix. En el otro lado de la tabla se sitúan algunas grandes cadenas como Repsol, BP y Cepsa.

Tomando como ejemplos las gasolineras de la provincia de Zaragoza se pueden ver -en precios actualizados este domingo- diferencias notables de unas a otras estaciones. Según el Ministerio de Industria, la más barata en cuanto a gasolina 95 es la ubicada en la Ronda del Canal de Garrapinillos. Luce el cartel de Famili Energy y el precio del litro es de 1,249 euros. También en Bujaraloz se consiguen buenos precios (en la de Bonárea sale el litro a 1,263), mientras que la estación Sancho Abarca de Tauste completa el podio de los ahorradores con 1,266 el litro. Por curiosear solo las áreas de servicio más caras están en Aniñón, Calatayud o Zaragoza capital, en todas ellas rozando o superando el percio de 1,3 euros el litro. Ojo, que en Calamocha, Teruel, hay una a 1,389 €/l, mientras que en Sena (Huesca) se supera el 1,35. 

La diferencia es tan notable si se llena un depósito medio, de unos 50 litros, que la OCU asegura que hay conductores que en sus vacaciones pagan hasta un 26% más en costes de carburante por no repostar en gasolineras baratas o ‘low cost’. En Huesca la gasolinera más competitiva es la ubicada en Fraga, dependiente de Bonárea (1,261 €/l), mientras que en Teruel es Bioteruel, en Castellote, la que ofrece el mejor precio (1,232), en estricto empate con las dos áreas de servicio de Petroter de Albalate del Arzobispo y La Estación.

El gasóleo tampoco se queda atrás y sigue superando el euro y diez céntimos en todos los surtidores aragoneses, llegando a los 1,159 euros por litro en los más caros. Todavía no se ha alcanzado el máximo de 1,329 euros por litro que se llegó a pagar en la escalada de 2008, pero los usuarios echan de menos los tiempos en los que el carburante se pagaba por debajo del euro. Repasando las áreas de servicio más baratas de la provincia de Zaragoza en lo que a gasóleo se refiere el ranquin sería el parecido al anterior: con la Famili Energy de Garrapinillos a la cabeza de los precios competitivos (1,109) y a la zaga le irían cinco estaciones de BonÀrea, las ubicadas en Bujaraloz, Utebo, Zaragoza, Villanueva y Calatayud, en las que el precio del litro oscila entre los 1,114 y 1,12. Por ir al otro extremo, en gasolineras de dentro de la capital el litro puede llegar a costar 1,309.

La aplicación de navegación sigue ampliando sus servicios y ahora, además de llevarte de un punto a otro, amplía la información que ofrece durante los trayectos.

Elegir bien dónde repostar resulta casi vital para abaratar las vacaciones. Sobre todo en un momento en el que el precio de los carburantes parece no tener freno con el repunte que experimentado en los últimos tiempos por los precios del petróleo, “que es el principal componente del precio de los combustibles con un peso del entorno del 30% sobre su coste final”, explican desde el sector.

Llenar un depósito de 50 litros hoy llega a costar unos 70 euros con gasolina, mientras que si es de gasoil serían unos 63 euros. Echando un ojo a la hemeroteca y viendo comparativas con años anteriores, en 2009, cuando los combustibles tocaron sus niveles más bajos, se podía llenar el mismo depósito con 55 euros. Hoy en día con el ‘busque y compare’ las diferencias más extremas pueden hacer que el conductor se ahorre seis euros de una gasolinera a otra, si bien lo habitual, dado que las diferencias son tan poco sensibles, es que el ahorro medio apenas sea de 2,86 euros.

Aún es un misterio saber cómo continuará la tendencia esta semana que se inicia, pero la expectativa no es alentadora dado que la pasada, justo al inicio de la operación salida, los carburantes escalaron hasta un nuevo máximo anual. En concreto, el precio medio del litro de gasolina subió un 0,72% en apenas siete días y sumaron así siete semanas de alzas consecutivas. Desde mediados de octubre de 2014 no se alcanzaban máximos tan elevados, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. En el caso del gasóleo la tendencia alcista encadena once semanas de repunte, con niveles que no se veían desde 2018. El único consuelo es que el precio de la gasolina sin plomo 95 en España está por dejado de la media de la UE (unas 5 centésimas) y lo mismo ocurre con el diésel.

¿Cuáles son los motivos de este nuevo incremento de los carburantes? Aunque habitualmente se suelen buscar conflictos en los países exportadores para justificarlo, lo cierto es que en 2021 el único motivo es que estos han decidido frenar la producción para no invadir el mercado. El alza de los últimos meses ha venido de la mano del incremento del barril de Brent, referencia para Europa, de los que se están produciendo la mitad de los barriles diarios previstos inicialmente.

La incertidumbre del contexto actual no ayuda, así como las dudas sobre algunas decisiones de Bruselas como su confirmación de que a partir de 2035 no se permitirá la matriculación de ningún coche nuevo de gasolina, diésel o híbridos. En cualquier caso, y como ha sucedido también con el terrible alza del precio de la electricidad, el que acaba pagando estas cuitas es el consumidor final que estas vacaciones tendrá que limitar mucho sus desplazamientos si no quiere encontrarse sorpresas en la cuenta a final de mes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión