Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Olona cree que aún queda "margen" para lograr los objetivos de Aragón en la PAC

Planas y las autonomías acuerdan seguir trabajando pero el acuerdo está todavía muy lejos.

Conferencia Sectorial de Agricultura, celebrada ayer de manera presencial en el Ministerio.
Conferencia Sectorial de Agricultura, celebrada ayer de manera presencial en el Ministerio.
EP

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, mantiene la confianza en conseguir que la aplicación de la nueva PAC recoja los objetivos de la posición aragonesa. Reconoce que "queda margen", aunque es consciente de que este "es pequeño" y asume que habrá que "modular y matizar" las propuestas porque las diferencias son todavía muy evidentes entre las distintas Comunidades, por lo que "todas tendremos que perder algo".

Así lo manifestó tras la Conferencia Sectorial presencial que presidió el ministro de Agricultura, Luis Planas, y en la que participaron los responsables del ramo de las 17 autonomías. Una reunión en la que se alcanzó consenso para proseguir los trabajos de preparación del Plan Estratégico Nacional que tiene que estar en Bruselas antes del 31 de diciembre de 2021 si España no quiere arriesgarse a sufrir un retraso en los pagos. Pero poco más.

Llegaba este miércoles el ministro Luis Planas a la Sectorial de Agricultura con una propuesta bajo el brazo y la confianza de alcanzar un acuerdo "lo más amplio posible" sobre los "parámetros fundamentales" que definirán la redacción del Plan Estratégico Nacional para la aplicación de la Política Agrícola Común (PAC) 2023-2027. Era consciente de la complicación. Incluso lo reconocía minutos antes de que comenzara la reunión, al asegurar que había "unos 15 o 20 temas" en los que las comunidades mantienen "diversidad de posiciones".

Y por ello, la pretensión del ministro no pudo ser, aunque Planas aseguró que el encuentro había sido "satisfactorio y positivo" y en él se había dado un "debate rico, intenso y diverso". En lo que no hubo diferencias fue en el calendario de trabajo. La primera reunión está fechada para el próximo 21 de junio, será de carácter técnico e iniciará las conversaciones para definir el modelo que permitirá, con la flexibilidad que otorga Bruselas, el modelo de ecoesquemas que se aplicará a la realidad agrícola española.

"Siendo la principal novedad de esta PAC y teniendo en cuenta que suponen el 25% del presupuesto del primer pilar (ayudas directas), los ecoesquemas no tienen un grado de maduración suficiente", detalló el consejero aragonés.

Mucho menos concreta es la fecha para una nueva sectorial. Será "a finales de septiembre o comienzos de octubre", explicó el ministro, y en ella se validarán los ecoesquemas y se abordará el estado de avance en el que se encuentre el Plan Estratégico Nacional.

Hasta entonces queda camino por recorrer porque, como reconoció Olona, el documento propuesto por el Ministerio "es una buena base para trabajar, pero todavía no cumple las condiciones ni satisface suficientemente a prácticamente ninguna comunidad autónoma".

Los desacuerdos

En la propuesta del Ministerio, el 60% de los 4.800 millones que llegan cada año a España tendrán como destino el apoyo a las rentas, mientras que 1.200 millones se dedicarán a los ecoesquemas. Nada que decir en este aspecto por parte de los consejeros porque esta es una imposición de Bruselas.

Planas aseguró que el Gobierno español apuesta por una PAC más justa, más social y más sostenible y para conseguirlo, detalló el ministro, propone reducir las regiones agronómicas de las 50 actuales a "un máximo de 20" y que en 2027 se haya alcanzado el 85% de la convergencia. Los derechos históricos desaparecen, pero el Ministerio no se plantea abordar esta eliminación hasta 2025. Y para la definición del agricultor activo (que ya no genuino) se apuesta por considerar a aquellos profesionales afiliados al régimen especial de la seguridad social o cuyos ingresos agrarios supongan como mínimo el 25% del total de los ingresos, además de aquellos cuyas ayudas PAC alcanzan un máximo de 5.000 euros. Considera el ministerio que con estas condiciones se tiene en cuenta también a los diferentes modelos de productores que existen en España, como aquellos que se dedican a tiempo parcial.

Es precisamente en estos puntos en los que el consejero Olona mostró su desacuerdo. Porque como ha insistido en reiterada ocasiones, Aragón es más exigente en dichos requisitos porque el objetivo es que las ayudas prioricen a los agricultores y ganaderos profesionales y a las explotaciones familiares. Para lograr este objetivo es condición "sine qua non la supresión de los derechos históricos", señaló. Por eso, tampoco comparte el consejero el ritmo propuesto para la convergencia -que no existan diferencias en los pagos por hectáreas que reciben los beneficiarios dentro de una misma región productiva-, ya que la Aragón defiende que esta sea al 100% y en el momento mismo en que entre en vigor la PAC, es decir 2023.

Mujeres y jóvenes

No todo son diferencias. Olona recordó que el documento recoge propuestas en las que todas las comunidades están de acuerdo. Entre ellas que un 3% del presupuesto se destine a impulsar el relevo generacional y que se de prioridad a las ayudas en favor de las mujeres en las ayudas directas, una propuesta, recordó con satisfacción el consejero, que fue precisamente planteada por Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión