Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

entrevista

José Víctor Nogués: "Aragón tiene que apostar por cooperativas comarcales con servicios mancomunados"

Ocupa la presidencia de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón desde 2014, cargo para el que acaba de ser reelegido.

José Victor Nogués, en la sede de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón.
José Victor Nogués, en la sede de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón.
Guillermo Mestre

Su reelección para ocupar la presidencia de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón llega en un escenario bien distinto al que había cuando llegó al cargo por primera vez. ¿Le obliga eso a cambiar su hoja de ruta?

Habrá que cambiar las prioridades porque el escenario es muy distinto, sobre todo después de lo que ha pasado con Arento. Tendremos que aprender de los errores y no volver a cometerlos y definir y trabajar por un modelo de cooperativas comarcales en las que aúnen los servicios y con el que seamos capaces de cooperar y seguir adelante para llegar a los mercados con los productos aragoneses. En las cooperativas sabemos hacer muy bien las cosas cuando se trata de producir, pero nos falta el último paso, la comercialización. Y para ello, insisto, el modelo por el que tenemos que apostar en Aragón es por un cooperativismo comarcal en el que se mancomunen servicios y se ahorren costes.

¿Cómo ha sorteado el cooperativismo el complicado 2020?

Lo hemos llevado más o menos bien, pero con luces y sombras. Hemos demostrado que somos capaces de seguir abasteciendo los mercados en las situaciones más complicadas. Pero vemos que ahora que llegan las ayudas covid y que tanto se habla de los fondos de recuperación económica, el sector primario nos vamos a quedar otra vez a la cola, y no entendemos por qué. Si para unas cosas hemos sido esenciales, también lo tendríamos que ser para las ayudas.

¿El cooperativismo ha presentado proyectos para acceder a esos fondos europeos?

Sí, tenemos proyectos interesantes. Hemos presentado una propuestas de electrolineras que esperemos que salga adelante.

¿La crisis de Arento ha empañado la imagen del cooperativismo? ¿Ha hecho que el sector esté viviendo ahora su peor momento?

La verdad es que la situación de Arento (en concurso de acreedores) está dejando bastante crisis en la provincia de Zaragoza. Cinco o seis cooperativas lo están pasando francamente mal, aunque afortunadamente creo que lo vamos a superar, pero va a ser duro. Lo que tenemos que entender, y así lo estamos apoyando desde la federación, es que el modelo de grandes estructuras no se adapta al modelo de gestión transparente y democrática. Y es curioso porque grupos de autonomías vecinas con este tipo de modelo están viniendo a darnos lecciones. Creo que necesitamos que nos den pocas lecciones, lo que necesitamos es hacer cooperativismo aragonés y defender nuestra tierra. Yo en esto soy muy crítico porque la experiencia nos dice que de fuera no nos van a traer nada bueno.

¿Qué está haciendo Cooperativas Agroalimentarias de Aragón ante esta situación y para evitar la ‘fuga’ de cooperativas hacia esos "grupos de fuera"?

Estamos trabajando con el Gobierno de Aragón y especialmente con el consejero de Agricultura, al que ya hemos trasladado nuestra defensa por un cooperativismo comarcal. Vamos a impulsar la colaboración entre cooperativas de cada comarca para que realicen compras y ventas en común, para que estas operaciones las lleven a cabo cooperativas con sede en Aragón y que pagan sus impuestos en Aragón.

Usted siempre ha insistido en la necesidad de abordar fusiones e integraciones para ganar dimensión. ¿Lo exige también ese modelo comarcal de cooperativismo que defiende?

Yo no quiero perder el origen, pero tenemos claro que para exportar hay que ganar dimensión. Tenemos que dejar de lado los localismos porque no nos llevan a ningún sitio y sin perder nuestros orígenes tenemos que llegar a los mercados internacionales. Creo que eso podemos hacerlo sin crear macroempresas, porque con un gestión transparente y una estructura pequeña se pueden hacer grandes cosas. Claro que para eso tiene que haber voluntad de los socios, pero también de los gerentes y de los consejos rectores. Lo que no puede ser es que un pueblo haya tres cooperativas, pero insisto en que eso no quiere decir que hagan falta megaestructuras en las que al final los beneficios se los comen los elevadísimos costes.

Es presidente de la cooperativa Los Monegros que está ahora inmersa en un proyecto de gallinas camperas. ¿Las cooperativas tiene que diversificar su actividad?

Si queremos estar en el mercado e intentar que los socios y sus explotaciones sean rentables tenemos que diversificar, porque en cualquier momento nos puede llegar una crisis y si solo nos basamos en un producto pues mal nos irán las cosas. Es en los años duros cuando se deben enfrentar estos retos e invertir en nuevos sectores para poder salir adelante en momentos complicados. Es cierto que requiere esfuerzo y que hay que trabajar muchísimo, pero también es verdad que tenemos que dedicarnos a más producciones que el maíz, la alfalfa o la cebada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión