Aragón
Suscríbete

cultura

Leer en 'eBook': "Parecía que se iba a comer al libro de papel y no ha sido así"

El 27,9% de los hogares de Aragón tenían lector de libros electrónicos en 2019, según una encuesta de la DGA. Los libreros subrayan que la experiencia del papel sigue siendo la más valorada por los lectores.

Una joven lee en un libro electrónico en un banco, en una imagen de archivo.
Una joven lee en un libro electrónico en un banco, en una imagen de archivo.
J. Bona

El presidente de la Asociación de Librerías de Huesca, Víctor Castillón, recuerda que cuando se empezó a comercializar el libro electrónico o 'eBook' en nuestro país -allá por 2007- los agoreros decían que los de papel tenían los días contados. "En una charla a la que asistí hablaron de que en el año 2010 no habría librerías", señala, al tiempo que resalta que recientemente una adolescente acudió a su librería, en Barbastro, para comprar un ejemplar que previamente había leído en formato digital.

El tiempo ha revelado que no son mundos enfrentados y que no son pocas las personas que compaginan ambos. "Muchos lectores son multiformato. Se ha establecido un equilibrio y creo que se irá modificando con la entrada de los lectores más jóvenes, que han conocido más la experiencia electrónica. Pero en esto hay de todo. Hay una contradicción: algunos escolares no ven el libro de papel por ningún sitio y, sin embargo, el libro infantil en papel es uno de los sectores que más está creciendo", advierte Álvaro Manso, portavoz de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal). A lo que hay que sumar el tirón de la literatura juvenil, "sobre todo en femenino", apunta, por su parte, Castillón.

Según la encuesta del Instituto Aragonés de Estadística sobre equipamiento y usos de las tecnologías de la información en los hogares de la Comunidad, el 27,9% de ellos (de un total de 471.109) tenían lector de libros electrónicos en 2019. Un dato que representa casi un 2% más que en 2017, con un 25,7% (eso sí, sobre 480.654 viviendas).

En los últimos cuatro años, la media de lectura digital a nivel nacional se ha situado  entre el 20%-25% respecto a la lectura global, tal y como indica el portavoz de Cegal coincidiendo con el Día Mundial del Libro Electrónico, que se celebra este domingo. Manso también se refiere a un reciente estudio de los editores de España que refleja que en 2020 creció hasta un 30% debido a la covid. "Pero a la vuelta del confinamiento se estableció de nuevo en poco más del 25%. Al igual que pasó con las horas de lectura, que se ganó una hora al día y después pasó a una ganancia de media hora semanal", explica.

Asimismo, este librero de Burgos destaca el aumento de ventas de libros en papel desde 2019. "La preferencia es altísima respecto al electrónico, la experiencia del papel sigue siendo la más valorada por los lectores. En mi opinión este va a continuar siendo el protagonista y habrá un porcentaje para cada uno de los distintos formatos adaptándose a las situaciones de cada lector. Ahora se compite también con los audiolibros, su implantación lleva solo dos años y en los países nórdicos está ya en el 20% de lectores", afirma.

También Óscar Martín, presidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, subraya que "la mayoría" del público utiliza "exclusivamente" el soporte en papel. "Cuando el libro electrónico salió parecía que se iba a comer al libro de papel y que poco a poco se iba a abrir paso en el mercado. La experiencia que tenemos es que no ha sido así. Tuvo su momento de repunte, como cualquier novedad, pero no fue mucho más. El lector sigue teniendo sensaciones con el papel que no tiene con el digital y la mayoría que lee en 'eBook' suele compartir ambos formatos", asegura.

"Para 3 o 4 operadoras tecnológicas"

Hay que destacar que los libros electrónicos están fuera del mercado de las librerías. El librero oscense Víctor Castillón los vendió dos navidades, pero no funcionó. "No conozco ninguna librería en Aragón que trabaje lo digital. Algunas tienen en su web un apartado de descarga de 'eBook', pero es totalmente minoritario. Está hecho para tres o cuatro operadoras tecnológicas con capacidad para gestionar eso", explica.

Por su parte, el portavoz de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros advierte de que en el mercado digital es "donde más piratería se da". "Mucha gente no compra ningún libro de plataformas sino que se los baja", sostiene Manso, quien también destaca que el préstamo de 'eBook' en bibliotecas ha ido en aumento desde que se implantó hace cuatro años.

Más allá del soporte que uno elija lo importante es leer porque, como dice el presidente de la Asociación de Librerías de Huesca, cada uno tiene sus lectores fieles y muchos los compaginan. "Durante la pandemia se ha reforzado el pequeño comercio y se ha atomizado la venta de libros. Se han comprado en las librerías de barrio", comenta Castillón, que pone a 'El infinito en un junco', de Irene Vallejo; 'La reina roja', de Juan Gómez-Jurado; y 'El mercader de libros', de Luis Zueco, como libros de éxito.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión