Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

El repunte de la covid deja 150 pacientes en el hospital, el doble en una semana, y el Servet amplía camas

La Comunidad suma otros 989 positivos y la incidencia supera los 400 casos por 100.000 habitantes. El Ayuntamiento de Borja pide un "último esfuerzo", al tener personal del centro de salud confinado.

Varias personas, ayer, a la espera de entrar a la carpa donde se hacen las pruebas diagnósticas en centro de salud de Torre Ramona.
Varias personas, ayer, a la espera de entrar a la carpa donde se hacen las pruebas diagnósticas en centro de salud de Torre Ramona.
Javier Belver

El aumento de los contagios –con alrededor de un millar diarios, 930 este viernes– ya está teniendo sus primeros efectos en los hospitales de Aragón, donde este viernes se atendía a 150 personas afectadas por coronavirus, casi el doble que los 79 ingresados de hace una semana. Esta situación ha obligado a reabrir la mitad de la planta 4º del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, que hasta ahora estaba bloqueada debido a la baja incidencia de casos. Por su parte, la situación sigue siendo desbordante en los centros de salud y en algunas localidades. En Borja, hay personal del ambulatorio confinado, por lo que se pidió limitar las visitas a los casos de urgencia.

Actualmente, en los hospitales se atiende a 129 infectados en planta, mientras que 21 se encuentran en las unidades de cuidados intensivos (uci), cuatro más en 24 horas. El Servet, junto con el Clínico, son los hospitales con más presión asistencial, al atender a 37 personas, la mayoría de ellas en planta. En el primero hay tres en la uci y el segundo tiene seis. Aunque estas cifras no son comparables a las registradas en los picos de anteriores –cuando había más de 400 hospitalizados– y hay camas suficientes, no dejan de ser preocupantes.

El presidente aragonés, Javier Lambán, destacó a través de su cuenta de Twitter que la "angustia" por el aumento de contagios solo la alivia "el bajo impacto en hospitales, ucis y muertes y el ritmo de la vacuna". En este sentido, hizo un llamamiento a que se "cumplan las normas" y, además, tendió la mano a los empresarios de la hostelería y el turismo, que "pronto" recibirán ayudas "importantes", y contarán con horarios más amplios. "En cuanto podamos", aseguró.

Borja y Benasque, a la cabeza

De momento, la incidencia no da tregua. Este viernes se notificaron 989 contagios, 29 menos que el día anterior, pero 259 más que hace una semana. Lo que eleva la incidencia acumulada a 402,6 casos por 100.000 habitantes a siete días, superando así los picos de todas las olas anteriores, excepto la ocurrida en octubre, tras los ‘no Pilares’, cuando se alcanzaron los 587,6 casos por 100.000 habitantes.

La mayor incidencia se da entre el grupo de 20 a 24, con 1.686,9, que está remitiendo desde hace casi una semana. El resto de edades continúan en ascenso, aunque a diferentes ritmos. Por provincias, la de Huesca es la que peor situación tiene, con una incidencia que supera los 444,1 contagios, le sigue Zaragoza, con 392,4; y Teruel, con 360,7.

En la jornada de ayer, por zonas básicas de salud, hasta 30 positivos se diagnosticaron en Borja, la mitad de ellos en la propia localidad y el resto, en los otros municipios que la conforman. "Se produce porque la enfermedad ha llegado a familias al completo. Los jóvenes que habían dado positivo ahora han contagiado a sus padres vacunados", explicó el alcalde Eduardo Arilla, quien incidió en que, aunque la situación de contagios es muy elevada, la gravedad es menor. "La mitad son asintomáticos y la otra mitad tienen síntomas leves", apuntó. "No quiero ni pensar qué hubiera pasado si estos contagios se hubieran producido en mayo", aseguró preocupado por la situación, que podría ser todavía peor si no existiera la alta tasa de vacunación actual. En este sentido, pidió un "último esfuerzo" a los jóvenes y que intenten "reducir sus salidas". "Solo queda un mes. A partir de la semana que viene se empieza a citar de 12 a 17 años", explicó.

A la elevada tasa de contagios, se añadió este viernes un nuevo problema: personal del centro de salud está confinado. Por ello, se pidió que se limiten las visitas a las "imprescindibles", puesto que este ambulatorio es el encargado de hacer las "innumerables" pruebas PCR, llevar a cabo la vacunación y atender el resto de patologías.

Por su parte, Castejón de Sos notificó 29 casos, vinculados directamente con Benasque; lo que ha generado una notable preocupación en la zona y ha llevado al Ayuntamiento, en palabras de su alcalde, Ignacio Abadías, "a extremar todavía más, si cabe, las medidas y protocolos sanitarios establecidos, ya de por sí seguidos a rajatabla". Abadías apela a la responsabilidad individual de los residentes y visitantes "como única manera de impedir la propagación de los contagios" y apuesta por la utilización de las mascarillas "en todo momento". Y recuerda que el consistorio ha cedido estos días al centro de salud una auxiliar administrativa para ayudar a conseguir una mayor agilidad en el tema de los rastreos de los posibles contagios.

El alcalde es consciente de que, si el aumento de casos sigue con la misma tendencia, "evidentemente" afectará al sector turístico" y reconoce que la hostelería está preocupada por esta situación. "Es un auténtico sinvivir", señaló el presidente de la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque, el hotelero José María Ciria, quien confió en que se esté llegando ya al momento álgido de esta nueva ola pandémica en la zona y en que "poco a poco va a ir remitiendo". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión