Aragón
Suscríbete

curiosidades

Seguros contra incendios, tormentas y... abducciones alienígenas

Aunque en Aragón los seguros son mucho más sensatos y costumbristas, en Estados Unidos existen pólizas extravagantes que (supuestamente) protegen incluso contra los vampiros y las invasiones ‘zombie’.

El secuestro extraterrestre es un supuesto contemplado en Estados Unidos.
El secuestro extraterrestre es un supuesto contemplado en Estados Unidos.
Pixabay

En 2007 Iker Casillas aseguró sus manos. Muchos pensaron que se trataba de una excentricidad o de una estrategia comercial y algo de eso había, tanto por parte del portero como de la compañía aseguradora. Lo que pocos sospecharon entonces es que este ‘capricho’ era en realidad la punta del iceberg de un mercado que aún estaba por explorarse: el de los seguros y pólizas curiosas, exóticas, extravagantes.

En Aragón es cierto que no se han prodigado en exceso y apenas pueden rastrearse cláusulas divertidas como la protección contra “travesuras de los niños” en el seguro del hogar o la de garantizarse una boda sin lluvia: parece que lo de llevar huevos a las Clarisas no daba buen resultado. Fuera de nuestras fronteras, sin embargo, se han llegado a firmar hasta 60.000 pólizas que cubren situaciones tan extrañas como una hipotética abducción extraterrestre.

“No solo se asegura el caso de secuestro alienígena. También hay otros servicios cubiertos como los de atención psiquiátrica, quemaduras, psicosis transportadora o lesiones por exámenes extraterrestres”, explican desde Acierto.com, la web del comparador de seguros, en lo que parece una broma, pero no. De hecho, el chiste tiene su miga y es que los seguros de vida no se responsabilizan en caso de desaparición (han de pasar diez años para considerar la muerte) y una abducción… vaya usted a saber cómo se demuestra aquello.

Siguiendo la premisa de que “cualquier riesgo posible es asegurable”, en varios países anglosajones existen también coberturas contra las invasiones de muertos vivientes o el temor que provocan los fantasmas. Una casa encantada no se asegura por el mismo importe que un chalé soso y ramplón. Las aseguradoras españolas no han caído en la tentación de contemplar estos supuestos por más que sí recomiendan proteger las casas vacías o incluir cláusulas contra las humedades (que pueden acabar resultando caras de Bélmez).

"Los seguros del hogar han perdido su filosofía original y se han convertido en seguros a la carta o de mantenimiento de las cosas de casa"

“Dentro de las cláusulas y garantías de los seguros ahora ya se incluye de todo. Es habitual, por ejemplo, la existencia de una cobertura de ‘choques con aeronaves’, aunque no sea una situación que se dé comúnmente a no ser por la proliferación de drones”, explica Juan Carlos Samitier, corredor de seguros. Este experto admite que los seguros de hogar, por ejemplo, han perdido su filosofía originaria y “realmente lo que se parecen más a seguros a la carta o de mantenimiento de las cosas de casa”. Cuenta Samitier que hace pocos días el hijo de un amigo “iba con unas muletas y enredando con una de ellas le partió los dientes a un compañero”. Resulta que eso también está cubierto con una acepción amplia de la responsabilidad civil. También las barrabasadas que pudieran hacer las mascotas tendrían su cobertura bajo el mismo epígrafe, si bien según el último informe de la patronal de aseguradoras Unespa, los animales de compañía de Aragón están entre los menos problemáticos de todo el país con apenas un 2,57% de percanes y lejos del 13% de Madrid.

La gran mayoría de seguros que se suscriben en Aragón tienen que ver con esta misma responsabilidad civil de diversas actividades o espectáculos y con la protección de las producciones agrícolas y ganaderas. Sus enemigos, lejos de ser los marcianos que aterrizan en surcos de maíz o el chupacabras, son la sequía, las heladas, el pedrisco y hasta el viento huracanado. “Junto con los Balcanes y la zona argentina de Mendoza, Aragón es una de las zonas con más tormentas de pedrisco del mundo”, explican en el sector, al que -con razón- sigue preocupando más la sequía en los pastos que los vampiros.

En época de pandemia las aseguradoras han estado avispadas a la hora de desarrollar ampliamente y especializarse en los llamados “seguros de cancelación”. Estos solían ofrecer soluciones para festivales, conciertos y otros espectáculos deportivos, pero ahora dan cobertura, incluso, a reuniones familiares como los bautizos y las bodas. En el caso de que se cancele una ceremonia nupcial por motivos de fuerza mayor como una gran tormenta o que los proveedores no hayan podido cumplir con su trabajo, la aseguradora se ve obligada a desembolsar parte del importe de los gastos de reorganización de la boda. Eso sí, la letra pequeña dice que no se hace cargo de la incomparecencia de uno de los contrayentes por arrepentimiento.

También con motivo de la covid la agencias de viajes han desarrollado un amplio paquete de ‘casuísticas’ de cancelaciones, si bien “lo que ahora está más de moda es el tema de los ‘hackers’ y los ciberataques”, explica Samitier.

Valiosas obras expuestas en el pabellón de la Santa Sede de la Expo.
Valiosas obras expuestas en el pabellón de la Santa Sede de la Expo.
Heraldo

Cuentan en el sector de Mediadores de Seguros que el momento de más actividad y movimiento en Zaragoza llegó en 2008, sobre todo, habida cuenta de las muchas y valiosas obras de arte que recalaron a orillas del Ebro con motivo de la Expo. Habrá quién recuerde que en el pabellón de la Santa Sede había un magnífico tapiz flamenco del siglo XV y en el de Italia las maquetas de escafandras de Leonardo o la Venus Esquilina. Trasladar piezas de arte suele ser engorroso por las licencias y los exigentes seguros que se precisan, aunque fuera desde la vecina Castilla y León que pasó por Ranillas un cráneo de Atapuerca y una tabla de Berruguete.

Algunas empresas se protegen contra la fuga de trabajadores si les toca el Gordo de Navidad

Entre curiosidades más recientes, existe otra póliza un tanto extraña a la que se aferran las empresas cuando llega la temporada navideña. ¿Cuál? La que les cubre las espaldas en caso de fuga de empleados si les toca la lotería de Navidad. En realidad, con los millones del Gordo sería difícil que nada ni nadie pudiera impedir la marcha masiva de los trabajadores que hubieran ganado la lotería, pero hay aseguradoras que sí ofrecen hacerse cargo de los gastos derivados de contratar a una agencia de selección de personal y de asumir el coste de las horas extras de lo no afortunados el 22 de diciembre.

¿Que la posibilidad es una entre 100.000? Sí, pero también en el siglo XIV era harto improbable cruzarse con piratas en alta mar y fue precisamente entonces cuando -cuentan- surgieron los seguros. Después, se ampliaron también a los naufragios y, según los libros de historia, fue el gran incendio de Londres de 1666 el que hizo que la popularidad de estas coberturas se disparara. Y su propagación ha sido tal y tan dispar que hoy en día cualquiera de nosotros puede incluir las trastadas de sus hijos en el seguro del hogar y puede asegurarse también, si tiene alta autoestima, su trasero por una cifra millonaria como han hecho ya Jennifer López, Janet Jackson, Mariah Carey y tantas otras. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión