Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La oposición ve un cambio meramente estético en la remodelación del Gobierno y los socios, una oportunidad para Aragón

El PP critica la "huida hacia adelante" de Sánchez y Cs duda de la capacidad de maniobra de Alegría con la ley Celaá. CHA y PAR esperan que la ministra traslade las reivindicaciones de la región.

Beamonte, Pérez, Morón, Sanz, Palacín y Aliaga.
Beamonte, Pérez, Morón, Sanz, Palacín y Aliaga.
HA

La revolución en el Gobierno de Pedro Sánchez no convence a la oposición en Aragón. Para Luis María Beamonte, líder autonómico del PP, los cambios demuestran "un fracaso absoluto" del proyecto del dirigente socialista, a quien acusó de imponer "un ritmo equivocado" y buscar "una huida hacia adelante" mediante modificaciones "meramente estéticas".

También confió en que la llegada de Pilar Alegría al Ministerio de Educación "suponga el fin del sectarismo" impuesto por Isabel Celaá, así como que sepa garantizar "la libertad y la calidad educativa", que debe ser, según Beamonte, "su única prioridad".

Por su parte, el coordinador autonómico de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, destacó que, aunque el Ejecutivo haya pasado por chapa y pintura, "el coche y el motor siguen siendo el mismo". "El problema es el mismo: que Sánchez continúa al frente y no tiene ningún escrúpulo en hacer lo que sea necesario para mantenerse en el poder", afirmó.

A su juicio, el nombramiento de Alegría "no cambia el guion", dado que "el futuro a medio plazo de la Educación ya está marcado con la firma de Rufián y Otegui en la nueva ley". "No va a evitar que Sánchez siga cediendo ante los independentistas y los populistas de Podemos", agregó.

Ciudadanos, avanzó Pérez Calvo, le pedirá a Alegría "lo mismo que a todos los ministros de Educación". Es decir, que apueste por conseguir "de una vez por todas" un pacto nacional por la educación. "La ley Celaá salió aprobada con el menor consenso posible y en contra de la mitad de los españoles. Lo que necesitamos es un cambio radical de actitud, pero con Sánchez es imposible", dijo.

Más duro se mostró Santiago Morón, portavoz de Vox en las Cortes, quien arremetió contra la "nefasta gestión sanitaria" del Gobierno de coalición, al que acusó de haber fallado a los españoles "en todos los frentes" y de apoyar la legislatura en unos socios "con los que dijo que nunca pactaría". Respecto a Alegría, incidió en que "heredará una ley que Vox ha recurrido ante el Constitucional". "Va a seguir siendo fuente de desencuentros entre su Ministerio y la comunidad educativa, un difícil reto pese a la confianza que Sánchez ha depositado en ella", dijo.

Por su parte, Álvaro Sanz, coordinador general de IU-Aragón, deseó que los cambios propuestos por el presidente del Gobierno "favorezcan la agenda social". "Los derechos humanos, la cultura, la ciencia, la investigación, la educación pública y el reto territorial requieren de un impulso decidido para el que esperamos sirva esta remodelación. Ahora es el momento de la política, confiamos en que estos cambios profundicen en ese diagnóstico en la dirección correcta", manifestó.

Una aliada en la Moncloa

Entre los socios del cuatripartito, el presidente de CHA, Joaquín Palacín, mostró su deseo de que la presencia de una ministra aragonesa sirva "para abordar más a fondo los grandes retos de la Comunidad". "La nueva reorganización supone cambios en áreas especialmente sensibles para Aragón, como son los retos en materia de transportes e infraestructuras", recordó. Aludió, asimismo, a los cambios en "ámbitos clave" que aún necesita la nueva ley de educación. Sobre todo en lo relacionado con la calidad de la enseñanza o el refuerzo de la inspección. "Desde CHA se espera una gestión en la que haya entendimiento y coordinación entre el equipo de Gobierno para evitar espectáculos tan lamentables como el vivido esta semana", dijo.

A su vez, el presidente del PAR, Arturo Aliaga, aseguró que tener a una aragonesa "solvente" en el Consejo de Ministros y que conoce "muy bien" la realidad del territorio es una buena noticia. "Sería un buen momento para definir una agenda aragonesa de asuntos de interés para la Comunidad y para España; para trabajar en estrecha colaboración y coordinación", comentó. Para el también vicepresidente de Aragón, "ella más que nadie puede influir y trasladar a los ministros –y sobre todo al presidente– las históricas reivindicaciones de Aragón".

"Y a los demás ministros, les pido una especial sensibilidad, que dediquen un poquito de tiempo a los temas que nos afectan", agregó. Mientras, desde Podemos-Aragón se limitaron a decir que el partido valorará este domingo los cambios a nivel estatal y que su secretaria general y consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, ya le transmitió este sábado personalmente su enhorabuena a su antecesora al frente de la Consejería.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión