Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Torrellas, el pueblo que recupera a los ‘habitantes’ de las huertas

El municipio zaragozano ha creado un proyecto para recuperar los espantapájaros. Y es que estos muñecos de paja que antes ‘poblaban’ las huertas, ahora ya no son fáciles de ver en ellas.

Bárbara, la nueva 'vecina' que da la bienvenida a Torrellas
Bárbara, la nueva 'vecina' que da la bienvenida a Torrellas
Ayuntamiento de Torrellas

Ganas de colaborar, de crear un proyecto en común y de dar luz a las calles. Los municipios aragoneses están demostrando que, tras más de un año sin poder reunirse como están acostumbrados, quieren seguir sintiéndose parte de una comunidad. Un bosque encantado en el que habitan hadas y duendes han creado en Bureta, los árboles de La Zaida ya lucen sus mejores galas y, ahora, el municipio zaragozano de Torrellas ha decidido recuperar a los ‘habitantes’ más característicos de las huertas: los espantapájaros.

“La idea surge a través de una noticia, que recibió nuestra alcaldesa, Pilar Pérez, de un pueblo gallego que no solo ha recuperado los espantapájaros en sus huertas, sino que además ha logrado atraer a visitantes gracias a la iniciativa”, explica Vicente Ortega, concejal de Cultura de Torrellas. Y es que tropezarse con un espantapájaros al recorrer los campos era muy habitual hace tan solo unos años, sin embargo, la presencia de estos característicos ‘habitantes’ se ha desvanecido y ahora verlos resulta “curioso”. “Además, en Torrellas, los huertos están muy cerca del casco urbano y creímos que recuperar estos muñecos de paja arrancaría una sonrisa a más de uno”.

De hecho, así ha sido. “Llaman hasta demasiado la atención”, asegura el concejal de Cultura. “A los vecinos, pero también a los visitantes, les gustan mucho. Unos los saludan cada día, pero también estos espantapájaros han dado algún que otro susto. No dejan indiferentes a nadie”.

Color no les falta, pero tampoco originalidad. Los 11 espantapájaros con los que ya cuenta la localidad son singulares, debido a que los vecinos han contado con total libertad creativa para darles darles vida. “La estructura de todos es la misma, con dos palos cruzados, vestidos con ropa vieja y rellenos de paja, pero el diseño lo decidía el artífice”, anota Ortega. “Así, podemos encontrar espantapájaros más modernos o más clásicos. Eso sí, no me preguntes por mi favorito porque es imposible escoger. Todos son especiales”.

Camisas de cuadros, vaqueros, chaquetas, pañuelos, sombreros de paja o disfraces visten estos espantapájaros que ya atraen a visitantes. “Muchos complementan su visita al arte urbano de la localidad con esta nueva iniciativa, pero ya hemos observado que otros se desplazan hasta aquí únicamente para encontrarlos”, cuenta el concejal de Cultura de Torrellas. “Asimismo también espantan a los pájaros de las huertas. Y es que aunque no estén concebidos, en este caso, para ello, siguen cumpliendo la función para la que fueron creados en su momento”.

Hasta este municipio, conocido por sus murales que llenan de color las calles, se tendrán que desplazar todos aquellos que lo deseen para ver los mensajes que lanzan estos nuevos ‘vecinos’ de paja. “Queríamos poner nuestro toque personal al proyecto y, por eso, decidimos que de cada espantapájaros colgase un cartel con un dicho o una frase”, indica Ortega.

Vista la acogida que ha tenido, desde el Ayuntamiento ya piensan en una nueva edición. “Nos encantaría seguir con la iniciativa, pero sí que es cierto que quizás no podremos optar por aumentar nuestra familia de espantapájaros, sino que tendremos que renovarlos”, afirma el concejal. “La realidad es que las lluvias y el sol no ayudan a que se mantengan en buen estado”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión